Pregunta 6: El Partido Comunista de China es un partido ateo, un grupo demoníaco de lo más hostil a Dios y a la verdad. El demonio es la personificación de Satanás. El demonio, el enemigo declarado de Dios, es la reencarnación de Satanás y los malos espíritus. Por lo tanto, cuando Dios se aparece en la carne y obra en China en los últimos días, es inevitable que se enfrente a la represión y la persecución demenciales del Partido Comunista de China. No obstante, la mayoría de los pastores y ancianos de la comunidad religiosa son siervos de Dios que conocen la Biblia. Ellos, no sólo no buscan ni estudian la obra de Dios Todopoderoso en los últimos días, sino que la juzgan, la condenan y se oponen a ella de manera frenética. ¡Esto es increíble! No es ninguna sorpresa que el Gobierno del Partido Comunista de China condene la obra de Dios. ¿Por qué también los pastores y ancianos religiosos se oponen a la obra de Dios y la condenan?

Respuesta: Dios se ha encarnado dos veces. Las dos veces ha tenido que afrontar la oposición, condena y persecución conjuntas de la comunidad religiosa y de los gobiernos del mundo. Esto demuestra que “El camino verdadero ha sufrido persecuciones desde tiempos remotos”. Muchas personas no saben discernir este asunto. En concreto, la condena desenfrenada de los líderes religiosos hacia la obra de Dios les parece increíble. En realidad, esto no tiene nada de raro. En aquel tiempo, cuando el Señor Jesús se apareció para realizar Su obra, primero fue frenéticamente condenado, blasfemado y arrestado por los sumos sacerdotes, escribas y fariseos del judaísmo. Estos hechos quedaron escritos de forma clara en la Biblia. Se suponía que esos sumos sacerdotes, escribas y fariseos enseñaban la Biblia y servían a Dios. ¿Por qué condenaron, persiguieron y acosaron al Señor Jesús encarnado? ¿Acaso porque su fe en Dios tuviera por objeto crucificar al Señor Jesús cuando viniera? ¡De ningún modo! ¿Por qué cometieron semejantes actos contra Dios? Dios Todopoderosoha revelado el misterio aquí. Leamos unos pasajes de la palabra de Dios Todopoderoso.

Dios Todopoderoso dice: “¿Deseáis conocer la raíz de la oposición de los fariseos a Jesús? ¿Deseáis conocer la esencia de los fariseos? Estaban llenos de fantasías sobre el Mesías. Aún más, sólo creían que Él vendría, pero no buscaban la verdad-vida. Por tanto, incluso hoy siguen esperándole, porque no tienen conocimiento del camino de la vida ni saben cuál es la senda de la verdad. Decidme, ¿cómo podrían obtener la bendición de Dios tales personas insensatas, tozudas e ignorantes? ¿Cómo podrían contemplar al Mesías? Se opusieron a Jesús porque no conocían la dirección de la obra del Espíritu Santo ni el camino de la verdad mencionado por Jesús y, además, porque no entendían al Mesías. Y como nunca le habían visto ni habían estado en Su compañía, cometieron el error de aferrarse en vano al nombre del Mesías mientras se oponían a Su esencia por todos los medios posibles. Estos fariseos eran tozudos y arrogantes en esencia, y no obedecían la verdad. El principio de su creencia en Dios era: por muy profunda que sea Tu predicación, por muy alta que sea Tu autoridad, no eres Cristo a no ser que te llames el Mesías. ¿No son estas opiniones absurdas y ridículas? Os pregunto de nuevo: ¿No es extremadamente fácil para vosotros cometer los errores de los antiguos fariseos, dado que no tenéis el más mínimo entendimiento de Jesús? ¿Eres capaz de discernir el camino de la verdad? ¿Puedes garantizar realmente que no te opondrás a Cristo? ¿Eres capaz de seguir la obra del Espíritu Santo? Si no sabes si te opondrás o no a Cristo, entonces Yo digo que ya estás viviendo al filo de la muerte. Los que no conocían al Mesías fueron todos capaces de oponerse a Jesús, de rechazarlo, de difamarlo. Las personas que no entienden a Jesús son capaces de rechazarlo y vilipendiarlo. Además, son capaces de ver el regreso de Jesús como el engaño de Satanás, y más personas condenarán el retorno de Jesús a la carne. ¿No os asusta todo esto? Lo que afrontáis será blasfemia contra el Espíritu Santo, la ruina de Sus palabras a las iglesias y el rechazo de todo lo expresado por Jesús. ¿Qué podéis obtener de Él si estáis tan confundidos? ¿Cómo podéis entender la obra de Jesús cuando Él vuelva a la carne sobre una nube blanca, si os negáis obstinadamente a ser conscientes de vuestros errores? Os digo esto: las personas que no reciben la verdad, pero que esperan ciegamente la llegada de Jesús sobre nubes blancas, blasfemarán sin duda contra el Espíritu Santo y pertenecen a la categoría que será destruida” (‘En el momento que contemples el cuerpo espiritual de Jesús, Dios ya habrá vuelto a crear el cielo y la tierra’ en “La Palabra manifestada en carne”).

Hay algunos que leen la Biblia en grandes iglesias y la recitan todo el día, pero ninguno de ellos entiende el propósito de la obra de Dios. Ninguno de ellos es capaz de conocer a Dios y mucho menos es conforme a la voluntad de Dios. Son todos personas inútiles y viles, que se ponen en alto para enseñar a Dios. Se oponen deliberadamente a Él mientras llevan Su estandarte. Afirman tener fe en Dios, pero aun así comen la carne y beben la sangre del hombre. Todas esas personas son diablos que devoran el alma del hombre, demonio jefes que estorban a aquellos que tratan de entrar en la senda correcta y obstáculos que amenazan a los que buscan a Dios. Pueden parecer de ‘buena constitución’, pero ¿cómo van a saber sus seguidores que no son más que anticristos que llevan a la gente a levantarse contra Dios? ¿Cómo van a saber sus seguidores que son diablos vivientes dedicados a devorar a las almas humanas?” (‘Todas las personas que no conocen a Dios son las que se oponen a Él’ en “La Palabra manifestada en carne”).

Mira a los líderes de cada denominación: son todos arrogantes y farisaicos y sus interpretaciones de la Biblia carecen de contexto y están guiadas por sus propias imaginaciones. Todos confían en los dones y la erudición para hacer su obra. Si fueran incapaces de predicar nada, ¿les seguirían las personas? Después de todo, poseen cierto conocimiento y pueden predicar sobre cierta doctrina o saben cómo convencer a los demás y cómo usar algunos artificios. Los usan para llevar a las personas ante ellos y engañarlas. Esas personas creen en Dios sólo de nombre, pero, en realidad, siguen a sus líderes. Cuando se encuentran con alguien que predica el camino verdadero, algunos de ellos dicen: ‘Tenemos que consultarle a nuestro líder respecto a nuestra creencia’. Un ser humano es el medio de su fe en Dios. ¿No es esto un problema? ¿En qué se han convertido, pues, esos líderes? ¿Acaso no se han vuelto fariseos, falsos pastores, anticristos y obstáculos para que las personas acepten el camino verdadero?” (‘Solo buscar la verdad es creer verdaderamente en Dios’ en “Registros de las pláticas de Cristo”).

La razón por la que el hombre se opone a Dios surge, por un lado, de su carácter corrupto y, por otro, de la ignorancia de Él y la falta de entendimiento de los principios por los que Dios obra y de Su voluntad para el hombre. Estos dos aspectos, considerados en conjunto, constituyen una historia de la resistencia del hombre a Dios” (‘Todas las personas que no conocen a Dios son las que se oponen a Él’ en “La Palabra manifestada en carne”).

Las palabras de Dios Todopoderoso han hablado claro acerca del origen de la oposición hacia Dios por parte de los fariseos, los pastores y los ancianos religiosos. A los pastores y ancianos religiosos sólo les importa dedicarse a los conocimientos bíblicos y las teorías teológicas, pero no a buscar la verdad. Los pastores y ancianos están cansados de la verdad y son hostiles a ella. Cuando ven que las expresiones de Dios Todopoderoso son toda la verdad, sienten mucha hostilidad y empiezan a juzgar, condenar y oponerse a Dios. Cuando los fariseos del judaísmo escuchaban la palabra del Señor Jesús, reconocían abiertamente que esta tenía una autoridad y un poder que provenían de Dios. Sin embargo, ¿por qué condenaron, encarcelaron y crucificaron al Señor Jesús? De acuerdo con la razón, y dado que descubrieron que la palabra del Señor Jesús era la verdad, deberían haber orado a Dios para obtener una respuesta: ¿Es el Señor Jesús el Mesías? Dios, sin duda, los habría iluminado. Sin embargo, ni oraron a Dios ni buscaron. Condenaron directamente al Señor Jesús por blasfemia. En concreto, le preguntaban reiteradamente: “¿Eres el Mesías?”. Cuando el Señor Jesús les contestaba directamente, se negaban a creerlo. ¡Esto basta para demostrar que los fariseos eran muy arrogantes! ¡Idolatraban demasiado la Biblia! No tenían ningún respeto por Cristo, que expresaba la verdad. Su razonamiento era que, por mucha verdad que expresara el Señor Jesús y por más autoridad y poder que tuviera Su palabra, si no se llamaba Mesías, ellos lo condenarían, se opondrían a Él e, incluso, lo crucificarían. ¿No os parece que esos líderes del judaísmo eran unos demonios que odiaban la verdad? Si el Señor Jesús no hubiera podido expresar la verdad, ¿lo habrían odiado tanto? Esto dejaba completamente al descubierto la naturaleza satánica de los fariseos, que detestaban la verdad. ¡Ahí radicaba la oposición de los fariseos al Señor Jesús! Tal como expuso el Señor Jesús a los fariseos: “Pero ahora procuráis matarme, a mí que os he dicho la verdad que oí de Dios. […] Y si digo verdad, ¿por qué vosotros no me creéis? El que es de Dios escucha las palabras de Dios; por eso vosotros no escucháis, porque no sois de Dios” (Juan 8:40, 46-47). Vemos de forma clara por qué los líderes judíos se opusieron y mataron al Señor Jesús. Por eso, no es difícil comprender por qué los pastores y ancianos religiosos se oponen y condenan de manera frenética a Dios Todopoderoso en los últimos días. Quienes hemos experimentado la obra de Dios nos damos cuenta de que, inevitablemente, la gente que detesta la verdad juzga, condena y se opone a Dios. La obra del juicio de Dios Todopoderoso en los últimos días pretende purificar el carácter satánico del hombre. Lo hace expresando la verdad. Quienes acepten la verdad recibirán la purificación y la salvación. No se transformará el carácter satánico de aquellos que rechacen la verdad. Seguirán oponiéndose y traicionando a Dios. En la Iglesia de Dios Todopoderoso, algunas personas cansadas de la verdad y hostiles a ella quedaron completamente en evidencia. Estos incrédulos y anticristos fueron purgados y expulsados. En cuanto a los pastores y ancianos religiosos, ¿por qué condenan a Dios Todopoderoso y blasfeman contra Él de forma deliberada? ¿Acaso no es porque Dios Todopoderoso expresa muchas verdades y ha conquistado y salvado a un grupo de personas? La obra de Dios Todopoderoso los ha dejado en evidencia, por lo que odian y condenan a Dios. Su naturaleza satánica ha quedado completamente al descubierto. ¿Por qué detesta y maldice Dios a estos anticristos que han quedado en evidencia? Porque compiten contra Dios por Su pueblo elegido, controlando con firmeza las ovejas de Dios que tienen en sus manos y prohibiendo que la gente estudie y reciba el camino verdadero. Se dedican a levantar un reino independiente y se convierten en demonios que causan perjuicios en las vidas humanas y las devoran. Dios los condena y maldice por ofender Su carácter.

¿En qué se basa la condena de los pastores y ancianos a Dios Todopoderoso? En primer lugar, ellos solamente se guían por la ausencia de registros de la obra de Dios Todopoderoso en la Biblia. Sólo creen que toda la palabra de Dios está escrita en la Biblia y que no existen palabras de Dios fuera de ella. Por tanto, niegan la obra de Dios Todopoderoso. En segundo lugar, no entienden cómo se cumplen las profecías de la Biblia. Al igual que los fariseos, sólo siguen las normas. Por muy profundo que fuera el sermón del Señor Jesús y por mucha autoridad y verdad que tuviera, si el Señor no se llamaba Mesías, los fariseos lo condenarían, se opondrían a Él e, incluso, lo crucificarían. En tercer lugar, no reconocen a Cristo encarnado ni admiten que Dios se vaya a encarnar. Según el apóstol Juan, son unos anticristos. En cuarto lugar, confían en los rumores y mentiras inventadas por el Gobierno del Partido Comunista de China para negar y condenar la obra de Dios Todopoderoso en los últimos días. Incluso se alinean con el Partido Comunista de China. No ven la hora de que el Partido Comunista prohíba totalmente la Iglesia de Dios Todopoderoso. Esto nos hace pensar varias cosas: ¿Por qué el Señor Jesús no iba a la sinagoga cuando estaba predicando y realizando Su obra? ¿Por qué buscó en el desierto a alguien que fuera conforme al corazón de Dios? Si el Señor Jesús hubiera ido a la sinagoga, seguro que lo habrían expulsado. Si el Señor Jesús hubiera ido a la sinagoga, seguro que lo habrían sacado de allí los líderes judíos, quienes se lo habrían entregado a los que ostentaban el poder. Si nosotros fuéramos a la iglesia a dar testimonio de Dios Todopoderoso, ¿qué consecuencias tendría? Nos denunciarían a la policía sin ninguna duda. Las formas en que los pastores y ancianos religiosos se oponen a Dios Todopoderoso son idénticas a las empleadas por los fariseos para oponerse al Señor Jesús en aquel tiempo. ellos son los anticristos y malos siervos que detestan la verdad. ¡Son los demonios que nos impiden entrar en el reino de los cielos!

Extracto del guion de la película de “El peligroso camino al reino celestial”

Anterior: Pregunta 5: Desde que se enteraron de que habíamos aceptado a Dios Todopoderoso, el pastor y el anciano nos molestan sin cesar y nos explican la Biblia continuamente. Aunque los refutemos y rechacemos, no paran. Eso es acosar con dureza a unos ciudadanos. Antaño nunca se esmeraban tanto cuando estábamos débiles o negativos. Pero ahora, en cuanto hemos aceptado a Dios Todopoderoso, se han enfadado mucho y nos vienen con el palo y la zanahoria, molestándonos sin parar. ¡Parece que sus maldades no pararán hasta que nos hayan arrastrado al infierno con ellos! Simplemente no lo entiendo. El pastor y el anciano, como personas que sirven al Señor y que suelen hablar de la Biblia, deberían ser capaces de ver que todas las palabras expresadas por Dios Todopoderoso son verdad. ¿Por qué no buscan la verdad? ¿Por qué no investigan la obra de Dios Todopoderoso en los últimos días, en vez de condenar y oponerse a Dios Todopoderoso y de blasfemar contra Él de manera demencial? El pastor y el anciano dedican grandes esfuerzos a impedir que aceptemos a Dios Todopoderoso. Nos cuesta percibir la naturaleza de este asunto. Por favor, habladnos un poco de esto.

Siguiente: Pregunta 1: En la Biblia, Pablo dice que debemos obedecer a la autoridad. Si ponemos en práctica las palabras de Pablo, entonces, siempre deberíamos obedecer a los que gobiernan. Pero este partido ateo, persigue a las personas religiosas y actúa, como enemigo de Dios. No sólo nos prohíbe que creamos en el Señor, también persigue a quienes predican el evangelio. Si obedecemos y no creemos en el Señor ni predicamos Su evangelio, ¿no sería como estar del lado de Satanás, y traicionando al Señor? ¿No nos convertiremos en quienes perecerán? La verdad es que no lo comprendo: Sobre cómo actuamos ante el Gobierno, ¿cómo nos cercioramos de que lo hacemos de acuerdo con la voluntad de Dios?

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Conéctate con nosotros en Messenger
Contacta con nosotros por WhatsApp

Contenido relacionado

2. Cómo purifica y salva a la humanidad la obra del juicio de Dios en los últimos días

Como ya se dijo antes, el juicio comenzará por la casa de Dios. Este “juicio” se refiere al juicio que Dios hace hoy en aquellos que vienen ante Su trono en los últimos días. Tal vez haya aquellos que creen en imaginaciones sobrenaturales, como aquella de que cuando hayan llegado los últimos días, Dios va a poner una gran mesa en los cielos en la que pondrá un mantel blanco, entonces Dios se sentará sobre un gran trono y todos los hombres se arrodillarán en el suelo.

5. Por qué se dice que la humanidad corrupta tiene mayor necesidad de la salvación de Dios hecho carne

Dios se hizo carne porque el objeto de Su obra no es el espíritu de Satanás o de cualquier cosa incorpórea, sino el hombre que es de la carne y a quien Satanás ha corrompido. Precisamente porque la carne del hombre ha sido corrompida es que Dios ha hecho al hombre carnal el objeto de Su obra; además, porque el hombre es objeto de la corrupción, ha hecho al hombre el único objeto de Su obra a través de todas las etapas de Su obra de salvación.

1. Qué son la iglesia de Dios y los grupos religiosos

En la actualidad, todos los que siguen las palabras actuales de Dios están en la corriente del Espíritu Santo; los que son extraños a las palabras actuales de Dios están fuera de la corriente del Espíritu Santo y a tales personas Dios no las elogia. El servicio que está divorciado de las declaraciones actuales del Espíritu Santo es un servicio que es de la carne y de las concepciones y no puede estar de acuerdo con la voluntad de Dios...

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro