Invitamos a los buscadores de la verdad a contactar con nosotros.

Seguir al Cordero y cantar nuevos cánticos

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Ancho de página

0 Resultado(s) de búsqueda

No se encuentra los resultados.

15 Cuando resuena la salva del reino

I

La Era del Reino es distinta del pasado.

No concierne a lo que el hombre hace.

Dios desciende y hace Su obra Él mismo;

el hombre no la puede concebir ni alcanzar.

Al empezar la construcción del reino,

la encarnación de Dios comienza Su ministerio.

El Rey toma el poder soberano.

El reino ha descendido al mundo.

Todos tienen el amor y la compasión de Dios,

pero también Su juicio y pruebas.

Él ha sido piadoso y cariñoso con los hombres,

incluso cuando habían sido corruptos.

Dios una vez infligió castigo,

incluso cuando se habían entregado a Él.

¿Acaso no están todos viviendo

el sufrimiento y refinamiento de Dios?

Cuando resuena la salva del reino,

los siete truenos repican también.

Convulsiona el cielo y la tierra,

sacude el empíreo;

el hombre se conmueve.

Un himno al reino se eleva

en la nación del gran dragón rojo,

que prueba que Dios le destruyó su nación

y estableció Su reino en la tierra.

II

Dios ahora envía a Sus ángeles

a todas las naciones del mundo

a guiar a Sus hijos y a Su pueblo.

Eso ayuda a la siguiente etapa de Su obra.

Dios lucha en la guarida del dragón rojo.

Cuando la gente conoce a Dios, ve Sus actos,

los ve gracias a Dios encarnado, encarnado,

esta guarida desaparecerá y será cenizas.

Dios ahora desciende al hogar del dragón rojo,

Él mira a todo el universo.

El firmamento, el firmamento se agita.

¿Hay algún lugar que se libre del juicio de Dios

o de los desastres que Él trae?

Dios siembra semillas de desastres por donde Él va.

Es un acto de salvación, de amor por el hombre.

Dios desea hacer que incluso más gente

lo llegue a conocer y ver,

y así veneren a este Dios que no podían ver

todos esos años, pero que hoy es tan real.

Adaptado de ‘Capítulo 10’ de Las palabras de Dios al universo entero en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior:El juicio de Dios ha llegado por completo

Siguiente:El tabernáculo de Dios ha llegado al mundo