Pregunta 5: ¡yo creo que toda Escritura es inspirada por Dios! ¡Las palabras de Pablo no pueden estar equivocadas! Ya que vosotros distinguís de forma tan clara las palabras de Dios de las del hombre en la Biblia, ¿cómo se distinguen unas de otras?

Respuesta: Cualquiera que lea la Biblia y tenga un pensamiento normal ve con nitidez qué palabras de la misma son de Dios y cuáles del hombre. Lo que pasa es que la mayoría de las personas se han confundido con la afirmación de Pablo de que “toda Escritura es inspirada por Dios”. En realidad, en toda la Biblia, las únicas palabras que vienen directamente de Dios y son palabras Suyas son las palabras de Jehová Dios, las palabras de Dios transmitidas por los profetas, las palabras del Señor Jesús, las del Espíritu Santo y las reveladas por Dios a Juan en el Apocalipsis. Aparte de estas, todas las biografías de los hombres y las cartas de los apóstoles son palabras del hombre. Representan exclusivamente sus experiencias y percepciones personales, no las palabras de Dios, y, por lo demás, ¡tampoco puede decirse que sean palabra de Dios! Por la afirmación de Pablo, de que “Toda escritura es inspirada por Dios”, los pastores y ancianos religiosos han sentenciado que todas las palabras de la Biblia son de Dios y consideran las palabras del hombre en la Biblia como palabras de Dios. En su trabajo y sus sermones, tan sólo les interesa predicar y enaltecer las palabras del hombre, pero no comunicar las palabras de Dios ni dar testimonio de ellas. Utilizan las palabras del hombre en sustitución de las de Dios, lo que supone abandonar por completo los mandamientos de Dios. ¡Este es un grave problema! A causa de esto, el mundo religioso entero únicamente idolatra las palabras del hombre en la Biblia y se aleja de las palabras de Dios, ocupándose de obedecer las primeras mientras abandona las segundas. ¿Acaso esto no implica que caen en el engaño de Satanás? En consecuencia, cuando Dios Todopoderoso ha venido a realizar Su obra del juicio de los últimos días y a expresar la verdad para salvar a la humanidad, la gente se ha obstinado en aferrarse a la Biblia por culpa del engaño de estas falacias y rechaza la obra de Dios Todopoderoso, la condena y se opone a ella. Esta es una prueba tangible de la oposición de los fariseos religiosos hacia Dios, además de un signo evidente de su hipocresía.

Extracto del guion de la película de “Libres de la trampa”

Anterior: Pregunta 4: Los pastores y ancianos suelen explicar las palabras del hombre en la Biblia, sobre todo las de Pablo, en vez de difundir las palabras del Señor o hablar de Sus designios. Esto es un hecho. No obstante, hay algo que aún no entiendo. ¿No inspiró Dios toda la Escritura? ¿No es toda la Biblia palabra de Dios? ¿Por qué hay que distinguir de forma tan clara las palabras del hombre de las de Dios en la Biblia? ¿No inspiró Dios todas las palabras del hombre en la Biblia?

Siguiente: Pregunta 6: ¡No estoy de acuerdo con lo que has dicho! ¡Creer en Dios es creer en la Biblia! ¡Apartarse de la Biblia es no creer en Dios!

El fin de todas las cosas se está acercando, ¿quieres saber cómo el Señor recompensará el bien, castigará el mal y determinará el fin de cada uno? Bienvenido a contactarnos para descubrir la respuesta.

Contenido relacionado

2. Las ovejas de Dios oyen Su voz y solo al oír la voz de Dios es posible reunirse con el Señor regresado

Aquel que es la encarnación de Dios tendrá Su esencia, y aquel que es la encarnación de Dios tendrá Su expresión. Haciéndose carne, Dios traerá la obra que debe hacer, y haciéndose carne expresará lo que Él es; será, asimismo, capaz de traer la verdad al hombre, de concederle vida, y de mostrarle el camino. La carne que no contiene la esencia de Dios seguramente no es el Dios encarnado; de esto no hay duda.

4. De si es posible cumplir adecuadamente con el deber viviendo en función del propio carácter corrupto

En muchos lugares, Dios ha profetizado ganar a un grupo de vencedores en la tierra de Sinim. Es en la parte oriental del mundo que se ganan los vencedores, de modo que el punto de aterrizaje de la segunda encarnación de Dios es, sin lugar a duda, la tierra de Sinim, exactamente donde descansa enrollado el gran dragón rojo. Allí ganará Dios a los descendientes del gran dragón rojo para que quede totalmente derrotado y avergonzado.

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro

Contacta con nosotros por WhatsApp