527 El dolor de las pruebas es una bendición de Dios

1 No te desanimes ni seas débil; Yo te haré revelaciones. El camino al reino no es tan fácil. ¡Nada es tan simple! Quieres que las bendiciones lleguen fácilmente, ¿verdad? Hoy todos tendréis que enfrentar pruebas amargas; de otro modo, el corazón amoroso que tenéis por Mí no se hará más fuerte ni sentiréis verdadero amor hacia Mí. Aunque sólo sean circunstancias menores, todos deben sobrevivir a ellas; sólo difieren en cierto grado. La circunstancia es una de Mis bendiciones, ¿cuántos se arrodillan a menudo ante Mí y piden Mi bendición? Siempre sentís que unas cuantas palabras afortunadas cuentan como Mi bendición, pero no percibís que la amargura es una de Mis bendiciones.

2 Los que participan en Mi amargura con certeza compartirán Mi dulzura. Esa es Mi promesa y Mi bendición para vosotros. No dudéis en comer, beber y disfrutar. Cuando lo oscuro pase, aquí habrá luz. Antes del amanecer es cuando más oscuro está; después de esa hora, irá habiendo poco a poco más claridad y, a continuación, saldrá el sol. No temáis ni seáis tímidos. Los obedientes y los sumisos recibirán grandes bendiciones. En la iglesia, deberíais permanecer firmes en vuestro testimonio de Mí, defended la verdad —lo correcto es correcto y lo incorrecto es incorrecto— y no confundáis lo negro y lo blanco. Estad en guerra con Satanás y debéis vencerlo por completo para que nunca más se levante.

3 Debéis sacrificarlo todo para proteger Mitestimonio. Este será el objetivo de vuestros actos, no lo olvidéis. Pero, ahora, carecéis de fe y de la capacidad de diferenciar las cosas, y siempre sois incapaz de entender Mi palabra y Mis intenciones. No obstante, no estés angustiado; todo procede según Mis pasos, y la angustia sólo engendra problemas. Pasa más tiempo ante Mí y no le prestes atención a la comida ni a la ropa para el cuerpo físico. Busca con frecuencia Mis intenciones, y te mostraré con claridad cuáles son. Poco a poco descubrirás Mis intenciones en todo, de manera que Yo tendré un camino que recorrer en cada uno, sin obstrucciones. Eso satisfará Mi corazón ¡y recibiréis bendiciones conmigo por siempre y para siempre!

Adaptado de ‘Capítulo41’ de Declaraciones de Cristo en el principio en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior: 526 Debes dar testimonio de Dios en todas las cosas

Siguiente: 552 ¿No puede el hombre hacer a un lado su carne por este corto tiempo?

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Contacta con nosotros por Messenger
Contacta con nosotros por WhatsApp

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro