Pregunta 3: Aunque las palabras del hermano Pablo no sean las de Dios, cuando fue llamado por Dios difundió el evangelio y padeció sufrimientos por el Señor durante el resto de su vida. Viajó muy lejos y trabajó muy duro para fundar la iglesia. Pagó un precio muy alto. Sus contribuciones a la iglesia son innegables. Su fe en el Señor y la forma en que sufrió por el Señor son un ejemplo para todos los cristianos. ¿No aceptáis estos hechos?

Respuesta: ¿cuántas personas han leído en sus epístolas que Pablo difundió el evangelio y padeció sufrimientos pero no entienden la naturaleza y sustancia de Pablo? Todo el mundo sabe que cuando el Señor Jesús hizo su obra, Pablo fue el principal responsable que odió la verdad y se resistió al Señor Jesús. Esto es algo que ni el mismo Pablo se atrevió a negar. El Señor Jesús dio muchos sermones e hizo muchos milagros. ¿Por qué Pablo todavía odiaba y se resistía al Señor Jesús? ¿Por qué persiguió con fanatismo y fue a la caza de los discípulos del Señor Jesús? Esta es la prueba de que la naturaleza y la esencia de Pablo es el odio a la verdad y a Dios. ¿Por qué trabajó tanto para proteger los intereses de los jefes sacerdotales y los fariseos? ¿Por qué se mantuvo fiel al judaísmo? Esto demuestra que su corazón sólo pensaba en su posición, no en Dios. Para mejorar su posición, se resistió al verdadero Dios y persiguió a sus creyentes. Quería obtener recompensas del judaísmo a toda costa. ¿Qué clase de persona era? No es difícil de decir. ¿Qué fue lo que provocó que Pablo aceptara la llamada de Dios y difundiera el evangelio como apóstol? Cuando estaba cazando y persiguiendo como un fanático a los discípulos del Señor Jesús, al Señor no le quedó otro remedio que aparecerse a Pablo en el cielo. El Señor lo cegó con una gran luz, le hizo ponerse de rodillas. El Señor no se apareció ante Pablo porque este fuera fiel a Él. Lo hizo como parte de un castigo. No tuvo elección. Pablo se vio forzado a sacrificar y sufrir por el Señor Jesús porque el Señor Jesús se apareció ante él. Su objetivo era la expiación. Vio que el Señor era demasiado todopoderoso, que era capaz de cegarlo y forzarlo a arrodillarse. Le daba miedo que lo castigara y lo enviara al infierno. Por eso se sacrificó por el Señor. Si el Señor Jesús no se le hubiera aparecido, ¿creéis que habría seguido al Señor o se hubiera sacrificado por Él, si nos basamos en su naturaleza diabólica que se resistía al Señor Jesús? ¡Desde luego que no! Por tanto, en realidad Pablo no tenía fe en el Señor Jesús. Su sufrimiento y sacrificio no los hizo voluntariamente. No tuvo elección, fue forzado.

Extracto del guion de la película de “Recuerdos que escuecen”

Anterior: Pregunta 2: Dices que las palabras del hermano Pablo no son verdad. Entonces, ¿por qué están sus palabras en la Biblia? Las palabras de Pablo están escritas en la Biblia. Por lo tanto, fueron inspiradas por Dios; representan las palabras de Dios. ¡Deberíamos buscar en ellas!

Siguiente: Pregunta 5: Los sacrificios y el sufrimiento de Pablo fueron forzados. Lo admitimos también. Sin embargo, no estoy de acuerdo cuando decís que Pablo en su sustancia odiaba la verdad y era enemigo de Dios. ¿En qué os basáis para decir tal cosa?

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Contacta con nosotros por Messenger
Contacta con nosotros por WhatsApp

Contenido relacionado

¿Cuál es la diferencia entre la manera en la que el Señor Jesús obró en la Era de la Gracia y la manera en la que Dios Todopoderoso obra en la Era del Reino?

En la Era de la Gracia, Jesús hizo mucho de esa obra, como curar enfermedades, expulsar demonios, imponer Sus manos sobre el hombre para orar por él y bendecirlo. Sin embargo, continuar haciéndolo no serviría para nada en el presente. El Espíritu Santo obraba de esa forma en ese momento, porque era la Era de la Gracia, y se mostró suficiente gracia al hombre para su disfrute.

La obra de juicio de Dios en los últimos días es el juicio del gran trono blanco, como se profetizó en el Libro del Apocalipsis

Como ya se dijo antes, el juicio comenzará por la casa de Dios. Este “juicio” se refiere al juicio que Dios hace hoy en aquellos que vienen ante Su trono en los últimos días. Tal vez haya aquellos que creen en imaginaciones sobrenaturales, como aquella de que cuando hayan llegado los últimos días, Dios va a poner una gran mesa en los cielos en la que pondrá un mantel blanco, entonces Dios se sentará sobre un gran trono y todos los hombres se arrodillarán en el suelo.

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro