Pregunta: El Señor Jesús mismo dijo que la Biblia es Su testimonio. Por eso, nuestra creencia en el Señor debe estar basada en la Biblia. La Biblia es nuestro único camino para conocer al Señor.

Respuesta: Entonces veamos si podemos conocer de verdad al Señor según la Biblia. Esta pregunta está contestada en la palabra de Dios Todopoderoso. Os lo leeré. “Todos los judíos leyeron el Antiguo Testamento y conocían la profecía de Isaías de que un niño varón nacería en un pesebre. ¿Por qué, entonces, a pesar de estar completamente al tanto de este conocimiento, siguieron persiguiendo a Jesús? ¿No fue por su naturaleza rebelde y su ignorancia de la obra del Espíritu Santo? En esa época, los fariseos creían que la obra de Jesús era diferente de lo que sabían sobre el niño varón profetizado, y las personas de hoy rechazan a Dios porque la obra del Dios encarnado no se conforma a la Biblia. ¿Acaso no es la esencia de su rebeldía hacia Dios la misma? […] No necesitas buscar más justificación de la Biblia, si es la obra del Espíritu Santo, entonces debes aceptarla, pues crees en Dios para seguirlo, y no deberías investigarlo. No debes buscar más pruebas para que Yo muestre que soy tu Dios, pero deberías ser capaz de discernir si Yo soy beneficioso para ti; esto es lo más crucial. Aunque encuentres muchas pruebas irrefutables en la Biblia, eso no puede llevarte totalmente delante de Mí. Vives meramente dentro de los confines de la Biblia y no delante de Mí; la Biblia no puede ayudarte a conocerme, ni puede profundizar tu amor por Mí. Aunque la Biblia profetizó que nacería un niño varón, nadie pudo descifrar a quién le ocurriría esa profecía, porque el hombre no conocía la obra de Dios y esto fue lo que provocó que los fariseos se levantaran contra Jesús” (‘¿Cómo puede el hombre que ha delimitado a Dios con sus nociones recibir Sus revelaciones?’ en “La Palabra manifestada en carne”). La gente de la Era de la Ley se aferró a la Biblia. No buscaron ni investigaron la obra nueva de Dios. Al final, clavaron al Señor Jesús en la cruz. Por ese hecho, vemos que no podemos conocer a Dios o la obra de Dios solo por la Biblia. Todos sabemos que los seguidores del Señor Jesús pudieron reconocerlo a él gracias a su obra y a sus palabras actuales y a la inspiración y dirección del Espíritu Santo. Ninguno de ellos le reconoció conforme a la Biblia. Esto es un hecho. Hermanos y hermanas, hoy, enfrentados a la obra de Dios Todopoderoso, tampoco podríamos juzgar solo conforme a la Biblia. La Biblia es solo una referencia. Deberíamos confirmarlo principalmente de acuerdo con que tenga la verdad y la obra del Espíritu Santo. Solo de ese modo podemos tomar una decisión correcta.

Dios Todopoderoso ya ha dejado esto claro. “Hoy en día, todos quieren encontrar las profecías de la obra de los últimos días en la Biblia, quieren descubrir qué obra hace Dios durante los últimos días y qué señales hay para los últimos días. De esta forma, su adoración de la Biblia se vuelve más ferviente, y mientras más se acercan los últimos días, más credibilidad ciega dan a las profecías, particularmente a las relacionadas con este tema. Con esa fe ciega en la Biblia, con esa confianza en ella, no tienen deseo de buscar la obra del Espíritu Santo. En las nociones de las personas, piensan que sólo ella puede traer la obra del Espíritu Santo; sólo en ella pueden encontrar las huellas de Dios; sólo en ella están escondidos los misterios de Su obra; sólo la Biblia —ningún otro libro o persona— puede clarificar todo lo de Dios y la totalidad de Su obra; la Biblia puede traer la obra del cielo a la tierra; y puede tanto comenzar como concluir las eras. Con estas nociones, las personas no tienen inclinación a buscar la obra del Espíritu Santo. Así pues, independientemente de cuánta ayuda prestara la Biblia a las personas en el pasado, ha pasado a ser un obstáculo para la obra más reciente de Dios. Sin ella, las personas podrían buscar las huellas de Dios en cualquier otro lugar; pero hoy, la Biblia ha contenido Sus huellas, y extender Su obra reciente ha pasado a ser doblemente difícil, y una ardua lucha. Todo esto se debe a los capítulos y los dichos famosos de la Biblia, así como sus diversas profecías” (‘Relativo a la Biblia (1)’ en “La Palabra manifestada en carne”). “Ya que estamos buscando las huellas de Dios, nos corresponde a nosotros buscar la voluntad de Dios, por Sus palabras y declaraciones; porque dondequiera que haya nuevas palabras dichas por Dios, allí está la voz de Dios, y donde están las huellas de Dios, ahí están los hechos de Dios. Donde está la expresión de Dios, ahí aparece, ahí existe la verdad, el camino y la vida. Al buscar las huellas de Dios, has ignorado las palabras ‘Dios es la verdad, el camino y la vida’” (‘La aparición de Dios ha dado lugar a una nueva era’ en “La Palabra manifestada en carne”). Las palabras de Dios Todopoderoso nos han dicho claramente que el hombre no debería limitarse a la Biblia, sino que debería seguir los pasos de la obra del Espíritu Santo y buscar los pasos de Dios en la nueva obra y la nueva palabra de Dios. Para asegurarnos de que es la obra de Dios o el camino verdadero, deberíamos ver si este camino tiene la obra del Espíritu Santo o la expresión de la verdad, y si puede ser la provisión vital del hombre. Si lo que expresa es la verdad y la vida, indudablemente es obra de Dios y está confirmada por el Espíritu Santo. Si queremos conocer la obra de Dios de los últimos días, tenemos que buscar e investigar en la palabra y las declaraciones de Dios para ver si estas palabras son la expresión en la nueva era, si pueden dirigir al hombre en la nueva era, si contienen la verdad, y si pueden ser la provisión de vida del hombre o transformar el carácter corrupto del hombre y purificarle. Esas son las normas para confirmar el camino verdadero. Hermanos y hermanas, deberíamos leer las declaraciones y la palabra de Dios en la nueva era.

Extracto del guion de la película de “Revelar el misterio de la Biblia”

Anterior: Pregunta 8: Respecto a aquellos que han creído en el Señor Jesús durante muchos años y se han sacrificado por Él toda su vida, si no aceptan la obra de Dios Todopoderoso en los últimos días, ¿realmente no podrán ser arrebatados en el reino de los cielos?

Siguiente: Pregunta: Aceptamos la obra de Dios, pero ¿cómo experimentamos el juicio de Dios para poder recibir la verdad y la vida, y conseguir la salvación para entrar en el cielo?

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Contacta con nosotros por Messenger
Contacta con nosotros por WhatsApp

Contenido relacionado

¿Cuál es la diferencia entre la manera en la que el Señor Jesús obró en la Era de la Gracia y la manera en la que Dios Todopoderoso obra en la Era del Reino?

En la Era de la Gracia, Jesús hizo mucho de esa obra, como curar enfermedades, expulsar demonios, imponer Sus manos sobre el hombre para orar por él y bendecirlo. Sin embargo, continuar haciéndolo no serviría para nada en el presente. El Espíritu Santo obraba de esa forma en ese momento, porque era la Era de la Gracia, y se mostró suficiente gracia al hombre para su disfrute.

La relación entre cada una de las tres etapas de la obra de Dios

Desde la obra de Jehová a la de Jesús, y desde la de Jesús a la de la era actual, las tres eras cubren la totalidad de la amplitud de la gestión de Dios, y todas ellas son la obra de un mismo Espíritu. Desde que creó el mundo, Dios siempre ha estado gestionado a la humanidad. Él es el principio y el fin, el primero y el último, y aquel que inicia una era y quien lleva la era a su fin.

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro