115 La gestión de Dios siempre avanza

Después de la obra de Jehová,

Jesús se encarnó para obrar entre los hombres.

Su obra no fue algo aislado,

se construyó sobre la obra de Jehová.

Fue una obra para una nueva era

cuando Dios terminó la Era de la Ley.

Y cuando la obra de Jesús terminó,

a la siguiente era Dios continuó.

La gestión de Dios siempre va hacia delante.

Tras la vieja era, una nueva surgirá.

Al terminar la vieja obra, una nueva nacerá.

Tras la vieja era, una nueva surgirá.

Tras la obra terminada de Jesús,

Dios se ha encarnado por segunda vez.

Pero no es algo independiente,

sino que sigue las Eras de la Ley y de la Gracia.

Con cada nueva etapa de la obra de Dios

llegará un nuevo comienzo y una nueva era.

Su carácter y Su nombre,

dónde y cómo obra también cambiarán.

La gestión de Dios siempre va hacia delante.

Tras la vieja era, una nueva surgirá.

Al terminar la vieja obra, una nueva nacerá.

Tras la vieja era, una nueva surgirá.

La gestión de Dios siempre va hacia delante.

Tras la vieja era, una nueva surgirá.

Al terminar la vieja obra, una nueva nacerá.

Tras la vieja era, una nueva surgirá.

Adaptado de ‘Prefacio’ en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior: 114 Dios restaurará el significado de Su creación del hombre

Siguiente: 116 Dios siempre ha obrado para guiar al hombre

El fin de todas las cosas se está acercando, ¿quieres saber cómo el Señor recompensará el bien, castigará el mal y determinará el fin de cada uno? Bienvenido a contactarnos para descubrir la respuesta.

Contenido relacionado

Capítulo 10

Durante la época de la edificación de la iglesia, Dios apenas mencionó la edificación del reino. Incluso cuando sacó el tema a colación, lo...

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro

Contacta con nosotros por WhatsApp