Pregunta 1: Dijeron que el Señor regresó y apareció y obró en China, y yo lo creo, porque es lo que el Señor Jesús profetizó en la Biblia: “Porque así como el relámpago sale del oriente y resplandece hasta el occidente, así será la venida del Hijo del Hombre” (Mateo 24:27). Pero pensamos que el Señor regresará en los últimos días para llevarnos al reino de los cielos, o al menos, que nos elevará a las nubes para encontrarlo en el aire. Como dijo Pablo en la Biblia: “Entonces nosotros, los que estemos vivos y que permanezcamos, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes al encuentro del Señor en el aire, y así estaremos con el Señor siempre” (1 Tesalonicenses 4:17). ¿Entonces, por qué no vino el Señor como dice la Biblia? ¿Qué tiene que ver la obra de juicio de Dios Todopoderoso en los últimos días con que seamos llevados al reino de los cielos?

Respuesta: Muchos creen que cuando el Señor regrese, levantará a los creyentes y se encontrará con ellos en el aire. Muchos lo creen. Pero eso se basa en la palabra de Pablo, no del Señor. No podemos saber si la palabra de Pablo provenía de la imaginación del hombre o la iluminación del Espíritu Santo. Esto es lo que el Señor Jesús dijo sobre Su regreso: “Pero de aquel día y hora nadie sabe, ni siquiera los ángeles del cielo, ni el Hijo, sino solo el Padre” (Mateo 24:36). Cuando Él regrese, nadie lo sabrá. Ni siquiera los ángeles lo sabrán. Solo Dios lo sabrá, Según su idea, quienes creen en el Señor serán levantados en el aire para encontrarse con Él en las nubes. ¿Esto se basa en la palabra de Dios? Hermanos y hermanas, si se guían por la palabra de Pablo y no por la del Señor, están totalmente equivocados. Pablo era solo un hombre, no representaba al Señor Jesús. ¿Cómo podría saber Pablo que el Señor levantaría a Sus creyentes hasta las nubes a Su regreso? ¿En qué se basaban las palabras de Pablo? ¿Debemos esperar el regreso del Señor según las palabras de Pablo? ¿Por qué no recibimos al Señor de acuerdo a la palabra del Señor Jesús? Esto es lo que dijo el Señor Jesús al profetizar Su regreso: “Por tanto, si no velas, vendré como ladrón, y no sabrás a qué hora vendré sobre ti” (Apocalipsis 3:3). ¿Qué significa que alguien se guíe solo por la palabra de Pablo y no por la del Señor Jesús al creer en el Señor? ¿Significa que Pablo era el Señor y Cristo? ¿Ustedes creen en Pablo o en el Señor Jesús? ¿No amerita que reflexionemos seriamente? La segunda venida del Señor es para recibir a los santos en el reino de los cielos. Pero nadie puede adivinar cómo recibirá el Señor a sus seguidores en el reino de los cielos. Guiarnos por las ideas y la imaginación del hombre para entenderlo, suponiendo que el Señor levantará gente para encontrarse con ella en el aire, sería muy poco realista. Todos vimos y creemos que Dios Todopoderoso aparece en China en los últimos días y expresa todas las verdades para la purificación y salvación del hombre. Está purificando y perfeccionando a todas las vírgenes prudentes llevadas ante Su trono. Dios está decidido a hacerlas vencedoras antes de la catástrofe. Después de hacerlas vencedoras, Dios desata la catástrofe para destruir a esta humanidad malvada que se resiste a Él. Después de la catástrofe, Dios se aparecerá a todos los pueblos y naciones. ¿No es realmente así como el Señor llevará a Sus seguidores al reino de Cristo cuando regrese? La obra de Dios Todopoderoso en los últimos días cumplió las profecías del Señor Jesús. “porque voy a preparar un lugar para vosotros. Y si me voy y preparo un lugar para vosotros, vendré otra vez y os tomaré conmigo; para que donde yo estoy, allí estéis también vosotros” (Juan 14:2-3). Como el Señor ya está en la tierra, si seguimos queriendo ir al cielo, ¿no vamos en la dirección equivocada? Como el Señor vino a la tierra, Dios también predestinó que nosotros naciéramos en los últimos días, que seamos llevados ante Su trono, recibamos Su obra de juicio en los últimos días, seamos purificados y hechos perfectos por Él y entremos al reino de Cristo. ¿Qué tipo de lugar nos preparó el Señor? Esto se refiere al reino de Cristo materializado en la tierra, cumpliendo la profecía: “para que donde yo estoy, allí estéis también vosotros”. Esto prueba que cuando el Señor regrese en los últimos días, vendrá a Su reino. La obra de juicio de Dios que comienza por la casa de Dios es para hacer un grupo de vencedores de las vírgenes prudentes, las primeras en recibir la obra de Dios en los últimos días, y luego aparecerá públicamente descendiendo en una nube. Así se materializa el reino de Cristo en la tierra. Los hechos de la obra de Dios en los últimos días cumplen completamente las profecías del Señor Jesús. Solo experimentando la obra de juicio de Dios en los últimos días, podemos ver que se cumplen las profecías bíblicas. Confiar en las ideas e imaginación del hombre para especular sobre las profecías es tonto y absurdo. Debemos guiarnos por la palabra de Dios y no la del hombre para recibir el regreso del Señor. Si nos guiamos por la palabra del hombre, no podremos ser arrebatados en la venida del Señor ni encontrarnos con Él. Y nosotros tendremos la culpa.

Extracto del guion de la película de “Mi sueño del reino celestial”

Anterior: Pregunta 2: Llevo más de media vida creyendo en el Señor. He trabajado incansablemente para Él y he estado siempre atento a Su segunda venida. Si el Señor ya vino, ¿por qué no he recibido Su revelación? ¿Acaso Él me hizo a un lado? Esto me ha dejado muy confundido. ¿Cómo lo explican?

Siguiente: Pregunta 2: Es lo que el Señor Jesús dijo una vez: “Voy a preparar un lugar para vosotros. Y si me voy y preparo un lugar para vosotros, vendré otra vez y os tomaré conmigo; para que donde yo estoy, allí estéis también vosotros” (Juan 14:2-3). El Señor Jesús resucitó y regresó al cielo para preparar un lugar para nosotros, eso significa que el lugar que Él preparó debería estar en el cielo. Si el Señor ha regresado, debería ser para arrebatarnos al cielo, para elevarnos primero al cielo para encontrarnos con el Señor. Dan testimonio de que el Señor Jesús ha regresado, que ha encarnado y está en la tierra hablando y obrando. Entonces, ¿cómo nos elevará al reino de los cielos? ¿Está el reino de los cielos en la tierra o en el cielo?

El fin de todas las cosas se está acercando, ¿quieres saber cómo el Señor recompensará el bien, castigará el mal y determinará el fin de cada uno? Bienvenido a contactarnos para descubrir la respuesta.

Contenido relacionado

1. Las diferencias esenciales entre la obra de Dios y la obra del hombre

La obra de Dios mismo involucra la obra de toda la humanidad y también representa la obra de toda la era. Es decir, la propia obra de Dios representa el movimiento y la tendencia de toda la obra del Espíritu Santo, mientras que la obra de los apóstoles sigue la propia obra de Dios y no lidera la era ni tampoco representa la tendencia operativa del Espíritu Santo en toda la era.

2. Definir al único Dios verdadero como Dios trino es una blasfemia contra Dios y la falacia más absurda

Porque Él detesta la alabanza y los elogios hacia Él poco realistas y apresurados. Además, Él aborrece que las personas Le traten como al aire. Odia que, durante el debate de temas sobre Dios, las personas hablen con poca seriedad, a su antojo y sin dudarlo, según lo crean adecuado; además, odia a los que creen conocer a Dios, y se jactan de ello, exponiendo temas sobre Él sin contención ni reservas.

4. Cómo maneja y gobierna Dios el mundo-universo entero

La carne del hombre es de Satanás, está llena de caracteres desobedientes, es deplorablemente vil, es algo inmundo. Las personas codician demasiado el gozo de la carne, hay demasiadas manifestaciones de la carne y así Dios desprecia la carne hasta un punto. Cuando las personas dejan atrás las cosas viles y corruptas de Satanás, ganan la salvación de Dios.

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro