471 Las palabras de Dios son la verdad que nunca cambia

Las palabras de Dios son la verdad que nunca cambia.

Dios brinda la vida y sólo Él guía al hombre.

El sentido y valor en Sus palabras se determinan por su esencia,

no si el hombre las acepta o reconoce.

Aunque ni un hombre recibiera Sus palabras,

inmensos para el hombre son su ayuda y su valor.

Las palabras de Dios son la verdad que nunca cambia.

Dios brinda la vida y sólo Él guía al hombre.

A quienes se rebelan, refutan y no respetan Sus palabras,

la única respuesta de Dios es esta:

Dejen que el tiempo y los hechos sean testigo

de que Sus palabras son verdad, vida y camino;

muestren que todo lo que Él dice es cierto,

es lo que el hombre debe poseer y aceptar.

Las palabras de Dios son la verdad que nunca cambia.

Dios brinda la vida y sólo Él guía al hombre.

Dios dejará conocer a quienes lo sigan por este hecho:

A quienes no aceptan Sus palabras ni las cumplen con sus actos,

a quienes no ven el propósito ni reciben salvación en Sus palabras,

las palabras de Dios los condenan.

Perdieron la salvación de Dios.

Su castigo nunca los dejará.

Las palabras de Dios son la verdad que nunca cambia.

Dios brinda la vida y sólo Él guía al hombre.

Las palabras de Dios son la verdad que nunca cambia.

Dios brinda la vida y sólo Él guía al hombre.

Adaptado de ‘Deberíais considerar vuestros hechos’ en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior: 470 Las palabras de Dios: el único principio para la supervivencia del hombre

Siguiente: 472 La verdad es el más elevado de todos los aforismos de la vida

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.

Contenido relacionado

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro