Capítulo 89

No es fácil hacer todo de acuerdo con Mis intenciones. No es cuestión de obligarte a ti mismo a fingir; más bien, depende de si Yo te doté con Mis cualidades antes de que creara el mundo. Todo esto depende de Mí. No son cosas que los humanos puedan hacer. Amo a quien deseo amar y, quienquiera que Yo diga que es el hijo primogénito, sin duda, lo es. ¡Así es! Tal vez quieras imitarlo, ¡pero sería en vano! ¿Acaso crees que no puedo reconocerte por lo que eres? ¿Piensas que basta con comportarse bien cuando estás frente a Mí? ¿Que es así de sencillo? Desde luego que no. Debes tener Mi promesa, y Mi predeterminación. ¿Piensas que no sé lo que haces a Mis espaldas? ¡Eres un depravado! ¡Una vez que tu servicio para Mí haya terminado, vuelve deprisa al lago de fuego y azufre! Estoy asqueado; siento un profundo desprecio con solo mirarte. Todos los que me sirven, todos los que no se esfuerzan y muestran lealtad hacia Mí, todos los que son disolutos y están descontrolados, y todos los que no pueden comprender Mis intenciones, después de que su servicio haya terminado, ¡apresúrense y quítense de Mi vista! De lo contrario, ¡los echaré a patadas! Estas personas no pueden quedarse en Mi casa (es decir, en la iglesia) ni un minuto más. Todos deben salir de aquí para no avergonzar Mi nombre y arruinar Mi reputación. Todas estas personas son descendientes del gran dragón rojo; fueron enviadas por el gran dragón rojo para perturbar Mi gestión. Se especializan en el engaño para entorpecer Mi obra. ¡Hijo mío! ¡Debes abrir los ojos! No te asocies con esa clase de personas. ¡Cuando las veas, aléjate de ellas rápidamente para evitar caer en sus trampas! ¡Eso le haría daño a tu vida! Detesto profundamente a las personas que hablan sin cuidado, que actúan sin pensar, que solo se la pasan bromeando y riendo y que hablan de frivolidades. No quiero a ninguna de esas personas; ¡todas son de la calaña de Satanás! Se burlan sin razón alguna. ¿Qué son estas criaturas? Dicen tonterías y enloquecen. ¿Siguen sin sentir vergüenza? De hecho, este tipo de personas son las que tienen menos valor y, desde hace mucho, he visto sus intenciones y las abandoné. Si no lo hubiera hecho, ¿por qué dirían tonterías una y otra vez sin someterse a Mi disciplina? ¡Son descendientes del gran dragón rojo de verdad! Ahora, he comenzado a descartar estas cosas, una por una. ¿Podría usar a los descendientes de Satanás como Mis hijos primogénitos, como Mis hijos y como Mi pueblo? ¿No estaría entonces confundido? Definitivamente no lo haré. ¿Entendéis esto con claridad?

Todo lo que enfrentáis hoy, ya sea bueno o malo, fue dispuesto por Mis sabias manos; Yo lo he orquestado todo, y todo está bajo Mi control. Definitivamente, esto no es algo que la humanidad pueda llevar a cabo con facilidad. Algunas personas aún tienen las manos sudorosas debido a que se preocupan por Mí, pero, en verdad, ¡no tienen de qué preocuparse! Descuidan su tarea principal y no buscan entrar en el espíritu, aunque continúan deseando crecer en la vida. ¡Esperan en vano! No están ansiosos en absoluto, ¡pero siguen queriendo satisfacer Mi voluntad! Os preocupáis por Mí, pero Yo no lo hago. ¿Qué es lo que te preocupa? Tu trabajo para Mí es superficial y mientes descaradamente. ¡Te lo digo! A partir de este momento, sacaré a las personas como tú de Mi casa. Las personas así no son dignas de servirme en Mi casa. Las detesto porque blasfeman contra Mí con sus acciones. Cuando se dijo “la blasfemia contra Mí es un pecado imperdonable”, ¿a quién se refería esto? ¿Lo entendéis con claridad? Una persona así cree que el problema aún no se ha agravado tanto, aunque ya haya cometido este pecado. En verdad, esta persona confundida es ciega e ignorante, ¡y su espíritu está bloqueado! ¡Te echaré a patadas! (Como es Satanás el que me tienta, odio muchísimo esto, y este tema se ha mencionado repetidas veces, y me he enfurecido en cada ocasión. No puedo contener Mi ira, y nadie puede detenerla. Aún no ha llegado el momento; de lo contrario, ¡hace mucho que me habría ocupado de esa persona!). (Esto tiene que ver con el hecho de que, hoy en día, muchas personas siguen sin creer que los extranjeros buscarán congregarse en China; ni siquiera ahora lo creen, y esto está provocando que me agite y explote de ira).

En mi casa, ¿exactamente qué clase de persona es conforme a Mi corazón? Es decir, antes de la creación, ¿a qué clase de persona predestiné para que viviera eternamente en Mi casa? ¿Lo sabéis? ¿Habéis considerado a qué clase de persona amo y a qué clase de persona aborrezco? Mi casa es para las personas que tienen Mi misma forma de pensar y que comparten los buenos tiempos y las adversidades conmigo; es decir, personas que participan tanto de las bendiciones como de las dificultades. Todas estas personas pueden amar lo que Yo amo y odiar lo que Yo odio. Pueden abandonar lo que Yo detesto. Si digo que no pueden comer, están dispuestas a que su estómago esté vacío con tal de satisfacer Mis intenciones. Esta clase de persona está dispuesta a permanecer leal a Mí y a esforzarse por Mí, y puede mostrar consideración hacia Mis meticulosos esfuerzos, siempre trabajando arduamente a Mi favor. Por lo tanto, a esta clase de persona yo le otorgo el estatus de hijo primogénito, y le doy todo lo que tengo: tengo la capacidad de liderar todas las iglesias, y esto se lo doy; tengo sabiduría, y esto también se lo doy; puedo sufrir en aras de practicar la verdad, y también les otorgaré a estas personas determinación y las capacitaré para sufrir todo por Mi causa; tengo buenas cualidades y se las daré y las haré exactamente como Yo, sin la más mínima diferencia, de manera que otras personas Me vean a Mí cuando las vean. Ahora, estoy poniendo toda Mi divinidad dentro de estas personas para permitirles vivir un aspecto pleno de Mi divinidad, de modo que puedan manifestarme por completo; esta es Mi intención. No busquéis ser como Yo en términos de lo visible (comer lo mismo o vestir la misma ropa que Yo); todo esto es inútil, y solo os arruinaréis si buscáis esas cosas. Esto se debe a que quienes buscan imitarme en lo externo son lacayos de Satanás, y ese tipo de esfuerzo es una treta suya; refleja su ambición. Tú buscas ser lo mismo que Yo, pero ¿eres digno? ¡Te pisotearé hasta que mueras! Mi obra está constantemente en marcha, y se extiende a cada nación del mundo. ¡Rápido, sigue Mis pasos!

Anterior: Capítulo 88

Siguiente: Capítulo 90

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.

Contenido relacionado

Dios mismo, el único X

Dios es la fuente de vida para todas las cosas (IV)Hoy estamos comunicando un tema especial. Para todos y cada uno de los creyentes, solo...

Práctica (6)

Hoy, muchas personas no pueden ni siquiera conseguir la razón que Pablo poseía, por no mencionar la razón de Pedro. Ni siquiera tienen la...

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro