873 El carácter de Dios no tolera la ofensa

I

La humanidad debe saber antes que nada

de un carácter sólo poseído por Dios.

Esto es, no tolerar ninguna ofensa.

Nada puede interferir, afectarlo.

Supera cualquier imaginación,

no puede suplantarse o imitarse.

Dios no tolerará a nadie que vaya contra Él,

sean seres creados o no,

sean elegidos o reciban misericordia.

Una vez que provoquen Su carácter

o rompan Su principio de tolerancia,

Dios liberará Su carácter, justo, no tolerará la ofensa.

II

Dios posee este carácter

debido a Su esencia santa y pura,

y porque odia los pecados que se le oponen.

Él odia toda desobediencia

y el mal de Satanás por corromper al hombre.

Él detesta la maldad y la oscuridad.

Dios no tolerará a nadie que vaya contra Él,

sean seres creados o no,

sean elegidos o reciban misericordia.

Una vez que provoquen Su carácter

o rompan Su principio de tolerancia,

Dios liberará Su carácter, justo, no tolerará la ofensa.

Dios no tolerará a nadie que vaya contra Él,

sean seres creados o no,

sean elegidos o reciban misericordia.

Una vez que provoquen Su carácter

o rompan Su principio de tolerancia,

Dios liberará Su carácter, justo, no tolerará la ofensa.


Adaptado de ‘Dios mismo, el único II’ en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior : 872 La autoridad de Dios es real y verdadera

Siguiente : 874 La rebelión del hombre incita la ira de Dios

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Contáctanos
Contacta con nosotros por WhatsApp

Contenido relacionado

Capítulo 12

Cuando el relámpago surge desde el Este, que también es precisamente el momento en el que empiezo a hablar, en el momento en que aparece el...

¿Cuál es la diferencia entre la manera en la que el Señor Jesús obró en la Era de la Gracia y la manera en la que Dios Todopoderoso obra en la Era del Reino?

En la Era de la Gracia, Jesús hizo mucho de esa obra, como curar enfermedades, expulsar demonios, imponer Sus manos sobre el hombre para orar por él y bendecirlo. Sin embargo, continuar haciéndolo no serviría para nada en el presente. El Espíritu Santo obraba de esa forma en ese momento, porque era la Era de la Gracia, y se mostró suficiente gracia al hombre para su disfrute.

¿Cómo se puede conocer la esencia divina de Cristo?

Aquel que es la encarnación de Dios tendrá Su esencia, y aquel que es la encarnación de Dios tendrá Su expresión. Haciéndose carne, Dios traerá la obra que debe hacer, y haciéndose carne expresará lo que Él es; será, asimismo, capaz de traer la verdad al hombre, de concederle vida, y de mostrarle el camino.

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro