483 Sigue el camino de Dios en todas las cosas grandes o pequeñas

Para seguir el camino de Dios, no ignores nada cerca de ti,

o que pase en tu entorno, aunque se vea pequeño.

Siempre que suceda, sientas que merezca o no tu atención,

no lo dejes ir, tómatelo como una prueba de Dios.

Si tienes esta actitud, esto probará:

Tu corazón venera a Dios y quiere apartarse de todo mal.

Si quieres hacer feliz a Dios,

entonces cerca estás de

vivir venerando a Dios y apartado del mal.


Los asuntos pueden grandes o pequeños,

pero siguiendo el camino de Dios,

no hay diferencia, no hay diferencia.

Las cosas que no te importan

ni consideras relacionadas con la verdad,

sueles dejarlas ir sin pensarlo mucho.

Cuando te pasan a ti,

sueles dejarlas ir sin pensarlo mucho.

Si quieres hacer feliz a Dios,

entonces cerca estás de

vivir venerando a Dios y apartado del mal.

Una cosa que debes tener claro:

Lo que sea que te pase,

debes verlo como una lección de

cómo temer a Dios y apartarte de todo mal.

Ahí sabrás lo que hace Dios.

A tu lado está, observando lo que dices y cómo actúas,

y el cambio en tu corazón.

Esta es la obra de Dios. Esta es la obra de Dios.

Si quieres hacer feliz a Dios,

entonces cerca estás de

vivir venerando a Dios y apartado del mal.


Adaptado de ‘Cómo conocer el carácter de Dios y el resultado de Su obra’ en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior: 482 Benditos los que estiman la palabra de Dios

Siguiente: 486 Equiparte con las palabras de Dios es tu máxima prioridad

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Conéctate con nosotros en Messenger
Contacta con nosotros por WhatsApp

Contenido relacionado

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro