129 La humildad de Dios es adorable

I

Dios con humildad hace Su obra

en los hombres, tan corruptos.

Para perfeccionarlos. Dios se hace hombre.

Los pastorea y los cuida.

Llega al corazón del gran dragón rojo

para salvar y conquistar a los corruptos,

tratando de cambiarlos y hacerlos de nuevo.

Se humilla a ser un hombre y soporta las dificultades.

Del Espíritu de Dios, la gran humillación.

Dios, grande y noble. Los hombres, ruines y bajos.

Aun así Dios les habla, los cuida y vive entre ellos.

Es tan humilde, tan adorable.

II

El que Dios viva encarnado, con necesidades normales,

prueba que bajó a cierto nivel.

Su Espíritu, grande y noble,

viene como hombre común en la obra de Su Espíritu.

No eres digno de Su obra, del tormento que ha sufrido.

Se nota en tus cualidades, ideas y sentimientos.

No eres digno de Su obra, del tormento que ha sufrido.

Se nota en tu humanidad y en tu forma de vivir.

Dios, grande y noble. Los hombres, ruines y bajos.

Aun así Dios les habla, los cuida y vive entre ellos.

Es tan humilde, tan adorable.


Adaptado de ‘Sólo los que se enfocan en la práctica pueden ser perfeccionados’ en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior : 128 Dios pone toda Su esperanza en el hombre

Siguiente : 130 El perfecto cuidado de Dios sobre todo

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Contáctanos
Contacta con nosotros por WhatsApp

Contenido relacionado

¡Pueblos todos! ¡Alegraos!

En Mi luz, la gente ve la luz de nuevo. En Mi palabra, la gente encuentra las cosas que disfruta. He venido de oriente, de oriente...

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro