Invitamos a los buscadores de la verdad a contactar con nosotros.

Seguir al Cordero y cantar nuevos cánticos

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Ancho de página

0 Resultado(s) de búsqueda

No se encuentra los resultados.

39. Siempre añoro el amor de Dios

I

Antes era inocente, feliz en mi ignorancia,

nunca lo supe hasta que Dios me despertó.

Cómo he ignorado Su palabra y Su amor;

ahora puedo ver cuánto me perdí.

A menudo me arrepiento del tiempo que perdí,

soñando despierto día tras día.

No le hacía caso a lo que Dios había dicho,

haciendo oídos sordos.

¡Oh, Dios! Tu palabra, Tu amor me despertaron de mi sueño.

¡Cómo llenan mi corazón!

¡Oh, Dios! Tu palabra, Tu amor me despertaron de mi sueño.

Siempre añoro Tu amor.

II

El pasado aún me persigue, todavía me duele recordarlo.

Pero al fin estoy aprendiendo a soltarlo;

Tu amor por mí es inolvidable.

Las palabras de Tu juicio y Tu amor sincero,

siempre los tendré cerca del corazón.

No buscaré mi futuro.

Soltaré mi pasado, daré mi corazón a Dios.

¡Oh, Dios! Tu palabra, Tu amor me despertaron de mi sueño.

¡Cómo llenan mi corazón!

¡Oh, Dios! Tu palabra, Tu amor me despertaron de mi sueño.

Siempre añoro Tu amor.

III

Estoy decidido, no me echaré atrás,

ya no me preocuparé, ya no erraré más.

Buscaré la verdad de Dios, cumpliré Su voluntad.

Estoy decidido, no me echaré atrás,

ya no me preocuparé, ya no erraré más.

Buscaré la verdad de Dios, cumpliré Su voluntad,

hasta mi último aliento.

¡Oh, Dios! Tu palabra, Tu amor me despertaron de mi sueño.

¡Cómo llenan mi corazón!

¡Oh, Dios! Tu palabra, Tu amor me despertaron de mi sueño.

Siempre añoro Tu amor.

¡Oh, Dios! Tu palabra, Tu amor me despertaron de mi sueño.

¡Cómo llenan mi corazón!

¡Oh, Dios! Tu palabra, Tu amor me despertaron de mi sueño.

Siempre añoro Tu amor.

Anterior:El verdadero amor de Dios

Siguiente:El Rey del reino aparece en el este

También podría gustarte