Pregunta 1: Ustedes dan testimonio de que Dios Todopoderoso es el regreso del Señor Jesús. ¡Esto es imposible! La biblia dice: “Pero inmediatamente después de la tribulación de esos días, el sol se oscurecerá, la luna no dará su luz, las estrellas caerán del cielo y las potencias de los cielos serán sacudidas. Entonces aparecerá en el cielo la señal del Hijo del Hombre; y entonces todas las tribus de la tierra harán duelo, y verán al Hijo del Hombre que viene sobre las nubes del cielo con poder y gran gloria” (Mateo 24:29-30). Si el Señor hubiera regresado de verdad, debería haberlo hecho con gran gloria y descendiendo en una nube. Asimismo, habrían temblado cielo y tierra, y el sol y la luna habrían dejado de brillar. Hasta ahora no hemos contemplado esas manifestaciones; por tanto, ¿cómo pueden decir que el Señor ya ha regresado? ¿De qué va todo esto exactamente?

Respuesta: Al esperar para recibir el regreso del Señor, todos hemos cometido el mismo error. Sólo estamos esperando el regreso del Señor basándonos en las profecías de Su descenso sobre una nube, pero hemos pasado por alto otras profecías sobre el regreso del Señor. ¡Esto es un grave error! Muchas partes de la Biblia contienen profecías sobre el regreso del Señor. Es probable que estés al tanto de ellas, ¿verdad? Por ejemplo, las profecías del Señor: “He aquí, vengo como ladrón” (Apocalipsis 16:15). “Pero a medianoche se oyó un clamor: ‘¡Aquí está el novio! Salid a recibirlo’” (Mateo 25:6). “He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él y él conmigo” (Apocalipsis 3:20). “Porque como el relámpago al fulgurar resplandece desde un extremo del cielo hasta el otro extremo del cielo, así será el Hijo del Hombre en su día. Pero primero es necesario que El padezca mucho y sea rechazado por esta generación” (Lucas 17:24-25). Estas profecías mencionan que el Señor regresa “como ladrón”, la venida del Hijo del hombre y mencionan que Él habla a la gente mientras llama a la puerta y así sucesivamente. ¿Acaso esto no demuestra que cuando se trata del regreso del Señor, aparte de Su descenso público sobre una nube, también descenderá de forma secreta? Si creemos que el Señor sólo vendrá descendiendo sobre una nube, entonces, ¿cómo se podrían cumplir las profecías de que vendría en secreto? Piénsalo, cuando el Señor descienda sobre una nube, habrá una serie de grandes portentos. El sol y la luna ya no brillarán, las estrellas caerán del cielo y el cielo y la tierra temblarán. Eso sin duda será una escena conmovedora y todos lo verán y lo sabrán claramente. Entonces, ¿cómo se cumplirán las profecías de que el Señor vendrá “como ladrón” y que se quedará fuera llamando a la puerta? Cuando el Señor descienda en una nube, todos lo verán. ¿Alguien tendrá que dar testimonio de: “¡Aquí está el novio! Salid a recibirlo”? El Señor también dijo: “Pero primero es necesario que El padezca mucho y sea rechazado por esta generación”. ¿Cómo se cumplirá esa profecía? Además, también hay muchas profecías en la Biblia respecto a que cuando el Señor regrese en los últimos días, Él completará alguna obra. Por ejemplo, la obra de juicio empezará por la casa de Dios. Abrirá el pergamino y romperá sus siete sellos, y también está la cosecha y el aventado, “y la obra de separar a las personas según su especie, como separar las ovejas de las cabras”, el trigo de la cizaña, los siervos buenos de los siervos malos. Si el Señor viene con gran gloria, descendiendo sobre una nube blanca y todos lo ven, ese sería desde luego el cuerpo espiritual del Señor Jesús resucitado apareciendo ante toda la humanidad, así que, ¿no se postrarían todos en el suelo, obedecerían y le seguirían? ¿Quién se resistiría a Él? De esa manera, ¿cómo se diferenciarían las ovejas de las cabras y los siervos buenos de los siervos malos? ¿Cómo se haría la obra de cosechar y aventar? Hay muchas profecías en la Biblia sobre el regreso del Señor en los últimos días. Si desechamos las otras profecías, pero sólo delimitamos la forma en que el Señor regresará basándonos en una o dos partes de la Biblia, como Su descenso sobre una nube blanca, ¿no es eso un poco arbitrario? De esa forma, es probable que perdamos la oportunidad de darle la bienvenida a Su regreso y que seamos rechazados por Él.

La Biblia profetizó que el Señor vendría “como ladrón” y: “Pero a medianoche se oyó un clamor: ‘¡Aquí está el novio! Salid a recibirlo’” (Mateo 25:6). “Pero primero es necesario que Él padezca mucho y sea rechazado por esta generación” (Lucas 17:25). La aparición y la obra de Dios Todopoderoso han cumplido estas profecías. Desde fuera, parece una persona normal. Habla desde dentro de la humanidad normal. ¿Quién podría imaginar que Él es la aparición y la obra del Señor? Esto cumple con la profecía del regreso del Señor “como ladrón”. “Por tanto, si no velas, vendré como ladrón” (Apocalipsis 3:3). Esta profecía se refiere a la aparición y a la obra de Dios Todopoderoso que se ha extendido repentinamente en cada grupo y denominación, como un ladrón. Nadie podría haberse dado cuenta. Sus predicadores dan testimonio de Sus palabras a todos aquellos que buscan la aparición de Dios y comunican pacientemente las palabras de Dios Todopoderoso. Este es el Señor llamando a la puerta. Desde la aparición y obra de Dios Todopoderoso, Él ha sido sometido continuamente a las brutales detenciones y a la persecución del Gobierno chino, y ha sufrido la disparatada resistencia, condena y rechazo del mundo religioso. Incluso ha habido muchos espíritus malignos y demonios que han atacado, condenado y blasfemado abiertamente a Dios Todopoderoso en línea. Esto cumple completamente con esta profecía del Señor: “Pero primero es necesario que Él padezca mucho y sea rechazado por esta generación”. Si el Señor hubiera descendido públicamente en una nube como la gente imagina, entonces, la cizaña, las cabras, los siervos malos y los anticristos seguro que se postrarían en adoración para aceptar a Dios Todopoderoso. ¿Cómo serían expuestos entonces? Me temo que incluso los demonios del PCCh y todos los incrédulos también aceptarían a Dios Todopoderoso. ¿No sería eso un caos total en el mundo? ¿Cómo se llevaría a cabo la obra de Dios en los últimos días? Entonces, sólo si Dios se encarna como el Hijo del Hombre para aparecer y obrar, pueden estas profecías del Señor Jesús, incluyendo las de la obra del Señor después de Su regreso en los últimos días, cumplirse y completarse. Dios Todopoderoso ha venido y ha expresado todas las verdades para purificar y salvar a la humanidad, y está haciendo la obra del juicio en los últimos días. Sus ovejas escuchan Su voz y las vírgenes prudentes de cada grupo y denominación escuchan las palabras que Dios Todopoderoso ha expresado y saben que son la verdad, que es la voz de Dios, y todas se han vuelto hacia Dios Todopoderoso. Este es el arrebato. Estas personas han sido arrebatadas ante el trono de Dios y se han sometido a juicio y castigo ante el tribunal de Cristo. Primero deben ser purificadas, ser convertidas en vencedoras por Dios y convertirse en los primeros frutos. Esto cumple con esta profecía del Apocalipsis: “Estos son los que no se han contaminado con mujeres, pues son castos. Estos son los que siguen al Cordero adondequiera que va. Estos han sido rescatados de entre los hombres como primicias para Dios y para el Cordero. En su boca no fue hallado engaño; están sin mancha” (Apocalipsis 14:4-5). Después de que Dios descienda en secreto y cree este grupo de vencedores, Su gran obra estará completa. Después de eso, Él descenderá sobre una nube y se presentará abiertamente a todas las naciones, a todos los pueblos. Es entonces cuando ocurrirán los grandes acontecimientos del regreso del Señor de los que hablas y eso cumplirá con la profecía en Apocalipsis 1:7: “He aquí, viene con las nubes y todo ojo le verá, aun los que le traspasaron; y todas las tribus de la tierra harán lamentación por El”. Esta será la escena del Señor que desciende abiertamente sobre una nube y todos los ojos podrán verlo. Incluso algunos de los que se resistieron y condenaron a Dios Todopoderoso podrán verlo descender en una nube, por eso “todas las tribus de la tierra harán lamentación por El”. Todas las profecías del regreso del Señor básicamente ya se han cumplido. Las únicas que quedan son las profecías de que Él descenderá abiertamente en una nube después del desastre.

Dios Todopoderoso dice: “Muchas personas pueden no preocuparse por lo que digo, pero aun así quiero decirle a cada uno de estos llamados santos que siguen a Jesús que, cuando lo veáis descendiendo del cielo sobre una nube blanca con vuestros propios ojos, esta será la aparición pública del Sol de justicia. Quizás será un momento de gran entusiasmo para ti, pero deberías saber que el momento en el que veas a Jesús descender del cielo será también el momento en el que irás al infierno a ser castigado. Ese será el momento del final del plan de gestión de Dios, y será cuando Él recompense a los buenos y castigue a los malos. Porque Su juicio habrá terminado antes de que el hombre vea señales, cuando sólo exista la expresión de la verdad. Aquellos que acepten la verdad y no busquen señales, y por tanto hayan sido purificados, habrán regresado ante el trono de Dios y entrado en el abrazo del Creador. Sólo aquellos que persisten en la creencia de que “El Jesús que no cabalgue sobre una nube blanca es un falso Cristo” se verán sometidos al castigo eterno, porque sólo creen en el Jesús que exhibe señales, pero no reconocen al Jesús que proclama un juicio severo y manifiesta el camino verdadero de la vida. Y por tanto, sólo puede ser que Jesús trate con ellos cuando Él vuelva abiertamente sobre una nube blanca. Son demasiado tozudos, confían demasiado en sí mismos, son demasiado arrogantes. ¿Cómo puede recompensar Jesús a semejantes degenerados? El regreso de Jesús es una gran salvación para aquellos que son capaces de aceptar la verdad, pero para los que son incapaces de hacerlo es una señal de condenación. Debéis elegir vuestro propio camino y no blasfemar contra el Espíritu Santo ni rechazar la verdad. No debéis ser personas ignorantes y arrogantes, sino alguien que obedece la dirección del Espíritu Santo, que anhela y busca la verdad; sólo así os beneficiaréis” (‘En el momento que contemples el cuerpo espiritual de Jesús, Dios ya habrá vuelto a crear el cielo y la tierra’ en “La Palabra manifestada en carne”).

Extracto del guion de la película de “El anhelo”

Anterior: Pregunta: Creo que si somos fieles al nombre del Señor Jesús y Su camino y no aceptamos el engaño de los falsos Cristos y profetas, si esperamos alerta, entonces seguro que el Señor nos hará revelaciones cuando venga. No es preciso que escuchemos la voz del Señor para ser arrebatados. El Señor Jesús dijo: “Entonces si alguno os dice: ‘Mirad, aquí está el Cristo’, o ‘Allí está’, no le creáis. Porque se levantarán falsos Cristos y falsos profetas, y mostrarán grandes señales y prodigios, para así engañar, de ser posible, aun a los escogidos” (Mateo 24:23-24). ¿Vosotros no reconocéis el engaño de los falsos Cristos y los falsos profetas? Por eso creemos que, sin duda, todos aquellos que dan testimonio de la venida del Señor son falsos. No nos hace falta buscar ni analizar, pues cuando el Señor venga se nos revelará y seguro que no nos abandonará. Creo que esta es la aplicación correcta. ¿Qué opináis?

Siguiente: Pregunta: Si el Relámpago Oriental es el camino verdadero, ¿en base a qué puedes confirmarlo? Creemos en el Señor Jesús porque Él nos redimió, pero ¿qué se utiliza para verificar que el Relámpago Oriental es el camino verdadero?

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Contáctanos
Contacta con nosotros por WhatsApp

Contenido relacionado

¿Cómo profundizan gradualmente las tres etapas de obra de Dios para que las personas sean salvadas y perfeccionadas?

Toda la gestión de Dios se divide en tres etapas, y en cada etapa al hombre se le hacen exigencias adecuadas. Además, a medida que las épocas pasan y avanzan, las exigencias que Dios le hace a toda la humanidad cada vez son más altas. Así, paso a paso, esta obra de la gestión de Dios alcanza su clímax, hasta que el hombre contempla el hecho de la “aparición de la Palabra en la carne”, y de esta manera las exigencias para el hombre son cada vez más altas y las exigencias para el hombre de dar testimonio cada vez son más altas…

La relación entre cada una de las tres etapas de la obra de Dios

Desde la obra de Jehová a la de Jesús, y desde la de Jesús a la de la era actual, las tres eras cubren la totalidad de la amplitud de la gestión de Dios, y todas ellas son la obra de un mismo Espíritu. Desde que creó el mundo, Dios siempre ha estado gestionado a la humanidad. Él es el principio y el fin, el primero y el último, y aquel que inicia una era y quien lleva la era a su fin.

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro