252 Los impenitentes que están atrapados en el pecado están más allá de toda salvación

I

Los que sólo piensan en su carne y bienestar,

aquellos cuya fe vacila,

los que practican la brujería y hechizos,

los lujuriosos, harapientos y raídos,

los que le roban a Dios, se llevan sacrificios,

sobornables, sueñan con el cielo,

arrogantes y orgullosos, buscan fama y fortuna,

los que divulgan palabras impías,

los impenitentes aferrados al pecado,

¿no están más allá de toda salvación?

Los impenitentes aferrados al pecado,

¿no están más allá de toda salvación?

II

Los que blasfeman, vilipendian a Dios,

realizan juicios contra Él,

los que forman su propio clan,

los que se elevan sobre Dios,

los jóvenes hombres y mujeres frívolos,

los de mediana edad y los ancianos depravados y lascivos,

los que anhelan riquezas y prestigio sobre el resto,

los impenitentes aferrados al pecado,

¿no están más allá de toda salvación?

Los impenitentes aferrados al pecado,

¿no están más allá de toda salvación?

Los impenitentes aferrados al pecado,

¿no están más allá de toda salvación?

Los impenitentes aferrados al pecado,

¿no están más allá de toda salvación?

Los impenitentes aferrados al pecado,

¿no están más allá de toda salvación?

Los impenitentes aferrados al pecado,

¿no están más allá de toda salvación?

¿No están más allá de toda salvación?

¿No están más allá de toda salvación?


Adaptado de ‘Práctica (7)’ en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior: 251 La advertencia de Dios al hombre

Siguiente: 253 Lo que Dios más detesta es la obstinación y la reincidencia del hombre

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Contacta con nosotros por Messenger
Contacta con nosotros por WhatsApp

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro