556 El engaño del hombre hacia Dios permea sus actos

1 Muchas personas desean amarme de verdad, pero a causa de que su corazón no les pertenece, no tienen control sobre sí mismas; muchas personas realmente me aman durante las pruebas que les impongo; sin embargo, son incapaces de entender que en verdad existo, y simplemente me aman en medio del vacío y no a causa de Mi verdadera existencia; muchas personas, después de haber puesto su corazón delante de Mí, no le prestan atención, y, por tanto, su corazón es arrebatado por Satanás cada vez que este tiene la oportunidad de hacerlo, después de lo cual me abandonan; muchas personas genuinamente me aman cuando les doy Mis palabras; sin embargo, no las atesoran en su espíritu, sino que las usan casualmente como propiedad pública y las lanzan de vuelta al lugar de donde vinieron cada vez que les da la gana.

2 El hombre me busca en medio del dolor y me mira en medio de las pruebas. En tiempos de paz me disfruta; cuando está en peligro me niega; cuando está ocupado, se olvida de Mí, y en momentos de ocio se limita a cumplir con la rutina por Mí; sin embargo, nunca nadie me ha amado durante toda su vida. Deseo que el hombre sea sincero ante Mí; no le pido que me dé nada, sólo pido que todas las personas me tomen en serio, que, en lugar de engañarme, me permitan traer de vuelta la sinceridad del hombre.

3 Mi esclarecimiento, iluminación y el costo de Mis esfuerzos penetran en todas las personas; sin embargo, también el hecho real de cada acción del hombre penetra en todas las personas, igual que el engaño que me profieren. Nunca me he sentido desconcertado por los halagos y las argucias del hombre, ya que Yo me percaté de su esencia hace mucho tiempo. ¿Quién sabe cuánta impureza hay en su sangre, y cuánto veneno de Satanás está presente dentro de su médula ósea? El hombre se va acostumbrando cada vez más a esto con el pasar de los días, de tal manera que se vuelve insensible a la aflicción de Satanás, y, por tanto, no tiene ningún interés en conocer el “arte de una existencia saludable”.

Adaptado de ‘Capítulo2 1 ’ de Las palabras de Dios al universo entero en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior: 580 La identidad inherente al hombre y su valor

Siguiente: 557 La fealdad del hombre que trata de complacer a Dios por su destino

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Contacta con nosotros por Messenger
Contacta con nosotros por WhatsApp

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro