84 El sentido de la oración

I

Orar es una forma en la que el hombre coopera con Dios,

invoca a Su Espíritu y es tocado por Dios.

Mientras más ores, más serás tocado, iluminado y tenaz.

Personas así pronto se perfeccionarán.

Mientras más ores, más serás tocado, iluminado y tenaz.

Personas así pronto se perfeccionarán.

II

Así que los que no rezan son muertos sin alma.

No pueden ser tocados por Dios, ni seguir Su obra.

Los que nunca rezan pierden la vida espiritual normal,

han roto lazos con Dios; Él no los aprobará.

Los que nunca rezan pierden la vida espiritual normal,

han roto lazos con Dios; Él no los aprobará.

Mientras más ores, más serás tocado, iluminado y tenaz.

Personas así pronto se perfeccionarán.

Mientras más ores, más serás tocado, iluminado y tenaz.

Personas así pronto se perfeccionarán.

Personas así pronto se perfeccionarán.

Personas así pronto se perfeccionarán.


Adaptado de ‘Acerca de la práctica de la oración’ en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior: 83 El efecto de la verdadera oración

Siguiente: 85 El inicio de una enfermedad es el amor de Dios

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Contacta con nosotros por Messenger
Contacta con nosotros por WhatsApp

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro