Capítulo 78

Yo he dicho anteriormente que soy Aquel que lleva a cabo la obra, no cualquier ser humano. Conmigo, todo es relajado y feliz, pero con vosotros las cosas son muy diferentes; os encontráis con dificultades extremas en todo lo que hacéis. Cualquier cosa que Yo apruebe la lograré sin duda; cualquier persona que Yo apruebe la perfeccionaré. Seres humanos, ¡no os entrometáis en Mi obra! Solo debéis actuar mientras seguís Mi guía, hacéis lo que Yo amo, rechazáis lo que Yo odio, salís del pecado y os lanzáis a Mi abrazo amoroso. No estoy jactándome ante vosotros ni exagerando; esto es la verdad. Si Yo digo que voy a destruir el mundo, entonces en un abrir y cerrar de ojos, el mundo se convertirá en cenizas. Estáis frecuentemente demasiado inquietos y aumentáis vuestras propias cargas, profundamente temerosos de que Mis palabras sean vanas. Así que vais de acá para allá intentando “encontrar una salida” para Mí. ¡Ciegos! ¡Necios! Ni siquiera conoces tu propia valía e intentas ser Mi consejero. ¿Eres digno? ¡Echa un buen vistazo al espejo!

¡Déjame decirte algo! Los tímidos deben ser castigados por su timidez, mientras que los sumamente fieles obtendrán bendiciones por su fe. Para ser claro, el punto más crucial ahora mismo es la fe. Antes de que las bendiciones que os sobrevendrán hayan sido reveladas, necesitáis sacrificarlo todo para gastaros por Mí ahora mismo. Este es precisamente el aspecto al que se refiere “obtener bendiciones” y “sufrir calamidad” se refiere a este aspecto. ¡Hijos míos! ¿Siguen estando grabadas Mis palabras en vuestro corazón? “A aquellos que sinceramente se entregan por Mí, Yo bendeciré con toda certeza en gran manera”. Actualmente, ¿entiendes verdaderamente el significado que hay dentro? Yo no hablo palabras vanas; de ahora en adelante no habrá nada oculto. Es decir, las cosas que solían estar ocultas en Mis palabras, ahora os serán dichas una por una, sin dejar nada oculto en absoluto. Además, cada palabra será Mi verdadero significado, por no mencionar que revelar a todas las personas, acontecimientos y cosas ocultos ante Mí se hará fácilmente y no será difícil para Mí. Todo lo que hago contiene un aspecto de Mi humanidad normal y también un aspecto de Mi divinidad completa. ¿Tenéis verdaderamente un entendimiento claro de estas palabras? Por eso sigo repitiendo que no deberías apresurarte demasiado. Revelar a una persona o cosa no es difícil para Mí y siempre hay un tiempo para ello. ¿Acaso no es así? A muchas personas se les ha expuesto su verdadera forma ante Mí. Ya sean espíritus de zorro, perro o lobo, todas revelan su verdadera forma en un momento específico que Yo determino, porque todo lo que Yo hago forma parte de Mi plan. ¡Tu entendimiento sobre este punto debe ser perfectamente claro!

¿Entiendes realmente a qué se refiere el dicho “El tiempo no está demasiado lejos”? En el pasado, siempre pensaste que se refería a Mi día, pero todos habéis estado interpretando Mis palabras basándoos en vuestras nociones. ¡Déjame decirte! ¡De ahora en adelante, quien malinterprete Mis palabras es indudablemente absurdo! Las palabras que yo declaré, “El tiempo no está demasiado lejos”, se refieren a vuestros días de disfrutar las bendiciones, es decir, a los días en que todos los espíritus malignos serán destruidos y expulsados de Mi iglesia y todas las formas humanas de hacer las cosas serán rechazadas. Además, esta expresión se refiere a los días en que los grandes desastres descenderán. ¡Recuerda esto! Son todos los grandes desastres; no malinterpretes esto nunca más. Mis grandes desastres descenderán de Mis manos sobre el mundo entero a la vez. Los que hayan obtenido Mi nombre serán bendecidos y ciertamente no tendrán que soportar este sufrimiento. ¿Lo recuerdas aún? ¿Entiendes lo que estoy diciendo? El tiempo en el que hablo es precisamente el tiempo en el que empiezo a obrar (cuando los grandes desastres han descendido, en este momento). Vosotros no entendéis verdaderamente Mis intenciones. ¿Sabéis por qué os pongo exigencias tan estrictas sin mostraros ninguna indulgencia en absoluto? Justo cuando la situación internacional es tensa y los (así llamados) que están en el poder en China están haciendo todos los preparativos, es también el momento exacto en que una bomba de relojería está a punto de explotar. Los de las siete naciones que busquen la verdad llegarán masivamente a China como agua con desesperación a través de las compuertas, sin importarles el coste. Algunos han sido escogidos por Mí y otros hacen servicio por Mí, pero no hay ningún hijo primogénito entre ellos. ¡Esto es cosa mía! Esto ya era un trato hecho cuando creé el mundo. Líbrate de tus nociones humanas. ¡No asumas que estoy hablando tonterías! Lo que Yo pienso es lo que ya he logrado y Mi plan también es algo que ya he cumplido. ¿Tienes esto claro?

Todas las cosas residen en Mis pensamientos y en Mi plan. ¡Hijo mío! Yo te elegí por tu bien y además porque te amo. Quienquiera que se atreva a desobedecer en pensamiento, o dé pie a los celos, morirá por Mi maldición y quema. Esto implica los decretos administrativos de Mi reino porque el reino de este día ya se ha formado actualmente. No obstante, hijo mío, tienes que ser cauto y no debes tratar esto como una especie de capital. Debes ser considerado con el corazón del Padre y, mediante esto, apreciar los esfuerzos meticulosos de tu Padre. A partir de esto, Mi hijo debes entender a qué clase de persona amo más, a qué clase de persona amo en segundo lugar, a qué clase de persona odio más y a qué clase de persona aborrezco. No sigas añadiéndote presión a ti mismo. Sea cual sea el carácter que tengas fue preestablecido por Mí y es una revelación de un aspecto de Mi carácter divino. ¡Deshazte de tus dudas! No albergo odio hacia ti. ¿Cómo debo decir esto? ¿Sigues sin entender? ¿Sigues restringido por tus miedos? Quién es leal, quién es apasionado, quién es honesto, quién es falso, Yo lo sé todo, porque como he dicho antes, conozco la condición de los santos como la palma de Mi mano.

A Mis ojos, todas las cosas se han cumplido y revelado hace mucho tiempo (Yo soy el Dios que escudriña lo más íntimo del corazón de las personas. Mi propósito es solo mostraros el aspecto de Mi humanidad normal). Sin embargo, desde vuestra perspectiva, todo sigue oculto y nada se ha cumplido. Todo esto es porque no me conocéis. Todo está en Mis manos, todo está bajo Mis pies y Mis ojos escudriñan todas las cosas; ¿quién puede escapar de Mi juicio? Todos los que son inmundos, los que tienen cosas que ocultar, los que juzgan a Mis espaldas, los que albergan resistencia en su corazón y así sucesivamente, todas estas personas que Mis ojos no consideran valiosas deben arrodillarse ante Mí y descargar sus penas. Quizás después de oír esto, algunos se motivarán ligeramente, mientras que otros no lo considerarán un asunto tan serio. ¡Dejadme advertiros! ¡Que los sabios se apresuren a arrepentirse! ¡Si eres un necio entonces solo espera! ¡Mira quién sufrirá calamidad cuando llegue el momento!

El cielo sigue siendo el cielo original y la tierra sigue siendo la tierra original, pero en Mi opinión, ambos ya han cambiado y ya no son el cielo y la tierra que solían ser. ¿A qué se refiere el cielo? ¿Lo sabes? ¿Y a qué se refiere el cielo actual? ¿A qué se refería el cielo del pasado? Permitidme comunicaros esto: el cielo del pasado se refería al Dios en quien creíais, pero a quien nadie había visto, y era el Dios en quien las personas creían con sinceridad genuina (porque no podían verlo). El cielo actual, por otro lado, se refiere tanto a Mi humanidad normal como a Mi completa divinidad, es decir, se refiere a este Dios práctico mismo. Ambos son el mismo Dios, entonces ¿por qué digo que Yo soy el nuevo cielo? Todo esto va dirigido a las nociones del hombre. La tierra actual se refiere a dónde estáis situados. La tierra del pasado no tenía un solo lugar que fuera santo, mientras que los lugares a los que visitáis hoy son apartados como santos. Esta es la razón por la cual Yo digo que es una nueva tierra. “Nuevo” aquí se refiere a “santo”. El nuevo cielo y la nueva tierra se han hecho completamente realidad ahora. ¿Lo entendéis ahora? Yo os revelaré todos los misterios, página por página. ¡No tengáis prisa y se os revelarán misterios aún mayores!

Anterior: Capítulo 77

Siguiente: Capítulo 79

El fin de todas las cosas se está acercando, ¿quieres saber cómo el Señor recompensará el bien, castigará el mal y determinará el fin de cada uno? Bienvenido a contactarnos para descubrir la respuesta.

Contenido relacionado

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro

Contacta con nosotros por WhatsApp