171 No descansaré hasta que obtenga la verdad

Afirmo que Cristo es la verdad, el camino y la vida. ¡No descansaré hasta que conozca a Dios! Si no puedo soportar el sufrimiento que debo soportar, nunca seré digno de ser llamado un ser humano. Si no puedo devolverle a Dios Su amor, me sentiré demasiado avergonzado para verlo.

1 La Palabra que aparece en la carne es Dios mismo. Él es el Dios práctico encarnado en los últimos días. Antes del comienzo de los tiempos, Él predestinó mi nacimiento en los últimos días. Al conquistarme y salvarme, Dios me ha otorgado Su vida. Dios ha juzgado la naturaleza pecaminosa de la humanidad. Él ha puesto en descubierto el consentimiento malvado y horrendo que la humanidad ha dado a Satanás. He sido deshonrado y no tengo ningún lugar adonde esconderme, estoy totalmente avergonzado. Sé que no soy nada más que un puñado de tierra. No me queda nada más sobre lo que presumir. Me postro en el suelo, mi corazón ha sido conquistado.

2 La justicia y la santidad de Dios revelan mi desobediencia y yo detesto aún más mi propia maldad y vileza. La vida misma de Dios es la verdad. Mi corazón ansia la verdad y me esforzaré por progresar. Conocer a Dios me inspira a buscar la vida. Vivir según Sus palabras es realmente una gran bendición. Me he entendido a mí mismo por medio de la obra de Dios. He visto mi profunda corrupción y que no soy digno de servir a Dios. Estoy dispuesto a obedecer, sacrificarme y amar en silencio a Dios. Estoy contento de que puedo dar testimonio de Él.

Anterior: 170 Buscar la verdad es tan significativo

Siguiente: 172 Dios ha estado obrando hasta ahora, sin embargo, ¿por qué aún no entiendes?

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Contacta con nosotros por Messenger
Contacta con nosotros por WhatsApp

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro