164 El propósito de la encarnación de Dios en los últimos días

En los últimos días, Dios se encarnó

para hacer la obra que Él debe hacer

y para realizar el ministerio de las palabras.

Él obra en persona entre los hombres

porque Su objetivo es perfeccionar

a toda la gente que complace Su corazón.

Dios se encarnó para conquistar a la gente

y perfeccionar a los que Él ama.

Él desea ver con Sus propios ojos a la gente

que Él perfecciona y que ama.

Él desea ver por sí mismo

a los que perfecciona dar testimonio por Él.

Desde la creación hasta ahora,

es sólo en los últimos días

que Dios se encarna para hacer una obra tan grande.

Lo que Él sufre, el hombre no soporta,

pero Su obra nunca se ha demorado,

aunque humilde Él se convirtió en un hombre común.

Dios se encarnó para conquistar a la gente

y perfeccionar a los que Él ama.

Él desea ver con Sus propios ojos a la gente

que Él perfecciona y que ama.

Él desea ver por sí mismo

a los que perfecciona dar testimonio por Él.

Aunque el gran Dios se convierte en un hombre,

Su plan nunca ha sido confuso.

Él hace la obra según Su plan que es perfecto.

Los perfeccionados no son uno o dos,

pero son tan sólo unos pocos.

Ellos vienen de varias naciones de todo el mundo.

Dios se encarnó para conquistar a la gente

y perfeccionar a los que Él ama.

Él desea ver con Sus propios ojos a la gente

que Él perfecciona y que ama.

Él desea ver por sí mismo

a los que perfecciona dar testimonio por Él.

El objetivo de hacer toda esta obra

es ganarse a este grupo de gente

y ganarse el testimonio que ellos darán por Él.

El objetivo de hacer toda esta obra

es perfeccionar a los elegidos

y obtener la gloria que Él consigue a través de ellos.

Dios se encarnó para conquistar a la gente

y perfeccionar a los que Él ama.

Él desea ver con Sus propios ojos a la gente

que Él perfecciona y que ama.

Él desea ver por sí mismo

a los que perfecciona dar testimonio por Él.

Adaptado de ‘Sólo los que se enfocan en la práctica pueden ser perfeccionados’ en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior: 163 Por qué Cristo ha venido a obrar en la tierra

Siguiente: 165 Nadie es consciente de la llegada de Dios

El fin de todas las cosas se está acercando, ¿quieres saber cómo el Señor recompensará el bien, castigará el mal y determinará el fin de cada uno? Bienvenido a contactarnos para descubrir la respuesta.

Contenido relacionado

Dios mismo, el único I

La autoridad de Dios (I)Mis últimas y diversas comunicaciones trataron de la obra de Dios, el carácter de Dios y Dios mismo. Después de...

¿Qué sabes de la fe?

En el hombre sólo existe la palabra incierta de fe, sin embargo, el hombre no sabe qué constituye la fe, mucho menos por qué tiene fe. El...

86. Día tras día en la prisión del PCCh

A través del sucesivo juicio y castigo de Dios Todopoderoso, mi carácter arrogante fue cambiando gradualmente. Pude convertirme en una persona discreta, pude escuchar pacientemente a los demás hablar, y pude tomar en cuenta las sugerencias de otros. Pude solicitar las opiniones de los hermanos y hermanas sobre algunos temas, y colaborar armoniosamente con ellos.

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro

Contacta con nosotros por WhatsApp