Capítulo 62

Captar Mi voluntad no solo es para que puedas conocerla, sino también para que puedas actuar de acuerdo con Mis intenciones. Las personas simplemente no entienden Mi corazón. Cuando digo que una dirección es el este, no pueden evitar deliberar y se preguntan, “¿Es ese realmente el este? Tal vez no lo sea. No puedo creerlo por fe. Necesito verlo por mí mismo”. Así de difícil es tratar con vosotros, los humanos, y no sabéis lo que es la sumisión verdadera. Cuando sepáis Mis intenciones, preocuparos solo por aplicarlas, ¡no lo penséis! Siempre tomas lo que digo con una pizca de duda y tienes una manera absurda de aceptarlo. ¿Cómo puede esto producir verdadera comprensión? Nunca entras en Mis palabras. Como he dicho antes, lo que quiero es la excelencia en las personas, no un gran número de ellas. Cualquier que no se centre en entrar en Mis palabras no merece ser un buen soldado de Cristo, sino que actúa como lacayo de Satanás e interrumpe Mi obra. No pienses que esto es un asunto sin importancia. Quienes interrumpen Mi obra, desobedecen Mis decretos administrativos, y ciertamente los disciplinaré con severidad. Esto quiere decir que, de ahora en adelante, si te alejas de Mí por un momento, entonces Mi juicio caerá sobre ti. Si no crees en Mis palabras, entonces intenta comprobar por ti mismo qué estado es vivir en la luz de Mi rostro, y qué estado es haberme dejado.

No me preocupa que no vivas en el espíritu. Mi obra ha progresado hasta la etapa actual, así que ¿qué puedes hacer? No te preocupes, ya que todo lo que hago tiene sus pasos y Yo mismo haré Mi obra. En cuanto actúo, todos están completamente convencidos, de lo contrario, los castigaría con doble severidad, lo que tiene que ver más con Mis decretos administrativos. Se puede ver que Mis decretos administrativos ya han comenzado a ser promulgados e implementados, ya no están escondidos. ¡Debéis ver esto claramente! Ahora todo se refiere a Mis decretos administrativos y cualquiera que los desobedezca debe sufrir pérdidas. Esto no es un asunto menor. ¿Tenéis realmente vosotros comprensión de esto? ¿Veis esto con claridad? Ahora empezaré a tener comunión: todas las naciones y todos los pueblos del mundo se administran en Mis manos e, independientemente de su religión, deben volver a fluir a Mi trono. Por supuesto, algunos, al haber sido juzgados, serán echados al pozo sin fondo (son objetos de la ruina que serán quemados totalmente y ya no estarán más), mientras que algunos, al haber sido juzgados, aceptarán Mi nombre y se convertirán en el pueblo de Mi reino (lo disfrutarán solamente por 1000 años). Sin embargo, vosotros mantendréis el reinado conmigo durante toda la eternidad, y como vosotros sufristeis previamente por Mí, reemplazaré vuestros sufrimientos con infinitas bendiciones que os otorgaré. Los que son Mi pueblo simplemente seguirán prestando servicio a Cristo. Lo que se llama disfrute aquí no se refiere solo al disfrute, sino también a que esas personas no sufrirán desastres. Este es el significado interno de por qué Mis exigencias para vosotros son tan estrictas y de todo lo que ahora se refiere a Mis decretos administrativos. La razón de esto es que, si no aceptáis Mi entrenamiento, no habría manera de que Yo os dé lo que debéis heredar. Aun así, todavía tenéis miedo de sufrir y teméis que vuestra alma sea herida, pensando siempre en la carne y siempre arreglando y planeando por vosotros mismos. ¿No son adecuadas Mis disposiciones para vosotros? Entonces, ¿por qué sigues haciendo arreglos por ti mismo? ¡Me denigras! ¿No es así? Arreglo algo para ti pero lo repudias totalmente y entonces haces tus propios planes.

Vosotros podéis ser elocuentes, pero en realidad no observáis Mi voluntad en absoluto. ¡Escúchame! Ciertamente no diré que hay alguno entre vosotros que sea capaz de mostrar verdadera consideración por Mi Voluntad. Aunque tus acciones se ajusten a Mi voluntad, ciertamente no te elogiaré. Este es Mi método de salvación. Aun así, vosotros seguís siendo autocomplacientes a veces, pensando que sois asombrosos y despreciáis a todos los demás. Este es un aspecto del carácter corrupto del hombre. El que todos vosotros reconozcáis que tengo razón en esto es superficial. Para poder realmente cambiar, debéis acercaros a Mí. Tened comunicación conmigo y Yo os concederé gracia. Algunas personas solo quieren sentarse cómodamente y cosechar lo que otros han sembrado, sienten que solo necesitan estirar los brazos para vestirse y abrir la boca para comer, incluso esperan que otro les mastique su comida y se la ponga en la boca antes de tragarla. Esas personas son las más necias, aman comer lo que otros han masticado. Esta es también una manifestación del aspecto más ocioso del hombre. Al haber escuchado estas palabras mías, ya no las debes pasar por alto. Solo haréis lo correcto si duplicáis vuestra atención y solo entonces satisfaréis Mi voluntad. Esta es la mejor clase de sumisión.

Anterior: Capítulo 61

Siguiente: Capítulo 63

El fin de todas las cosas se está acercando, ¿quieres saber cómo el Señor recompensará el bien, castigará el mal y determinará el fin de cada uno? Bienvenido a contactarnos para descubrir la respuesta.

Contenido relacionado

¿Qué sabes de la fe?

En el hombre solo existe la palabra incierta de la fe, sin embargo, el hombre no sabe qué constituye la fe, mucho menos por qué él tiene...

Apéndice: Capítulo 1

Lo que os pido que hagáis no es la teoría vaga y vacía de la que hablo, tampoco es inimaginable para el cerebro del hombre ni inasequible...

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro

Contacta con nosotros por WhatsApp