906 La autoridad de Dios es inmensurable

Cuando Dios bendice a alguien, lo hace para siempre

y esa continuidad da testimonio de Su autoridad,

la inestimable autoridad de Dios.

Así, la humanidad, una y otra vez, puede observar

la eterna y sublime fuerza vital, la fuerza vital del Creador.

La autoridad de Dios no vacila, tampoco viene y va.

Y nadie puede medir cuán grande es Su autoridad.

Cuando Dios le hace una promesa a una persona,

no importa lo que ella haga, dónde viva o su historia,

antes o después, Él lo sabe todo.

No importa cómo sus vidas cambiaron,

Dios sabe lo que sucede.

Cuando Dios bendice a alguien, lo hace para siempre

y esa continuidad da testimonio de Su autoridad,

la inestimable autoridad de Dios.

Así, la humanidad, una y otra vez, puede observar

la eterna y sublime fuerza vital, la fuerza vital del Creador.

No importa cuánto pasó desde que Dios habló,

parece que fuese ayer cuando se pronunció.

Así es como lo siente Dios.

Con el poder y la autoridad, Dios todo puede controlar.

Él cumple todas y cada una de las promesas

que hace a la humanidad.

No importa cuál sea la promesa

ni cuánto tiempo lleve cumplirla.

No importa de qué se trate,

ya que la promesa se cumplirá siempre.

A Dios no le cuesta el más mínimo esfuerzo

cumplir con lo que promete.

Cuando Dios bendice a alguien, lo hace para siempre

y esa continuidad da testimonio de Su autoridad,

la inestimable autoridad de Dios.

Así, la humanidad, una y otra vez, puede observar

la eterna y sublime fuerza vital, la fuerza vital del Creador.

Dios cumplirá Su promesa, sea lo que sea.

Todo se logrará, a Él nada le cuesta.

Y esto prueba que Su autoridad y poder

controlan el universo y a la humanidad.

Cuando Dios bendice a alguien, lo hace para siempre

y esa continuidad da testimonio de Su autoridad,

la inestimable autoridad de Dios.

Así, la humanidad, una y otra vez, puede observar

la eterna y sublime fuerza vital, la fuerza vital del Creador.

Así, la humanidad, una y otra vez, puede observar

la eterna y sublime fuerza vital, la fuerza vital del Creador.

Adaptado de La Palabra, Vol. II. Sobre conocer a Dios. Dios mismo, el único I

Anterior: 905 El camino para conocer la autoridad de Dios

Siguiente: 907 La verdadera materialización de la autoridad del Creador

El fin de todas las cosas se está acercando, ¿quieres saber cómo el Señor recompensará el bien, castigará el mal y determinará el fin de cada uno? Bienvenido a contactarnos para descubrir la respuesta.

Contenido relacionado

Capítulo 11

A los ojos del hombre, parece no haber cambio en las declaraciones de Dios durante este período, y esto se debe a que las personas son...

22. Finalmente he aprendido cómo cumplir con mi deber

Después de contemplar estas palabras, finalmente me di cuenta: resulta ser que los títeres y los traidores que huyen del gran trono blanco no sólo se refiere a los que se apartan de esta senda. Más importante aún, se está refiriendo a los que siguen a Dios pero no valoran estas verdades, a las personas que siempre las evaden, que buscan una nueva salida fuera de estas verdades, que no están dispuestas a someterse al castigo y juicio de Dios y a buscar que Dios las purifique.

Dos mil años de espera

Himno de la Palabra de Dios DOS MIL AÑOS DE ESPERA Que Dios se haya hecho carne agita al mundo religioso,molesta al orden religioso,y...

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro

Contacta con nosotros por WhatsApp