304 Siempre anhelo el amor de Dios

1 Sólo cuando las palabras de juicio de Dios me despertaron, me di cuenta de que creía en Dios con mis ideas. Ignorar sus palabras y no ser considerado con Su voluntad ha dejado remordimientos en mi corazón. Al ser tratado, podado y disciplinado una y otra vez, en mi corazón siempre me quejaba y discutía. Al ser juzgado, probado y refinado una y otra vez, siempre trataba de huir, escaparme y oponerme. Odio ser tan corrupto y no haber cumplido con las meticulosas intenciones de Dios. ¡Oh, Dios! Tu palabra y Tu amor me han despertado de mi sueño.

2 He perdido mucho tiempo y no he logrado obtener la verdad en mi fe. En mi mente, veo las veces que he sido tratado, podado, probado y refinado. Creía en Dios, pero no experimentaba Su obra y, en realidad, mi arrepentimiento ha llegado demasiado tarde. La obra de Dios está a punto de terminar y no he cumplido bien con ningún deber. Siento tanto remordimiento y le debo tanto a Dios. Anhelo el amor de Dios y me odio aún más por mi crueldad. El juicio de Dios da vida a la gente; me levantaré y buscaré con determinación para no vagar más sin rumbo. Ganaré la verdad para hacerla mi vida y cumpliré bien mi deber de retribuir el amor de Dios.

Anterior : 303 Le entrego mi corazón sincero a Dios

Siguiente : 305 Nuestro amado Dios Todopoderoso

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Contáctanos
Contacta con nosotros por WhatsApp

Contenido relacionado

Capítulo 9

En la imaginación de las personas, Dios es Dios y el hombre es el hombre. Dios no habla el lenguaje del hombre ni este puede hablar el...

Obra y entrada (4)

Si el hombre puede entrar verdaderamente en conformidad con la obra del Espíritu Santo, su vida brotaría con rapidez como un retoño de...

¿Cómo profundizan gradualmente las tres etapas de obra de Dios para que las personas sean salvadas y perfeccionadas?

Toda la gestión de Dios se divide en tres etapas, y en cada etapa al hombre se le hacen exigencias adecuadas. Además, a medida que las épocas pasan y avanzan, las exigencias que Dios le hace a toda la humanidad cada vez son más altas. Así, paso a paso, esta obra de la gestión de Dios alcanza su clímax, hasta que el hombre contempla el hecho de la “aparición de la Palabra en la carne”, y de esta manera las exigencias para el hombre son cada vez más altas y las exigencias para el hombre de dar testimonio cada vez son más altas…

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro