App de la Iglesia de Dios Todopoderoso

¡Escucha la voz de Dios y recibe el regreso del Señor Jesús!

Invitamos a los buscadores de la verdad a contactar con nosotros.

Seguir al Cordero y cantar nuevos cánticos

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Ancho de página

0 Resultado(s) de búsqueda

No se encuentra los resultados.

164. El significado simbólico de la ira de Dios

I

Cuando se cuestiona la dignidad y la santidad de Dios,

cuando se obstruyen las fuerzas justas,

invisibles al hombre,

es cuando Dios desata Su ira.

Es cuando Dios desata Su ira.

Debido a la esencia de Dios,

todas las fuerzas en la tierra

que luchan y se le oponen son malvadas e injustas.

Todas ellas vienen de Satanás, pertenecen a Satanás.

Como Dios es justo, sagrado y lleno de luz,

todo lo malo,

corrupto y que es de Satanás desaparecerá de aquí.

Esto sucederá cuando Dios desate Su ira.

Esto sucederá cuando Dios desate Su ira.

Toda fuerza del mal se detendrá cuando Dios desate Su ira.

Todo pecado que daña al hombre se detendrá

cuando Dios desate Su ira.

Toda fuerza hostil se revelará, aislada y maldita,

pagarán los ayudantes de Satanás cuando Dios desate Su ira.

II

Y la obra de Dios avanza sin obstáculos.

Su plan de gestión avanza paso a paso según Su plan.

Esto sucede después de que Dios desata Su ira.

Su pueblo elegido es

libre del engaño y la intromisión de Satanás.

Sus seguidores disfrutan de Su abundancia

en un lugar lleno de paz.

Esto sucede después de que Dios desata Su ira.

Esto sucede después de que Dios desata Su ira.

III

La ira de Dios es una garantía

que impide que las fuerzas del mal

se multipliquen y se descontrolen.

La ira de Dios es una garantía

que protege la existencia de todo lo que es justo y positivo.

La ira de Dios es una garantía

que defiende lo que es justo y positivo

de la supresión y la subversión.

De “La Palabra manifestada en carne”

Anterior:Dios siempre ha estado a lado del hombre

Siguiente:Todos viven a la luz de Dios

También podría gustarte