Pregunta 1: Dais testimonio de que Dios se ha convertido en carne como el Hijo del hombre para llevar a cabo la obra de juicio en los últimos días y, sin embargo, la mayoría de los pastores y ancianos religiosos sostiene que el Señor regresará viniendo en las nubes. Basan esto principalmente en los versículos bíblicos: “[…] vendrá de la misma manera, tal como le habéis visto ir al cielo” (Hechos 1:11). “He aqui, viene con las nubes y todo ojo le verá […]” (Apocalipsis 1:7). Y además, los pastores y ancianos religiosos también nos enseñan que cualquier Señor Jesús que no venga en las nubes es falso y debe ser rechazado. Así que no estamos seguros de si esta opinión está de acuerdo o no a la Biblia; ¿es este tipo de conocimiento correcto o no?

Respuesta:

Si estudiamos la Biblia a fondo, no nos costará encontrar pruebas de ello. En diversos pasajes bíblicos distintos se profetiza claramente que la segunda venida de Dios es la encarnación. Por ejemplo: “Vosotros también estad preparados, porque el Hijo del Hombre vendrá a la hora que no esperéis” (Lucas 12:40). “Porque como el relámpago al fulgurar resplandece desde un extremo del cielo hasta el otro extremo del cielo, así será el Hijo del Hombre en su día. Pero primero es necesario que El padezca mucho y sea rechazado por esta generación” (Lucas 17:24-25). Todas estas profecías hablan del “Hijo del Hombre” o de que “viene el Hijo del Hombre”. La expresión “Hijo del Hombre” se refiere a Aquel que nace de un ser humano y tiene una humanidad normal. Por tanto, no se puede denominar “Hijo del Hombre” al Espíritu. Por ejemplo, Jehová Dios es Espíritu y por eso, Él no puede ser llamado “Hijo del Hombre”. Algunas personas han visto ángeles; un ángel también es un ser espiritual, por lo que no se le puede denominar “Hijo del Hombre”. Aquel que tiene apariencia humana, pero está formado por un cuerpo espiritual no puede ser denominado “hijo del Hombre”. Al Señor Jesús encarnado se le llamó “Hijo del Hombre” y “Cristo” porque Él era la carne encarnada del Espíritu de Dios que se convirtió en un hombre normal y corriente y vivió entre los hombres. Así pues, cuando el Señor Jesús dijo “el Hijo del Hombre” y “viene el Hijo del Hombre”, se refería a la venida de Dios a través de Su encarnación en los últimos días.

Extracto de “Preguntas y respuestas clásicas sobre el Evangelio del Reino”

En reiteradas ocasiones, el Señor Jesús profetizó que regresaría como el Hijo del Hombre. El Hijo del Hombre se refiere a Dios encarnado, como el Señor Jesús encarnado, que por fuera parece una persona normal y corriente que come, bebe, duerme y camina como un hombre normal. Pero el cuerpo espiritual del Señor Jesús después de resucitar era diferente, capaz de traspasar las paredes, aparecer y desaparecer. Era singularmente sobrenatural, así que no se le podía denominar Hijo del Hombre. Al profetizar el regreso del Hijo del Hombre, el Señor Jesús dijo: “Pero primero es necesario que El padezca mucho y sea rechazado por esta generación” (Lucas 17:25). Si, como afirmáis, el Señor regresará como un cuerpo espiritual que descenderá sobre una nube y se aparecerá públicamente en inmensa gloria, cuando todo el mundo tenga que postrarse y adorarlo, ¿quién se atreverá a oponerse a Él y condenarlo? El Señor Jesús dijo: “Pero primero es necesario que El padezca mucho y sea rechazado por esta generación”. ¿Cómo se cumplirán estas palabras? Sólo cuando Dios encarnado se aparece para obrar como Hijo del Hombre, cuando la gente no reconoce que Él es Cristo encarnado, es cuando se atreve a condenar y rechazar a Cristo según sus nociones y fantasías. ¿No os parece que es así? ¡Eh, realmente es así! Sí, así es. Además, el Señor Jesús también profetizó: “Pero de aquel día y hora nadie sabe, ni siquiera los ángeles del cielo, ni el Hijo, sino solo el Padre” (Mateo 24:36). “si no velas, vendré como ladrón, y no sabrás a qué hora vendré sobre ti” (Apocalipsis 3:3). Si el Señor descendiera en un cuerpo espiritual sobre una nube, todo el mundo lo sabría y lo vería. Sin embargo, el Señor Jesús profetizó que Su regreso “nadie sabe”, “ni el Hijo” y “vendré como ladrón”. ¿Cómo se cumplirán estas palabras? Si el Señor Jesús se apareciera en un cuerpo espiritual, ¿cómo no lo iba a saber Él mismo? Sólo cuando Dios se encarne en el Hijo del Hombre en los últimos días y se convierta en una persona normal y corriente se cumplirá la profecía de que el Hijo no lo sabrá. Al igual que el Señor Jesús, antes de desempeñar Su ministerio, ni siquiera Él conocía Su identidad como Cristo, venido para realizar la obra de redención. Así pues, el Señor Jesús oraba a menudo a Dios Padre. El Señor Jesús no comprendió Su identidad hasta que no comenzó a cumplir con Su ministerio.

Extracto de “Preguntas y respuestas clásicas sobre el Evangelio del Reino”

El Señor Jesús profetizó que volvería y que pronunciaría muchas palabras al respecto, pero sólo os aferráis a la profecía de que el Señor descenderá con las nubes y no buscáis e investigáis otras profecías más importantes dichas por el Señor. ¡Esto facilita seguir el camino erróneo y ser abandonado por el Señor! De hecho, en la Biblia no sólo hay la profecía del “descenso con las nubes”. También hay muchas profecías como la que afirma que el Señor vendrá como un ladrón y descenderá en secreto. Por ejemplo, Apocalipsis 16:15: “He aquí, vengo como ladrón”. Mateo 25:6: “Pero a medianoche se oyó un clamor: ‘¡Aquí está el novio! Salid a recibirlo’”. Y Apocalipsis 3:20: “He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él y él conmigo”. Todas estas profecías se refieren a Dios hecho carne como el Hijo del hombre y descendiendo en secreto. “Como un ladrón” significa que viene en silencio, en secreto. Las personas no sabrán que Él es Dios, aunque lo vean o lo escuchen, así como sucedió antes, cuando el Señor Jesús apareció y llevó a cabo Su obra. Visto desde fuera, el Señor Jesús era sólo un Hijo de Hombre común y nadie sabía que era Dios, motivo por el cual el Señor Jesús usó la frase “como un ladrón” como analogía de la aparición y obra del Hijo del hombre. ¡Esto tiene mucho sentido! Aquellos que no aman la verdad, no importa cuánto hable u obre Dios encarnado, o cuántas verdades exprese, ellos no lo aceptan. En vez de eso, tratan a Dios hecho carne como a una persona normal y lo condenan y abandonan. Por ello, el Señor Jesús profetizó que cuando Él regrese: “Porque como el relámpago al fulgurar resplandece desde un extremo del cielo hasta el otro extremo del cielo, así será el Hijo del Hombre en su día. Pero primero es necesario que El padezca mucho y sea rechazado por esta generación” (Lucas 17:24-25). Basado en la profecía del Señor, Su regreso deberá ser “la llegada del Hijo del hombre”. “Hijo del hombre” se refiere a Dios hecho carne, no al cuerpo espiritual del Señor Jesús resucitado, descendiendo con las nubes para aparecer abiertamente ante todos. ¿Por qué es así? Pensemos en ello. Si el cuerpo espiritual del Señor Jesús resucitado descendiese públicamente con las nubes, sería increíblemente poderoso y conmocionaría al mundo. Todos se postrarían ante Él y nadie osaría oponérsele. En ese caso, ¿el Señor Jesús retornado padecería mucho sufrimiento y sería rechazado por esta generación? Por eso el Señor Jesús profetizó que Su vuelta sería “la llegada del Hijo del hombre” y “como un ladrón”. De hecho, se refiere a Dios encarnado como el Hijo del hombre que llega en secreto.

Extracto de “Preguntas y respuestas clásicas sobre el Evangelio del Reino”

Desde hace más de 20 años, el evangelio del Reino de Dios Todopoderoso se ha estado propagando por la China continental. Se ha propagado mucho en el mundo religioso. Durante este periodo, debido a la fuerte represión y mano dura del gobierno del PCCh, combinadas con la campaña de propaganda de los medios del PCCh, Dios Todopoderoso ya es un nombre familiar para todos. Posteriormente, todas las verdades expresadas por Dios Todopoderoso y los diversos vídeos y películas producidos por la Iglesia de Dios Todopoderoso se han publicado online poco a poco, y se han difundido por todo el mundo. Todas las personas de los círculos religiosos hayan oído acerca de los distintos métodos de testimonio de la iglesia de Dios Todopoderoso. Muchos han dado testimonio de la venida de Dios. Esto cumple por completo la profecía del Señor Jesús: “Pero a medianoche se oyó un clamor: ‘¡Aquí está el novio! Salid a recibirlo’” (Mateo 25:6). Entonces, ¿por qué los pastores y los ancianos religiosos todavía condenan y se oponen con furia a la obra de Dios Todopoderoso en los últimos días? En la Biblia existen muchas profecías sobre el regreso del Señor, de modo que, ¿cuál es la causa de su obsesión con la profecía del Señor que desciende con las nubes? ¿Por qué no buscan en absoluto cuando escuchan los testimonios de la llegada del Señor? ¿Por qué, cuando saben que Dios Todopoderoso ha expresado muchas verdades y han visto la realidad de la obra de Dios, todavía se aferran con obstinadamente a sus ideas e imaginaciones para oponerse y condenar la obra de Dios de los últimos días? ¿Estas personas aman la verdad y esperan genuinamente la llegada del Señor? ¿Son vírgenes prudentes o insensatas? Si son vírgenes prudentes y realmente esperan el regreso del Señor, ¿por qué, cuando escuchan la voz de Dios y ven florecer el evangelio del reino, aún insisten en condenarlo y oponerse obstinadamente? ¿Puede ser debido a su sinceridad al desear y esperar la aparición del Señor? ¿Puede ser su verdadera expresión al regocijarse por el regreso del Señor? En el fondo, para ser sinceros, su creencia en el Señor y el deseo por el regreso del Señor Jesús son falsos, ¡pero su deseo de ser bendecidos y entrar en el reino de los cielos es real! Creen en el Señor, no para buscar la verdad y obtener vida, ni para ganar la verdad y escapar del pecado. ¿Cuál es su mayor preocupación? Que el Señor descienda para llevarlos directamente al reino de los cielos y así poder evitar el sufrimiento de la carne y disfrutar de las bendiciones del reino de los cielos. ¡Éste es su verdadero propósito al creer en Dios! Aparte de éste, ¿qué otro motivo tienen ellos para rechazar a Dios Todopoderoso, que expresa verdades para salvar a la humanidad? Todos pueden pensar en eso. Quien ama la verdad y anhela de verdad que Dios aparezca, ¿cómo actuará cuando escuche que el Señor ha venido? ¿No escucharán, no observarán, no entrarán en contacto con eso? ¿Lo negarán ciegamente, lo condenarán y se opondrán a Él? ¡Definitivamente no! Porque una persona que anhela sinceramente la aparición de Dios y recibe la llegada de Dios espera que aparezca la verdadera luz, que la verdad y la justicia reinen en su corazón. Esperan que Dios venga a salvar a la humanidad y que ayude a la gente a escapar totalmente del pecado para que se vuelvan santos y sean ganados por Dios. Mas aquellos que sólo esperan que el Señor descienda con las nubes, pero niegan y rechazan a Dios Todopoderoso, especialmente los líderes religiosos que condenan y se oponen con furia a Dios Todopoderoso en aras de proteger su estatus y sustento, todas esas personas desprecian y odian la verdad. Son no-creyentes y anticristos expuestos por la obra de Dios de los últimos días. Después de que Dios encarnado complete Su obra de salvación, estas personas caerán en el desastre que sólo sucede cada millón de años, llorando y rechinando los dientes. Entonces la profecía del Señor que desciende con las nubes para aparecer públicamente se cumplirá por completo: “He aquí, viene con las nubes y todo ojo le verá, aun los que le traspasaron; y todas las tribus de la tierra harán lamentación por El” (Apocalipsis 1:7).

Extracto de “Preguntas y respuestas clásicas sobre el Evangelio del Reino”

Anterior: 8. ¿Cómo la encarnación de Dios para la realización de Su obra de juicio pone fin a la creencia de la humanidad en el Dios vago y a la era oscura del dominio de Satanás?

Siguiente: Pregunta 2: Aunque quienes creen en el Señor saben que el Señor Jesús era Dios encarnado, muy pocas personas entienden la verdad de la encarnación. Cuando el Señor vuelva, si aparece justo como lo hizo el Señor Jesús, convirtiéndose en el Hijo del Hombre y obrando, las personas no tendrán realmente forma de reconocer al Señor Jesús ni de darle la bienvenida a Su retorno. Por tanto, ¿qué es en verdad la encarnación? ¿Cuál es la esencia de la encarnación?

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Contáctanos
Contacta con nosotros por WhatsApp

Contenido relacionado

Prefacio

Aunque muchas personas creen en Dios, pocas entienden qué significa la fe en Él, y qué deben hacer para conformarse a Su voluntad. Esto se...

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro