247 Busca la forma de ser compatible con Cristo

Los Fariseos acusaron a Jesús de no ser el Mesías

y de desafiar el Antiguo Testamento.

Aunque Jesús no era culpable, ellos lo crucificaron.

Cristo volvió para mostrar la verdad,

pero el hombre lo expulsaría para alcanzar el cielo y la gracia.

Preferirían negar la verdad y crucificarlo de nuevo

con tal de defender la Biblia.

¿Cómo se salva el hombre si su corazón es malvado

y su naturaleza es contraria a Dios?

Busca la forma de ser compatible con Cristo.

Dios vive entre los hombres, pero ellos lo ignoran.

Aunque la luz de Dios brilla sobre el hombre,

este aún ignora la existencia de Dios.

Cuando Dios desata Su ira, el hombre lo rechaza aún más.

El hombre sigue intentando

ser compatible con las palabras y también con la Biblia,

pero no existe nadie que vaya ante Dios

buscando la armonía con la verdad.

El hombre mira a Dios en el cielo e ignora al Dios encarnado

ya que como vive con los hombres, creen que es insignificante.

Busca la forma de ser compatible con Cristo.

Los que buscan armonía con la Biblia y un Dios impreciso,

para Dios son deplorables

ya que alaban palabras y a un Dios inexistente

que da tesoros y está a merced de la gente.

¿Entonces qué pueden obtener de Dios?

El hombre es demasiado despreciable para que se hable de él.

Los que están en contra de Dios, le piden sin cesar

y no aman la verdad,

no pueden ser compatibles con Él.

Busca la forma de ser compatible con Cristo.

Adaptado de ‘Deberías buscar el camino de la compatibilidad con Cristo’ en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior: 246 Dios desea que más gente obtenga Su salvación

Siguiente: 248 La base de Dios para condenar a las personas

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.

Contenido relacionado

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro