Pregunta 1: Habéis dado testimonio de que cuando el Señor regrese en los últimos días, primero se hará carne y llegará en secreto, y después de formar un grupo de vencedores, descenderá públicamente con las nubes para aparecer ante todos. Tal comunicación tiene sentido. Pero durante 2000 años, la mayoría de creyentes en el Señor ha estado esperando a que descienda con las nubes. Los pastores y los ancianos religiosos también lo dicen a menudo. ¿Cómo es posible que estemos equivocados en esperar de acuerdo con la profecía de la Biblia? Todos los pastores y los ancianos religiosos son personas que sirven al Señor. Todos esperan a que el Señor regrese de este modo. ¡No creo que el Señor retornado vaya a abandonar a todos estos ancianos y pastores religiosos! Definitivamente, ¡es imposible!

Respuesta: ¿En qué os basáis para decir algo así? ¿Lo que habéis dicho se ajusta a las palabras del Señor Jesús? ¿Os basáis en las palabras de Dios? Si lo que decís está totalmente basado en las ideas e imaginaciones del hombre, ¡eso sería oponerse al Señor! Veamos cómo esperaron los fariseos la llegada del Mesías, y por qué crucificaron al Señor Jesús. Inicialmente, los fariseos judíos tenían muchas nociones e imaginaciones en cuanto al Mesías. Vieron la profecía bíblica: “Porque un niño nos ha nacido, un hijo nos ha sido dado, y la soberanía reposará sobre sus hombros” (Isaías 9:6). “Pero tú, Belén Efrata, aunque eres pequeña entre las familias de Judá, de ti me saldrá el que ha de ser gobernante en Israel. Y sus orígenes son desde tiempos antiguos, desde los días de la eternidad” (Miqueas 5:2). Basándose en las palabras de las profecías bíblicas y en varias fantasías y deducciones de larga data sobre la llegada del Mesías, los fariseos determinaron que, con toda certeza, el Señor sería llamado Mesías y nacería en una familia pudiente. Y que además sería como David y se convertiría en el Rey de Israel, y los llevaría a independizarse del Imperio romano. Es probable que la mayoría de los israelitas pensasen así. Pero Dios no cumplió estas profecías según sus nociones e imaginaciones, y por ello, los fariseos intentaron hallar todo tipo de acusaciones contra el Señor Jesús y lo condenaron y blasfemaron contra Él. Aunque en esa época el Señor Jesús expresó muchas verdades y obró muchos milagros, lo que demostró plenamente la autoridad y el poder de Dios, a los fariseos no les importó cuán profundas eran las palabras del Señor Jesús o cuán inmensa era Su autoridad. Si no se ajustaba a sus nociones e imaginaciones, si Él no había nacido en una familia pudiente y Su aspecto no era noble y majestuoso, si Su nombre no era Mesías, ellos lo condenarían y se opondrían a Él. Debido a su naturaleza de odiar la verdad, ¡al final crucificaron al Señor Jesús, que había expresado verdades y llevado a cabo la obra de la redención! ¿Son detestables los fariseos? ¿Deberían ser maldecidos? Los pecados de los fariseos al oponerse al Señor Jesús y condenarlo expusieron totalmente su aversión y odio a la verdad, su naturaleza satánica. Esto demuestra que sus corazones no esperaban genuinamente a que el Mesías los salvara del pecado, en lugar de ello, esperaban que el Rey de los judíos los liberara del control del Gobierno romano, ¡para no tener que sufrir más como esclavos! Creían en Dios y anhelaban la llegada del Mesías, todo porque querían satisfacer sus deseos personales y proteger su estatus. ¿Qué error cometieron los fariseos al esperar la llegada del Mesías? ¿Por qué fueron maldecidos y castigados por Dios? ¡Esto da mucho que pensar! ¿Por qué los fariseos se opusieron al Señor Jesús y lo condenaron cuando apareció para llevar a cabo Su obra? ¿Qué naturaleza y esencia de los fariseos quedaron aquí demostradas? ¡Las personas que desean la aparición de Dios deberían comprender estos problemas! Si no podemos entender estos problemas, llegado el momento de recibir al Señor Jesús en su regreso, ¡es muy posible que acabemos en el mismo camino de oposición a Dios que los fariseos!

¿Cómo esperaron los fariseos la llegada del Mesías? ¿Por qué crucificaron al Señor Jesús? ¿Cuál es el origen de estas preguntas? ¡Veamos qué dice Dios Todopoderoso! Dios Todopoderoso dice: “¿Deseáis conocer la raíz de la oposición de los fariseos a Jesús? ¿Deseáis conocer la esencia de los fariseos? Estaban llenos de fantasías sobre el Mesías. Aún más, sólo creían que Él vendría, pero no buscaban la verdad-vida. Por tanto, incluso hoy siguen esperándole, porque no tienen conocimiento del camino de la vida ni saben cuál es la senda de la verdad. Decidme, ¿cómo podrían obtener la bendición de Dios tales personas insensatas, tozudas e ignorantes? ¿Cómo podrían contemplar al Mesías? Se opusieron a Jesús porque no conocían la dirección de la obra del Espíritu Santo ni el camino de la verdad mencionado por Jesús y, además, porque no entendían al Mesías. Y como nunca le habían visto ni habían estado en Su compañía, cometieron el error de aferrarse en vano al nombre del Mesías mientras se oponían a Su esencia por todos los medios posibles. Estos fariseos eran tozudos y arrogantes en esencia, y no obedecían la verdad. El principio de su creencia en Dios era: por muy profunda que sea Tu predicación, por muy alta que sea Tu autoridad, no eres Cristo a no ser que te llames el Mesías. ¿No son estas opiniones absurdas y ridículas?” (‘En el momento que contemples el cuerpo espiritual de Jesús, Dios ya habrá vuelto a crear el cielo y la tierra’ en “La Palabra manifestada en carne”). Después de leer las palabras de Dios Todopoderoso, la esencia y fuente de la oposición de los fariseos al Señor Jesús cuando esperaban al Mesías, ahora debería quedarnos claro a todos. De modo que, respecto a recibir el regreso del Señor, muchas personas se apoyan en sus nociones e imaginaciones, y sólo esperan como un necio a que el Señor descienda con las nubes en lugar de buscar la verdad y escuchar la voz de Dios, ¿no estarán recorriendo el mismo camino de oposición a Dios que los fariseos? ¿Cuáles serán entonces sus fines?

Desde hace más de 20 años, el evangelio del Reino de Dios Todopoderoso se ha estado propagando por la China continental. Se ha propagado mucho entre distintas religiones y denominaciones. Durante este periodo, debido a la fuerte represión y mano dura del Gobierno del PCCh, combinadas con la campaña de propaganda de los medios del PCCh, Dios Todopoderoso ya es un nombre familiar para todos. Posteriormente, todas las verdades expresadas por Dios Todopoderoso y los diversos vídeos y películas producidos por la Iglesia de Dios Todopoderoso se han publicado online poco a poco, y se han difundido por todo el mundo. Todas las personas de los círculos religiosos han oído acerca de los distintos métodos de testimonio de la Iglesia de Dios Todopoderoso. Muchos han dado testimonio de la venida de Dios. Esto cumple por completo la profecía del Señor Jesús: “Pero a medianoche se oyó un clamor: ‘¡Aquí está el novio! Salid a recibirlo’” (Mateo 25:6). Entonces, ¿por qué los pastores y los ancianos religiosos todavía condenan y se oponen con furia a la obra de Dios Todopoderoso en los últimos días? En la Biblia existen muchas profecías sobre el regreso del Señor, de modo que, ¿cuál es la causa de su obsesión con la profecía del Señor que desciende con las nubes? ¿Por qué no buscan en absoluto cuando escuchan los testimonios de la llegada del Señor? ¿Por qué, cuando saben que Dios Todopoderoso ha expresado muchas verdades y han visto la realidad de la obra de Dios, todavía se aferran obstinadamente a sus nociones e imaginaciones para oponerse y condenar la obra de Dios de los últimos días? ¿Estas personas aman la verdad y esperan genuinamente la llegada del Señor o no? ¿Son vírgenes prudentes o insensatas? Si son vírgenes prudentes y realmente esperan el regreso del Señor, ¿por qué, cuando oyen la voz de Dios y ven florecer el evangelio del reino, aún insisten en condenarlo y oponerse obstinadamente? ¿Puede ser debido a su sinceridad al desear y esperar la aparición del Señor? ¿Puede ser su verdadera expresión al regocijarse por el regreso del Señor? En el fondo, para ser sinceros, su creencia en el Señor y el deseo por el regreso del Señor Jesús son falsos, ¡pero su deseo de ser bendecidos y entrar en el reino de los cielos es real! Creen en el Señor, no para buscar la verdad y obtener vida, ni para ganar la verdad y escapar del pecado. ¿Cuál es su mayor preocupación? Que el Señor descienda para llevarlos directamente al reino de los cielos y así poder evitar el sufrimiento de la carne y disfrutar de las bendiciones del reino de los cielos. ¡Éste es su verdadero propósito al creer en Dios! Aparte de éste, ¿qué otro motivo tienen ellos para rechazar a Dios Todopoderoso, que expresa verdades para salvar a la humanidad? Podemos pensar en eso. Quien ama la verdad y anhela de verdad que Dios aparezca, ¿cómo actuará cuando oiga que el Señor ha venido? ¿No escuchará, no observará, no entrará en contacto con eso? ¿Lo negará ciegamente, lo condenará y se opondrá a Él? ¡Definitivamente no! Porque una persona que anhela sinceramente la aparición de Dios y recibe la llegada de Dios espera que aparezca la verdadera luz, que la verdad y la justicia reinen en su corazón. Espera que Dios venga a salvar a la humanidad y que ayude a la gente a escapar totalmente del pecado para ser purificados y ganados por Dios. Mas aquellos que sólo esperan que el Señor descienda con las nubes, pero niegan y rechazan a Dios Todopoderoso, especialmente los líderes religiosos que condenan y se oponen con furia a Dios Todopoderoso en aras de proteger su estatus y sustento, todas esas personas desprecian y odian la verdad. Son todos incrédulos y anticristos expuestos por la obra de Dios de los últimos días. Después de que Dios encarnado complete Su obra de salvación, estas personas sucumbirán al desastre, que sólo sucede cada millón de años, llorando y rechinando los dientes. Entonces la profecía del Señor que desciende con las nubes para aparecer públicamente se cumplirá por completo: “He aquí, viene con las nubes y todo ojo le verá, aun los que le traspasaron; y todas las tribus de la tierra harán lamentación por Él” (Apocalipsis 1:7).

Veamos qué dice Dios Todopoderoso sobre este aspecto: “Las personas que no reciben la verdad, pero que esperan ciegamente la llegada de Jesús sobre nubes blancas, blasfemarán sin duda contra el Espíritu Santo y pertenecen a la categoría que será destruida. Deseáis simplemente la gracia de Jesús, y sólo queréis disfrutar el gozoso reino del cielo, pero nunca habéis obedecido Sus palabras ni habéis recibido la verdad expresada por Él cuando vuelva a la carne. ¿Qué ofreceréis a cambio de la realidad del regreso de Jesús sobre una nube blanca? ¿La sinceridad con la que cometéis repetidamente pecados, y después los hacéis vuestras confesiones una y otra vez? ¿Qué ofreceréis en sacrificio a Jesús, quien vuelve sobre una nube blanca? ¿Los años de trabajo con los que os exaltáis a vosotros mismos? ¿Qué ofreceréis para hacer que el Jesús retornado confíe en vosotros? ¿Vuestra naturaleza arrogante, que no obedece ninguna verdad?”.

Os digo, aquellos que creen en Dios por las señales son sin duda la categoría que será destruida. Los que son incapaces de recibir las palabras de Jesús, que ha vuelto a la carne, son sin duda la progenie del infierno, los descendientes del arcángel, la categoría que será sometida a la destrucción eterna. Muchas personas pueden no preocuparse por lo que digo, pero aun así quiero decirle a cada uno de estos llamados santos que siguen a Jesús que, cuando lo veáis descendiendo del cielo sobre una nube blanca con vuestros propios ojos, esta será la aparición pública del Sol de justicia. Quizás será un momento de gran entusiasmo para ti, pero deberías saber que el momento en el que veas a Jesús descender del cielo será también el momento en el que irás al infierno a ser castigado. Ese será el momento del final del plan de gestión de Dios, y será cuando Él recompense a los buenos y castigue a los malos. Porque Su juicio habrá terminado antes de que el hombre vea señales, cuando sólo exista la expresión de la verdad. Aquellos que acepten la verdad y no busquen señales, y por tanto hayan sido purificados, habrán regresado ante el trono de Dios y entrado en el abrazo del Creador. Sólo aquellos que persisten en la creencia de que ‘El Jesús que no cabalgue sobre una nube blanca es un falso Cristo’ se verán sometidos al castigo eterno, porque sólo creen en el Jesús que exhibe señales, pero no reconocen al Jesús que proclama un juicio severo y manifiesta el camino verdadero de la vida. Y por tanto, sólo puede ser que Jesús trate con ellos cuando Él vuelva abiertamente sobre una nube blanca. Son demasiado tozudos, confían demasiado en sí mismos, son demasiado arrogantes. ¿Cómo puede recompensar Jesús a semejantes degenerados?” (‘En el momento que contemples el cuerpo espiritual de Jesús, Dios ya habrá vuelto a crear el cielo y la tierra’ en “La Palabra manifestada en carne”).

Extracto del guion de la película de “Rompe el hechizo”

Anterior: Pregunta 7: Si el Señor Jesús es Dios mismo, ¿por qué cuando el Señor Jesús ora sigue haciéndolo a Dios Padre? Sin duda, este es un misterio por develar. Por favor, compártanlo con nosotros.

Siguiente: Pregunta 2: Que los pastores y ancianos han sido escogidos y nombrados por el Señor, y que son personas que sirven al Señor. Obedecer a los pastores y ancianos es obedecer al Señor. Si nos oponemos a los pastores y ancianos y los condenamos, nos estaremos oponiendo al Señor. Sólo los pastores y ancianos entienden la Biblia y pueden interpretarla. Sólo ellos nos pueden guiar. Si lo que dicen los pastores y ancianos es conforme con la Biblia y está basado en ella, nosotros debemos acatarlo y obedecerlo. Siempre que lo que hagan los pastores y ancianos sea conforme con la Biblia, debemos aceptarlo y seguirlo. obedecer a los pastores y ancianos?

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.

Contenido relacionado

1. Las diferencias esenciales entre la obra de Dios y la obra del hombre

La obra de Dios mismo involucra la obra de toda la humanidad y también representa la obra de toda la era. Es decir, la propia obra de Dios representa el movimiento y la tendencia de toda la obra del Espíritu Santo, mientras que la obra de los apóstoles sigue la propia obra de Dios y no lidera la era ni tampoco representa la tendencia operativa del Espíritu Santo en toda la era.

8. Cómo Dios pone fin a la era oscura del campo de acción de Satanás en los últimos días

El hombre reconoce que el Dios al que buscó en tiempos pasados es ambiguo y sobrenatural. Lo que puede lograr este efecto no es la guía directa del Espíritu, mucho menos las enseñanzas de un cierto individuo, sino el Dios encarnado. Las concepciones del hombre se ponen al descubierto cuando el Dios encarnado hace de manera oficial Su obra, porque la normalidad y la realidad del Dios encarnado es la antítesis del Dios ambiguo y sobrenatural que hay en la imaginación del hombre.

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro