Pregunta 7: Las dos encarnaciones de Dios testifican de que “Cristo es la verdad, el camino y la vida”. ¿Cómo deberíamos reconocer la esencia de Cristo como la verdad, el camino y la vida?

Respuesta:

Si los creyentes reconocen en verdad que Cristo es la verdad, el camino y la vida, esto es verdaderamente valioso y demuestra que esos creyentes conocen la esencia de Cristo. Se puede afirmar que sólo una persona así conoce a Dios de verdad. Cristo es el Dios práctico encarnado. Sólo conocen realmente a Dios aquellos que reconocen a Cristo y lo obedecen, pues la verdad, el camino y la vida provienen de Dios, de las manifestaciones de Cristo encarnado. Aparte de Cristo, no hay otro de quien se pueda afirmar que es la verdad, el camino y la vida, muy poca gente entiende esto. Dios utiliza la capacidad del hombre para reconocer Su encarnación como norma para ponerlo a prueba. Sólo quienes cumplen esta norma de fe pueden recibir el elogio de Dios. Quienes aceptan y obedecen a la encarnación de Dios son los vencedores arrebatados ante Él para ser perfeccionados primero. Aquellos que no acepten ni obedezcan a Cristo tendrán que soportar el sufrimiento de las calamidades, pues no reconocen la encarnación de Dios y se les considera vírgenes insensatas. Igual que cuando vino el Señor Jesús y llevó a la cima de la montaña a aquellos que amaban la verdad, aceptaban Su palabra y lo seguían de verdad, guiándolos y enseñándoles personalmente sin prestar la menor atención al mundo religioso ni a quienes sólo creían en Dios para su propio beneficio, puesellos sólo creían en el Dios ambiguo de las alturas celestiales y no aceptaban la encarnación de Dios. Estaban ciegos y eran incapaces de reconocerlo. Así pues, sólo los que acepten y obedezcan a Cristo encarnado recibirán el elogio de Dios y serán perfeccionados por Él. ¿Por qué sólo Cristo es la verdad, el camino y la vida? Leamos un pasaje de la palabra de Dios Todopoderoso. Dios Todopoderoso dice: “El camino de la vida no es algo que cualquiera pueda tener ni tampoco todos lo pueden conseguir con facilidad. Esto se debe a que la vida sólo puede proceder de Dios, es decir, sólo Dios mismo posee la esencia de la vida; no hay camino de vida sin Dios mismo y por eso sólo Dios es la fuente de la vida y el manantial del agua viva de la vida que siempre fluye. Desde que Él creó el mundo, Dios ha hecho mucha obra que implica la vitalidad de la vida, ha hecho mucha obra que le da vida al hombre y ha pagado un gran precio para que el hombre pueda alcanzar la vida, porque Dios mismo es la vida eterna y Dios mismo es el camino por el cual el hombre resucita” (‘Sólo el Cristo de los últimos días le puede dar al hombre el camino de la vida eterna’ en “La Palabra manifestada en carne”). “Sólo Dios posee el camino de la vida. Ya que Su vida es inmutable, por eso es eterna; ya que sólo Dios es el camino de la vida, por eso Dios mismo es el camino de la vida eterna” (‘Sólo el Cristo de los últimos días le puede dar al hombre el camino de la vida eterna’ en “La Palabra manifestada en carne”). En la palabra de Dios Todopoderoso vemos que la verdad, el camino y la vida provienen de Dios. Sólo el propio Dios tiene el camino de la vida. La Biblia dice: “En el principio existía el Verbo, y el Verbo estaba con Dios, y el Verbo era Dios” (Juan 1:1). La Palabra es Dios. La Palabra es la palabra de Dios. La Palabra es la verdad, el camino y la vida. La Palabra hecha carne se refiere al Espíritu de Dios materializado en la carne, o sea, que la verdad, el camino y la vida han venido en la carne. Como dice Dios Todopoderoso: “La Palabra se ha hecho carne y que el Espíritu de la verdad se ha hecho realidad en la carne; que toda la verdad, el camino y la vida ha llegado en carne y que el Espíritu de Dios realmente ha llegado a la tierra y el Espíritu ha llegado en carne” (‘Práctica (4)’ en “La Palabra manifestada en carne”). Las dos encarnaciones de Dios dan testimonio de que Él es la verdad, el camino y la vida. Esto le dio al hombre una revelación profunda, le mostró que sólo Cristo es la verdad, el camino y la vida. Las palabras y la obra de Cristo y todo lo que tiene y es son la verdad, el camino y la vida. Esta es la esencia de Cristo. Cuando Cristo expresa la palabra de Dios, lo hace como si fuera el propio Dios que realiza Su obra y concluye la era anterior para iniciar otra, realizando la obra de toda una era para toda la humanidad. La palabra de Dios expresada por Cristo es la totalidad de Su palabra en una etapa de la obra. Es en verdad la expresión del carácter de Dios, de todo lo que Dios tiene y es, del misterio de Su plan de gestión y de Sus exigencias e intenciones para la humanidad. Toda Su palabra es la verdad. No sólo constituye la vida del hombre, sino que también provee de vida al hombre. Es lo mismo que cuando vino el Señor Jesús: Él expresó toda la verdad que el hombre necesitaba en la Era de la Gracia; le permitió confesar sus pecados, arrepentirse y volverse hacia Dios; y lo preparó para orar a Dios y venir ante Él para disfrutar de Su gracia y viera Su misericordia y Su amor. Este fue el resultado de la obra de redención. La obra del Señor Jesús permitió que se le perdonaran los pecados al hombre y este fuera redimido del pecado. El Señor Jesús llevó a cabo una etapa de la obra de redención de la humanidad, inició la Era de la Gracia y concluyó la Era de la Ley. El Dios Todopoderoso encarnado de los últimos días ha venido, ha expresado todas las verdades que purifican y salvan a la humanidad y ha llevado a cabo la obra del juicio que comienza por la casa de Dios, permitiendo que el hombre vea el carácter justo, la omnipotencia y la sabiduría de Dios, y purificando y transformando el carácter de vida del hombre para que tema a Dios, se aparte del mal, se libere completamente de la influencia de Satanás, regrese ante Dios y sea ganado por Él. La obra de Dios Todopoderoso inicia la Era del Reino y concluye la Era de la Gracia. Esto nos demuestra que todo lo que dice, hace, expresa y manifiesta Cristo es toda la verdad. Sólo Cristo puede señalar al hombre el buen camino y suministrarle la provisión de vida y la salvación, ningún hombre tiene ni puede expresar esas cosas. Cristo es la fuente de la vida del hombre, la aparición de Dios. Es la verdad, el camino y la vida, la única redención y salvación del hombre. Aparte de Cristo, ningún hombre posee la verdad, el camino y la vida, ¡esto es fácil de ver!

Extracto de “Preguntas y respuestas clásicas sobre el Evangelio del Reino”

Anterior : Pregunta 6: En la Era de la Gracia, Dios se hizo carne para servir como una ofrenda por el pecado para la humanidad, redimiéndola del pecado. En los últimos días, Dios otra vez se ha hecho carne para expresar la verdad y para llevar a cabo Su obra de juicio con el fin de purificar y salvar al hombre completamente. Así que ¿por qué Dios se tiene que encarnar dos veces para llevar a cabo la obra de salvar a la humanidad? ¿Y cuál es el verdadero significado de que Dios se encarne dos veces?

Siguiente : Pregunta 8: Vosotros dais testimonio de que la encarnación de Dios en los últimos días ha comenzado la Era del Reino, poniendo fin a la vieja era del dominio de Satanás. Lo que nos gustaría preguntar es: ¿cómo ha terminado la obra de juicio de Dios Todopoderoso en los últimos días la era de la creencia de la humanidad en un Dios vago y la era oscura del dominio de Satanás? Por favor, compartid una comunicación detallada.

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Contáctanos
Contacta con nosotros por WhatsApp

Contenido relacionado

¿Cómo se puede conocer la esencia divina de Cristo?

Aquel que es la encarnación de Dios tendrá Su esencia, y aquel que es la encarnación de Dios tendrá Su expresión. Haciéndose carne, Dios traerá la obra que debe hacer, y haciéndose carne expresará lo que Él es; será, asimismo, capaz de traer la verdad al hombre, de concederle vida, y de mostrarle el camino.

¿Cuáles son las diferencias entre las palabras de las personas usadas por Dios a lo largo de las eras que se conforman a la verdad y las palabras de Dios mismo?

Las palabras del Dios encarnado inician una nueva era, guían a toda la humanidad, revelan misterios y le muestran al ser humano la dirección de avance en una nueva era. La iluminación obtenida por el hombre no es sino simple práctica o conocimiento. No puede guiar a toda la humanidad a una nueva era ni revelar el misterio de Dios mismo. Después de todo, Dios es Dios, y el hombre es hombre.

¿Qué es la iglesia de Dios? ¿Qué es una organización religiosa?

En la actualidad, todos los que siguen las palabras actuales de Dios están en la corriente del Espíritu Santo; los que son extraños a las palabras actuales de Dios están fuera de la corriente del Espíritu Santo y a tales personas Dios no las elogia. El servicio que está divorciado de las declaraciones actuales del Espíritu Santo es un servicio que es de la carne y de las concepciones y no puede estar de acuerdo con la voluntad de Dios...

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro