144 La esencia de Dios está repleta de dignidad

I

El amor es parte de la esencia de Dios,

y Él extiende misericordia a todos,

pero la gente olvida que Su esencia es dignidad también.

Dios tiene amor,

pero no se le puede ofender sin que Él sufra ni reaccione.

No definas a Dios por las ideas del hombre,

ni impongas tus deseos sobre Él,

no le obligues a emplear pensamientos y estilo del hombre

en Su trato con la humanidad,

en Su trato con la humanidad.

II

Que sea misericordioso

no es que no tenga principios en cómo trata a la gente.

Dios está vivo, sí, realmente existe.

No es un títere ni nada así, no.

No definas a Dios por las ideas del hombre,

ni impongas tus deseos sobre Él,

no le obligues a emplear pensamientos y estilo del hombre

en Su trato con la humanidad.

Si lo haces, estás enojando a Dios, tentando Su ira,

y desafiando la dignidad, la dignidad de Dios.

III

Ya que Él existe, deberíamos escuchar la voz de Su corazón,

prestar atención a Su actitud y entender Sus sentimientos.

No definas a Dios por las ideas del hombre,

ni impongas tus deseos sobre Él,

no le obligues a emplear pensamientos y estilo del hombre

en Su trato con la humanidad.

Si lo haces, estás enojando a Dios, tentando Su ira,

y desafiando la dignidad, la dignidad de Dios,

oh, la dignidad de Dios.


Adaptado de ‘Cómo conocer el carácter de Dios y el resultado de Su obra’ en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior: 143 El carácter de Dios es grande y noble

Siguiente: 145 El símbolo del carácter de Dios

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Contacta con nosotros por Messenger
Contacta con nosotros por WhatsApp

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro