Palabras diarias de Dios | Fragmento 253 | "El segundo aspecto del significado de la encarnación"

Palabras diarias de Dios | Fragmento 253 | "El segundo aspecto del significado de la encarnación"

363 |7 Nov 2020

Todo lo que Dios hace es práctico, nada de lo que hace está vacío y lo experimenta todo Él mismo. Dios paga el precio de Su propia experiencia de sufrimiento a cambio de un destino para la humanidad. ¿Acaso no es esto una obra práctica? Los padres pueden pagar un precio sincero por el bien de sus hijos, y esto representa su sinceridad. Al hacerlo, Dios encarnado está siendo, por supuesto, sumamente sincero y fiel a la humanidad. La esencia de Dios es fiel; Él hace lo que dice y todo lo que hace se logra. Todo lo que Él hace por los seres humanos es sincero. No hace simplemente declaraciones; cuando dice que pagará un precio, realmente lo paga. Cuando dice que tomará el sufrimiento de la humanidad y sufrirá en su lugar, viene en verdad a vivir entre ellos y siente y experimenta este sufrimiento de manera personal. Después de eso, todas las cosas en el universo reconocerán que todo lo que Dios hace es correcto y justo; que todo lo que Dios hace es realista: se trata de evidencia poderosa. Además, la humanidad tendrá un hermoso destino en el futuro y todos aquellos que permanezcan alabarán a Dios; elogiarán que las obras de Dios ciertamente se hicieron a partir de Su amor por la humanidad. Dios se presenta entre los hombres humildemente, como una persona corriente. No se limita a llevar a cabo un poco de obra, a decir unas palabras y luego irse; por el contrario, realmente se presenta entre los hombres y experimenta el dolor del mundo. Cuando termine de experimentar este dolor será cuando se vaya. Así de real y práctica es la obra de Dios; todos los que perduren lo alabarán por ella y verán Su fidelidad al hombre y Su bondad. La esencia de belleza y bondad de Dios puede verse en el significado de Su venida en la carne. Todo lo que Él hace es sincero; todo lo que Él dice es serio y leal. Todo lo que Él pretende hacer, realmente lo hace, y cuando paga un precio, lo paga de verdad; no hace simplemente declaraciones. Dios es un Dios justo; Dios es un Dios leal.

Extracto de “La Palabra manifestada en carne”

TODO LO QUE DIOS HACE POR EL HOMBRE ES SINCERO

I

Dios fiel, Él que hace lo que dice. Lo que hace, sucede. Dios fiel, Su obra es sincera. No sólo habla, actúa. Él paga el precio, justo como dice, toma el lugar del hombre y sufre por él, viene a vivir en la tierra, llega a sentir el dolor de todos, de verdad. Que todas las cosas declaren que las obras de Dios son correctas, reales y justas. Es una poderosa prueba. Todo lo que Dios hace, lo hace con sinceridad. Cada palabra que dice, la dice con sinceridad. Todo lo que Él ha querido, se ha cumplido. Dios pagó el precio en verdad. Justo Dios, fiel y práctico.

II

Dios práctico no viene a este mundo para hablar e irse. Dios práctico, humilde viene en carne, siente el sufrimiento del mundo. Sólo una vez que haya experimentado tal dolor, dejará este mundo. Cuán realista es Su obra, práctica. Los que queden alabarán a Dios por esto. Verán Su fidelidad, Su misericordia, belleza y bondad en Su encarnación. Todo lo que Dios hace, lo hace con sinceridad. Cada palabra que dice, la dice con sinceridad. Todo lo que Él ha querido, se ha cumplido. Dios pagó el precio en verdad. Justo Dios, fiel y práctico.

III

Que todas las cosas declaren que las obras de Dios son correctas, reales y justas. Es una poderosa prueba. Todo lo que Dios hace, lo hace con sinceridad. Cada palabra que dice, la dice con sinceridad. Todo lo que Él ha querido, se ha cumplido. Dios pagó el precio en verdad. Justo Dios, fiel y práctico. Dios justo, fiel y práctico.

De “Seguir al Cordero y cantar nuevos cánticos”

Mostrar más
Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Contacta con nosotros por Messenger
Contacta con nosotros por WhatsApp

Compartir

Cancelar