Capítulo 94

Yo retorno a Sion con Mis hijos primogénitos; ¿entendéis realmente el verdadero significado de estas palabras? Como os he recordado una y otra vez, quiero que crezcáis rápido y que reinéis conmigo. ¿Recordáis? Todas estas cosas están directamente relacionadas con Mi encarnación: Yo vine al mundo en la carne desde Sion para ganar, mediante la carne, a un grupo de personas que son de un mismo sentir que Yo, y, habiendo hecho eso, retornaré a Sion. Esto significa que todavía necesitamos volver de la carne al cuerpo original. Este es el verdadero significado de “retornar a Sion”. También es el verdadero significado y foco de todo Mi plan de gestión y, aún más, es la parte más importante del mismo, que nadie puede obstaculizar y que se logrará inmediatamente. Cuando se está en la carne, no se pueden desechar las nociones y pensamientos humanos, y mucho menos se puede desechar el aire terrenal ni el polvo, y uno siempre será barro; solo en el cuerpo puede uno ser elegible para disfrutar de bendiciones. ¿Qué son las bendiciones? ¿Recordáis? En la carne, no puede haber consideración de las bendiciones, por lo que cada hijo primogénito debe seguir la senda de la carne al cuerpo. En la carne, sois oprimidos y perseguidos por el gran dragón rojo (esto es porque no tenéis poder y no habéis obtenido gloria), pero en el cuerpo, será muy diferente, y estaréis orgullosos y exultantes. Los días de opresión habrán terminado totalmente, y quedaréis liberados y libres para siempre. Solo de esta forma puedo unir lo que Yo soy y lo que tengo en vosotros. De lo contrario, solo tendréis Mi cualidad. Por mucho que una persona imite a otra en lo exterior, ambas no pueden ser exactamente iguales. Solo en el santo cuerpo espiritual (refiriéndose al cuerpo) podemos ser exactamente iguales (que se refiere a tener las mismas cualidades, el mismo ser, las mismas posesiones y ser capaces de ser de un mismo sentir, unidos, íntegros e indivisos, pues todo es el santo cuerpo espiritual).

¿Por qué habéis empezado ahora a odiar al mundo, a estar disgustados con comer, vestirse y toda esa clase de cosas irritantes, y por qué, además, no podéis esperar para deshaceros de ellas? Esta es una señal de que entraréis en el mundo espiritual (el cuerpo). Todos vosotros tenéis premoniciones de esto (aunque difieren en su grado). Haré uso de diversas personas, diversos acontecimientos y diversas cosas, todo en servicio de Mi paso más crucial, y todo me rendirá servicio. Debo hacerlo así. (Por supuesto, Yo no puedo lograr esto en la carne y solo Mi Espíritu mismo puede llevar a cabo esta obra, porque el momento aún no ha llegado). Esta es la última parte de la función que cumple todo el mundo-universo. Todo el mundo me alabará y aclamará gozosamente. Mi gran obra está completa. Las siete copas de plagas se derraman de Mi mano, los siete truenos resuenan, las siete trompetas suenan y los siete sellos se abren para el mundo-universo, para todas las naciones y pueblos, y para las montañas, los ríos y todas las cosas. ¿Cuáles son las siete copas de plagas? ¿Cuál es su objetivo concreto? ¿Por qué digo que se derramarán de Mi mano? Pasará mucho tiempo antes de que todos estén completamente convencidos, antes de que todos entiendan completamente. Aunque Yo os lo dijera ahora, solo entenderéis una pequeña parte. De acuerdo con la imaginación humana, las siete copas de plagas están dirigidas a todos los países y pueblos del mundo pero, de hecho, este no es el caso. “Siete copas de plagas” se refiere a la influencia de Satanás el diablo y a la conspiración del gran dragón rojo (el objeto que uso para que me preste servicio). En ese momento, soltaré a Satanás y al gran dragón rojo para castigar a los hijos y al pueblo, y será revelado a partir de ahora quiénes son los hijos y quiénes son el pueblo. Los engañados son los que no fueron objeto de Mi predestinación. Mis hijos primogénitos estarán reinando conmigo en ese momento. De esta manera, completaré a los hijos y al pueblo. El derramamiento de las siete copas de plagas no afectará a todas las naciones y pueblos, sino solo a Mis hijos y a Mi pueblo. Las bendiciones no vienen fácilmente; debe pagarse un precio completo. Cuando los hijos y el pueblo crezcan, las siete copas de plagas serán retiradas totalmente y no existirán después. ¿Qué es “el resonar de los siete truenos”? Esto no es difícil de entender. En el momento en que Mis hijos primogénitos y Yo nos convirtamos en el cuerpo, los siete truenos resonarán. Esto sacudirá todo el universo, como si el cielo y la tierra hubieran quedado cabeza abajo. Todo el mundo sabrá esto; nadie permanecerá ignorante al respecto. En ese momento, Mis hijos primogénitos y Yo estaremos juntos en la gloria y comenzaremos el siguiente paso de la obra. Muchas personas se arrodillarán en busca de misericordia y perdón por el resonar de los siete truenos. Pero ya no será la Era de la Gracia: será el tiempo para la ira. En cuanto a los que hacen el mal (aquellos que fornican o tratan con dinero sucio, que tienen límites poco claros con el sexo opuesto, que interrumpen o dañan Mi gestión, que no entienden los temas espirituales, que están poseídos por espíritus malos, etcétera; todos menos Mis elegidos), ninguno será absuelto ni perdonado, ¡sino que todos y cada uno serán arrojados al Hades, donde perecerán para siempre! “El sonido de las siete trompetas” no se refiere a un gran entorno hostil ni a ninguna declaración al mundo; esas son nociones enteramente humanas. “Las siete trompetas” se refiere a Mi declaración iracunda. Cuando se emite Mi voz (juicio majestuoso e iracundo), las siete trompetas suenan. (En el contexto actual, en Mi casa, esto es lo más grave y nadie puede escapar de ello). Y todos los demonios en el Hades y el infierno, grandes y pequeños, se llevarán las manos a la cabeza y huirán en todas direcciones, llorando y crujiendo los dientes, avergonzados y sin lugar donde esconderse. No es que en este momento empiecen a sonar las siete trompetas, sino que se trata de Mi furia intensa y también Mi más severo juicio, del cual nadie puede escapar y que todos deben experimentar. En este momento, lo que ha sido revelado no es el contenido de los siete sellos. Los siete sellos son las bendiciones que vosotros disfrutaréis en el futuro. “La apertura” se refiere solo a informaros sobre ello, pero aún no habéis disfrutado estas bendiciones. Cuando disfrutéis de estas bendiciones, entonces conoceréis el contenido de los siete sellos. Ahora simplemente estáis tocando una parte que aún no está completa. Yo solo puedo contar cada paso a medida que surge durante la obra futura, de forma que lo experimentéis personalmente, sintáis una gloria incomparable y existáis en un estado de infinito éxtasis.

Poder disfrutar las bendiciones de los hijos primogénitos no es cosa fácil, ni tampoco algo que la persona promedio pueda lograr. Haré hincapié una vez más y diré más enérgicamente que debo hacer exigencias estrictas a Mis hijos primogénitos. De lo contrario, no podrían glorificar Mi nombre. Yo rechazo resueltamente a quienquiera que tenga mala reputación en el mundo y, aún más, rechazo a cualquiera que sea promiscuo. (No participan en convertirse en el pueblo de Dios; esto lo enfatizo especialmente). No pienses que lo que has hecho en el pasado ya pasó y está terminado; ¡cómo podría haber algo tan bueno! ¿Es tan sencillo obtener el estatus de hijo primogénito? Rechazo de la misma manera a cualquiera que esté contra Mí, a cualquiera que no me reconozca en Mi carne, a cualquiera que interfiera conmigo en el cumplimiento de Mi voluntad y a cualquiera que me persiga: ¡Así soy de duro (porque he recuperado Mi poder por completo)! Finalmente, de la misma forma, rechazo a cualquiera que no haya tenido reveses en su vida. Yo quiero a los que, como Yo, emergen de sus aflicciones, aunque sean pequeñas. Si no lo han hecho, entonces, pertenecen a la clase que expulsaré a patadas. No seáis desvergonzados, queriendo ser Mi hijo primogénito, desfilando delante de Mí. ¡Apartaos de Mí, rápido! Anteriormente, me hablasteis de asuntos triviales, ¡buscando ganar Mi placer! ¡Esto es ceguera! ¡No sabes que te odio, inútil desgraciado! ¿Piensas que no conozco tus tratos turbios? ¡Te escondes una y otra vez! ¿Acaso no sabes que has mostrado tu rostro de diablo? Aunque las personas no pueden verlo, ¿piensas que Yo tampoco? Los que me prestan servicio no son buenos, son un grupo de inútiles desgraciados. Debo tratarlos. ¡Los echaré al pozo sin fondo y los quemaré!

Hablas de una manera impía, actúas sin fe y no cooperas con otros apropiadamente, una persona así todavía anhela ser rey. ¿Acaso no estás soñando? ¿Acaso no estás delirando? ¿Acaso no ves lo que eres? ¡Eres un inútil desgraciado! ¿Hay alguna utilidad para tal persona? ¡Apúrate a salir de Mi vista! Todo el mundo debe entender claramente lo que estoy diciendo, ser inspirado por Mis palabras, reconocer Mi omnipotencia y conocer Mi sabiduría. Se ha dicho a menudo que el santo cuerpo espiritual ha aparecido. En última instancia, ¿dirías que ha aparecido o no? ¿Es palabrería lo que Yo digo? ¿Qué es el santo cuerpo espiritual? ¿En qué circunstancias existe el santo cuerpo espiritual? Para los humanos, es inimaginable y no puede comprenderse. Yo os digo: Yo soy perfecto, en Mí todo es abierto, y todas las cosas son liberadas (porque actúo con sabiduría y hablo libremente). Entre mis acciones, ninguna es vergonzosa, y todo se hace en la luz, para que todos queden totalmente convencidos. Además, ningún hombre puede apoderarse de nada dentro de ellas para usarlas contra Mí. Esa es una explicación del “santo” en “el santo cuerpo espiritual”. Por eso, Yo he hecho hincapié repetidamente en que no quiero a nadie que haga cosas vergonzosas. Este es un elemento de Mis decretos administrativos y también es una parte de Mi carácter. “El cuerpo espiritual” se refiere a Mis declaraciones. Lo que Yo digo siempre tiene propósito, siempre contiene sabiduría, pero no está sujeto al control. (Yo digo lo que quiero decir, y es Mi Espíritu el que expresa Su voz y es Mi persona la que habla). Lo que Yo digo es liberado sin reservas, y cuando no encaja con las nociones de las personas, entonces es el momento de revelar a las personas. Esta es Mi disposición apropiada. Por tanto, cada vez que la persona que soy habla o actúa, siempre es una buena oportunidad de exponer la sustancia de Satanás. Cuando la persona que soy ha sido ungida, el santo cuerpo espiritual surge. En el futuro “el santo cuerpo espiritual” se referirá al cuerpo, y hay dos aspectos en este significado. Hay un aspecto del significado en el presente y otro en el futuro. Pero, en el futuro, el santo cuerpo espiritual será muy diferente del presente, será como la diferencia entre el cielo y la tierra. Nadie puede desentrañarlo, y tendré que revelároslo Yo personalmente.

Anterior: Capítulo 93

Siguiente: Capítulo 95

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Conéctate con nosotros en Messenger
Contacta con nosotros por WhatsApp

Contenido relacionado

Relativo a la Biblia (4)

Muchas personas creen que entender y ser capaz de interpretar la Biblia es lo mismo que encontrar el camino verdadero, pero, de hecho, ¿son...

Capítulo 8

Cuando Mis revelaciones alcancen su apogeo, y cuando Mi juicio llegue a su fin, habrá llegado el momento en el que todo Mi pueblo sea...

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro