Pregunta 2: Que los pastores y ancianos han sido escogidos y nombrados por el Señor, y que son personas que sirven al Señor. Obedecer a los pastores y ancianos es obedecer al Señor. Si nos oponemos a los pastores y ancianos y los condenamos, nos estaremos oponiendo al Señor. Sólo los pastores y ancianos entienden la Biblia y pueden interpretarla. Sólo ellos nos pueden guiar. Si lo que dicen los pastores y ancianos es conforme con la Biblia y está basado en ella, nosotros debemos acatarlo y obedecerlo. Siempre que lo que hagan los pastores y ancianos sea conforme con la Biblia, debemos aceptarlo y seguirlo. obedecer a los pastores y ancianos?

Respuesta: En la religión, algunas personas piensan que todos los pastores y los ancianos religiosos son escogidos y designados por el Señor. Y que, por consiguiente, debemos obedecerlos. ¿Se basa ese punto de vista en la Biblia? ¿Está demostrado por la palabra del Señor? ¿Tiene el testimonio del Espíritu Santo y la confirmación de la obra del Espíritu Santo? Si todas las respuestas son no, ¿no será que la creencia de que la mayoría de que los pastores y ancianos son todos escogidos y nombrados por el Señor surge de las nociones e imaginaciones de la gente? Pensemos en ello. En la Era de la Ley, Moisés fue escogido y designado por Dios. ¿Significa esto que todos los líderes judíos de la Era de la Ley fueron escogidos y designados por Dios? En la Era de la Gracia, los 12 apóstoles del Señor Jesús fueron escogidos y designados personalmente por Él mismo. ¿Significa esto que todos los pastores y ancianos de la Era de la Gracia fueron escogidos y designados personalmente por el Señor? A mucha gente le gusta seguir reglas establecidas y no abordan los asuntos de acuerdo con los hechos. Como resultado, veneran y siguen ciegamente a otros. ¿Cuál es el problema? ¿Por qué las personas no pueden distinguir entre estas cosas? ¿Por qué no pueden buscar la verdad en ellas? De lo registrado en la Biblia podemos observar que, en cada era de Su obra, Dios escoge y designa a algunas personas para coordinar Su obra. Y aquellos designados y usados por Dios son confirmados por Su palabra. Incluso si no lo son, al menos está la confirmación de la obra del Espíritu Santo. Como en la Era de la Ley, cuando Dios escogió a Moisés para conducir a los israelitas. Esto está demostrado por las palabras de Dios. Dios Jehová dijo: “Y ahora, he aquí, el clamor de los hijos de Israel ha llegado hasta mí, y además he visto la opresión con que los egipcios los oprimen. Ahora pues, ven y te enviaré a Faraón, para que saques a mi pueblo, los hijos de Israel, de Egipto” (Éxodo 3:9-10). En la Era de la Gracia, el Señor Jesús designó a los 12 apóstoles para que guiaran las iglesias. Esto también está demostrado por las palabras del Señor. Tal como dijo el Señor Jesús cuando designó a Pedro: “Simón, hijo de Juan, ¿me quieres?” “Apacienta mis ovejas” (Juan 21:17). “Yo te daré las llaves del reino de los cielos; y lo que ates en la tierra, será atado en los cielos; y lo que desates en la tierra, será desatado en los cielos” (Mateo 16:19). Podemos ver que, aquellos designados y utilizados por Dios son atestiguados por la palabra de Dios, existe la palabra de Dios como prueba y la confirmación de la obra del Espíritu Santo. Toda su obra es apoyada por Dios. Obedecer su obra y liderazgo es obedecer a Dios. Cualquiera de nosotros que se oponga a aquel designado y usado por Dios, se opone a Dios y será maldecido y castigado por Dios. En la Era de la Ley, Coré, Datán y su gente se opusieron a Moisés. ¿Qué sucedió al final? Dios los castigó directamente. Dios hizo que la tierra se abriera y los engullera. Todos saben que esto es un hecho. En la Era de la Gracia, todos los apóstoles designados por el Señor Jesús tenían la confirmación de la palabra del Señor. Pero ¿ha designado el Señor a los pastores y a los ancianos religiosos de hoy en día? ¿La palabra del Señor lo demuestra? La mayoría de ellos se cultivan en escuelas teológicas y tienen títulos universitarios en teología, del cual dependen para ser pastores, no porque el Espíritu Santo personalmente les haya dado testimonio y los haya usado. ¿No es eso un hecho? ¿Quién de nosotros ha visto al Espíritu Santo dar testimonio personalmente o designar a algún pastor? ¡Nunca sucede! Si de veras los designara el Señor, sin duda tendrían el testimonio verdadero del Espíritu Santo y muchos creyentes como testigos. Por eso, los pastores y los ancianos religiosos no están designados por el Señor. ¡Es cierto! Hemos oído que hay incluso pastores que no creen que el Señor Jesús fue concebido por el Espíritu Santo. No creen que “la concepción del Espíritu Santo” tenga base alguna o se ajuste a la ciencia. Es aún menos probable que esta gente admita que Cristo es la manifestación de Dios. Si tales pastores hubieran existido en la época en que el Señor Jesús obraba, seguro que no habrían aceptado al Señor Jesús. Entonces, ¿cómo tratarían la aparición y obra de Dios encarnado en los últimos días? Todos serían como los sumos sacerdotes judíos, escribas y fariseos, que condenaban y se oponían con furia al Señor Jesús. ¿Tales pastores y ancianos son personas que obedecen sinceramente a Dios? Ni siquiera creen en Dios encarnado, y además no reconocen las verdades expresadas por Dios encarnado. ¿No son acaso anticristos? Así pues, ¿es aún válido el punto de vista de que “todos los pastores y los ancianos religiosos son designados y usados por el Señor”? Si insistimos en que estos pastores y ancianos son designados y usados por Dios, ¿no es eso calumniar a Dios y blasfemar contra Él? ¿Designaría Dios y utilizaría a estos incrédulos y anticristos para liderar a Su pueblo escogido? ¿Acaso no es demasiado absurdo y falso ese punto de vista? ¿Acaso no es distorsionar los hechos y confundir el bien con el mal? Definitivamente no. Todos los designados y usados por Dios personalmente dan testimonio de Dios, y al menos tienen la confirmación y los efectos de la obra del Espíritu Santo, y pueden ayudar al pueblo escogido por Dios a lograr el suministro de vida y una verdadera labor pastoral. Porque Dios es justo, santo, y todos aquellos designados y usados por Dios están de acuerdo con la voluntad de Dios. Seguro que no serán fariseos hipócritas, ni tampoco anticristos que se oponen a Dios y odian la verdad.

Fijémonos en los pastores y líderes religiosos de hoy en día. La mayoría de ellos se cultivan en escuelas teológicas y no han sido personalmente designados y usados por Dios. Simplemente estudian teología y la Biblia. Su obra y prédica sólo se centra en hablar sobre el conocimiento de la Biblia, teología, personajes e historias de la Biblia, trasfondos históricos y demás. Lo que practican, además, es sólo enseñar a la gente a practicar rituales religiosos y seguir las reglas. Nunca prestan atención a comunicar la verdad en palabras de Dios, ni dirigen a la gente para que practique y experimente las palabras de Dios u obedezca Sus mandamientos. Nunca hablan de cómo conocerse a sí mismos y de experiencias reales de entrada a la vida, y además nunca hablan del verdadero conocimiento de Dios. ¿Puede tal obra y prédica lograr la obra del Espíritu Santo? ¿Puede tal servicio satisfacer las intenciones de Dios? ¿Puede guiarnos a practicar la verdad y entrar en la vía correcta de creer en Dios? Al explicar la Biblia de este modo, ¿no están yendo por su propio camino y oponiéndose a Dios? Especialmente cuando Dios Todopoderoso expresa verdades y lleva a cabo Su obra de juicio de los últimos días, estos líderes religiosos saben claramente que las palabras de Dios Todopoderoso son toda la verdad y pueden purificar y salvar a las personas, y aun así no las buscan y aceptan. Más aborrecible aún es que no permitan a los creyentes leer las palabras de Dios Todopoderoso o escuchar la voz de Dios. En aras de proteger sus estatus y sustentos, calumnian y condenan con furia a Dios Todopoderoso, incluso se coordinan con el PCCh, el régimen satánico, para arrestar y perseguir a los evangelistas. ¿En que se diferencian las acciones y la conducta de estos pastores y ancianos de las de los fariseos que se oponían al Señor Jesús en aquella época? ¿No son obstáculos para que aceptemos el verdadero camino? ¿Cómo podría esta gente que odia la verdad y se opone a Dios ser designada y usada por Dios? ¿Designaría Dios a esta gente que odia la verdad y obstruye la voluntad de Dios para que guíen al pueblo escogido de Dios? Por supuesto que no. ¡Esa es la verdad!

Extracto del guion de la película de “Rompe el hechizo”

Anterior: Pregunta 1: Habéis dado testimonio de que cuando el Señor regrese en los últimos días, primero se hará carne y llegará en secreto, y después de formar un grupo de vencedores, descenderá públicamente con las nubes para aparecer ante todos. Tal comunicación tiene sentido. Pero durante 2000 años, la mayoría de creyentes en el Señor ha estado esperando a que descienda con las nubes. Los pastores y los ancianos religiosos también lo dicen a menudo. ¿Cómo es posible que estemos equivocados en esperar de acuerdo con la profecía de la Biblia? Todos los pastores y los ancianos religiosos son personas que sirven al Señor. Todos esperan a que el Señor regrese de este modo. ¡No creo que el Señor retornado vaya a abandonar a todos estos ancianos y pastores religiosos! Definitivamente, ¡es imposible!

Siguiente: Pregunta 3: Pablo dijo claramente en la Biblia: “Tened cuidado de vosotros y de toda la grey, en medio de la cual el Espíritu Santo os ha hecho obispos para pastorear la iglesia de Dios […]”. (Hechos 20:28). Esto demuestra que todos los pastores y ancianos están designados por el Espíritu Santo. ¿Acaso estar designado por el Espíritu Santo no representa estar consagrado por Dios? Dios designó a los pastores y ancianos como supervisores de todo el rebaño. Eso no puede ser erróneo.

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Conéctate con nosotros en Messenger
Contacta con nosotros por WhatsApp

Contenido relacionado

2. Qué es la realidad-verdad y qué es el conocimiento y la doctrina de la Biblia

A los que solo se preocupan por las palabras de la Biblia, que no les interesa la verdad o no buscan Mis pisadas, están contra Mí, porque me limitan de acuerdo a la Biblia y me restringen dentro de la Biblia, y por eso son blasfemos en extremo hacia Mí. ¿Cómo podrían esas personas venir delante de Mí? No prestan atención a Mis hechos o a Mi voluntad o a la verdad, sino que se obsesionan con las palabras, que los matan. ¿Cómo pueden esas personas ser compatibles conmigo?

1. Qué es la verdad

Esta verdad es el carácter de vida de la humanidad normal, es decir, lo que fue requerido del hombre cuando Dios lo creó en el principio, a saber: toda la humanidad normal (incluyendo el sentido humano, la percepción, la sabiduría y el conocimiento básico de ser hombre).

2. La relación entre cada etapa de la obra de Dios y Su nombre

Una vez se me conoció como Jehová. También se me llamó el Mesías, y las personas me llamaron una vez Jesús el Salvador porque me amaban y respetaban. Pero hoy no soy el Jehová o el Jesús que las personas conocieron en tiempos pasados, soy el Dios que ha vuelto en los últimos días, el que pondrá fin a la era. Soy el Dios mismo que se levanta en los extremos de la tierra, repleto con todo Mi carácter, y lleno de autoridad, honor y gloria.

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro