768 Vivir para llevar a cabo la voluntad de Dios tiene el mayor valor

Si amas a Dios, entrar al reino para ser del pueblo de Dios

es tu futuro real, una vida valiosa. Es la mayor bendición.

Hoy vives para Dios, llevas a cabo la voluntad de Dios.

Dios dice que tu vida es una vida valiosa.

Sólo los elegidos por Dios pueden vivir con sentido.

Afortunados sois de ser benditos con vidas valiosas.

Elegido por Dios, Él te levantó y te amó,

has comprendido el valor de la vida.

Dios abrió tus ojos, Su gracia te llevó ante Él.

Sólo los elegidos por Dios pueden vivir con sentido.

Afortunados sois de ser benditos con vidas valiosas.

No verías el encanto de Dios ni le darías tu amor,

si Él no te hubiese inspirado.

Dios te tocó el corazón, para que puedas dárselo.

Sólo los elegidos por Dios pueden vivir con sentido.

Afortunados sois de ser benditos con vidas valiosas.

Sólo los elegidos (los que elegió) por Dios

pueden vivir con sentido.

Afortunados (aquí estáis) sois de ser benditos

con vidas valiosas (vidas valiosas).

Sólo los elegidos por Dios pueden vivir con sentido.

Afortunados sois de ser benditos con vidas valiosas.

Adaptado de ‘Conoce la nueva obra de Dios y sigue Sus huellas’ en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior: 767 Creer en Dios, pero no amarlo, constituye una vida en vano

Siguiente: 769 Quienes aman a Dios tienen la oportunidad de ser perfeccionados

El fin de todas las cosas se está acercando, ¿quieres saber cómo el Señor recompensará el bien, castigará el mal y determinará el fin de cada uno? Bienvenido a contactarnos para descubrir la respuesta.

Contenido relacionado

68. Segar una cosecha al ser podado y tratado

“Si te sientes contento de ser alguien que es un hacedor de servicio en la casa de Dios, trabajando de forma diligente y concienzudamente en la oscuridad, siempre dando y nunca quitando, entonces Yo te digo que eres un santo leal, porque no buscas ninguna recompensa y estás simplemente siendo un hombre honesto” (‘Tres advertencias’ en “La Palabra manifestada en carne”).

70. He dejado de presumir

Creí en Dios todos estos años y disfruté de Él incluso hasta cuando urdía en Su contra, esperando constantemente hacer negocios con Dios. No tenía el más mínimo amor por Dios en mi corazón. Esta es precisamente la razón por la que estaba transitando el camino equivocado.

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro

Contacta con nosotros por WhatsApp