Palabras diarias de Dios | Fragmento 493 | "El amor genuino por Dios es espontáneo"

Palabras diarias de Dios | Fragmento 493 | "El amor genuino por Dios es espontáneo"

285 |8 Oct 2020

Cuando las personas se ponen en contacto con Dios con el corazón, cuando su corazón es capaz de volverse a Él por entero, este es el primer paso en el amor del hombre hacia Dios. Si quieres amarlo, primero debes ser capaz de volver tu corazón a Él. ¿Qué es volver tu corazón a Dios? Es cuando todo lo que buscas en tu corazón es en aras de amar y ganar a Dios. Esto muestra que has vuelto por completo tu corazón a Dios. Aparte de Él y de Sus palabras, no hay casi nada más en tu corazón (familia, riqueza, esposo, esposa, hijos, etcétera). Aunque las haya, estas cosas no pueden ocupar tu corazón, y no piensas en tus planes futuros, sino que sólo buscas amar a Dios. En ese momento habrás vuelto por completo tu corazón a Dios. Supongamos que sigues haciendo planes para ti mismo en tu corazón y siempre estás buscando el beneficio personal, pensando siempre: “¿Cuándo puedo hacer una pequeña petición a Dios? ¿Cuándo será rica mi familia? ¿Cómo puedo conseguir buena ropa?…”. Si estás viviendo en ese estado, esto demuestra que tu corazón no se ha vuelto del todo a Dios. Si sólo tienes Sus palabras en tu corazón y eres capaz de orar a Dios y de acercarte a Él en todo momento —como si Él estuviera muy cerca de ti, como si estuviera en ti y tú en Él— si estás en esa clase de estado, significa que tu corazón está en presencia de Dios. Si oras a Dios, y comes y bebes de Sus palabras cada día, siempre estás pensando en la obra de la iglesia y si muestras consideración por la voluntad de Dios, usas tu corazón para amarlo genuinamente y satisfacer Su corazón, entonces tu corazón pertenecerá a Dios. Si tu corazón está ocupado por numerosas otras cosas, entonces sigue ocupado por Satanás y no se ha vuelto sinceramente a Dios. Cuando el corazón de las personas se ha vuelto hacia Dios con sinceridad, ellas tendrán un amor genuino, espontáneo por Él, y serán capaces de considerar la obra de Dios. Aunque puedan tener todavía momentos necios e irracionales, muestran preocupación por los intereses de la casa de Dios, por Su obra, y su propio cambio de carácter y las intenciones de su corazón son buenas. Algunas personas siempre afirman que todo lo que hacen es para la iglesia cuando, en realidad, están obrando para beneficiarse a sí mismas. La gente como esta tiene el tipo de intención equivocada. Son deshonestos y engañosos y la mayoría de las cosas que hacen son para su beneficio personal. Este tipo de persona no busca el amor de Dios; sus corazones todavía pertenecen a Satanás y no pueden volverse hacia Dios. Por lo tanto, Dios no tiene forma de obtener a este tipo de persona.

Si deseas amar sinceramente a Dios y ser ganado por Él, el primer paso es volver tu corazón por completo hacia Dios. En cada cosa que haces, examínate a ti mismo y pregunta: “¿Estoy haciendo esto en base a un corazón de amor a Dios? ¿Hay intenciones personales tras esto? ¿Cuál es mi meta real al hacer esto?”. Si quieres entregar tu corazón a Dios, debes someter primero tu propio corazón, abandonar todas tus intenciones propias y alcanzar un estado de estar totalmente para Dios. Esta es la senda para practicar la entrega de tu corazón a Dios. ¿A qué se refiere someter tu corazón? Es abandonar los deseos extravagantes de la propia carne, no codiciar el consuelo o las bendiciones del estatus. Es hacerlo todo para satisfacer a Dios y hacer que el corazón de uno pueda ser totalmente para Él y no para el interés propio. Esto es suficiente.

Extracto de “La Palabra manifestada en carne”

VUELVE TU CORAZÓN COMPLETAMENTE A DIOS PARA SER CAPAZ DE AMARLO

I

Cuando todo lo que buscas en tu corazón es amar y ganar a Dios, tu corazón vuelve a Él. No piensas en el futuro ni en lo que vendrá. No hay nada más en tu corazón que Dios y Sus palabras. Volver tu corazón a Dios es la forma de amar a Dios y conocer Su carácter. Acercarte a Dios con el corazón, volverlo por completo a Él. Es el primer paso de amar a Dios, es el primer paso de amar a Dios.

II

Come y bebe Sus palabras, orando a diario, piensa en Su voluntad y la obra de la iglesia, ámalo y satisfácelo, y tu corazón le pertenecerá a Él. Cuando alguien le da su corazón a Dios, la experiencia de su vida comienza. Su carácter comienza a cambiar. Crecerá Su amor y conocimiento de Dios. Acercarte a Dios con el corazón, volverlo por completo a Él. Es el primer paso de amar a Dios, es el primer paso de amar a Dios.

III

Volver tu corazón a Dios es un requisito para amarlo y comprenderlo, para seguir la senda correcta. Eso es lo que deberías hacer. Pero no indica amor sincero por Dios, ni que se ha completado tu deber de amar a Dios. Lo primero es volver tu corazón a Dios, y la única manera de amarlo. Acercarte a Dios con el corazón, volverlo por completo a Él. Es el primer paso de amar a Dios, es el primer paso de amar a Dios.

IV

Aquellos que aman a Dios buscan la vida. Buscan la verdad y quieren a Dios. Están iluminados, movidos por el Espíritu. Pueden ser guiados por Dios. Acercarte a Dios con el corazón, volverlo por completo a Él. Es el primer paso de amar a Dios, es el primer paso de amar a Dios. Si quieres amar a Dios, vuelve tu corazón a Él.

De “Seguir al Cordero y cantar nuevos cánticos”

Mostrar más
Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Contacta con nosotros por Messenger
Contacta con nosotros por WhatsApp

Compartir

Cancelar