Pregunta 4: Los pastores y ancianos suelen explicar las palabras del hombre en la Biblia, sobre todo las de Pablo, en vez de difundir las palabras del Señor o hablar de Sus designios. Esto es un hecho. No obstante, hay algo que aún no entiendo. ¿No inspiró Dios toda la Escritura? ¿No es toda la Biblia palabra de Dios? ¿Por qué hay que distinguir de forma tan clara las palabras del hombre de las de Dios en la Biblia? ¿No inspiró Dios todas las palabras del hombre en la Biblia?

Respuesta: “Toda Escritura es inspirada por Dios”. Pero quién dijo esto, ¿lo sabes tú? ¿Lo dijo Dios o el hombre? ¿En qué te basas para manifestar que “toda Escritura es inspirada por Dios”? “Toda Escritura es inspirada por Dios”; eso no lo dijo Jehová Dios, ni el Señor Jesús ni el Espíritu Santo, sino Pablo. Pablo no es Cristo, sino, sencillamente, un ser humano corrupto. ¿Cómo podía saber que Dios inspiró toda la Escritura? Dios es el único que sabe si la Biblia fue inspirada por Él o no. Cristo es el único que puede responder esta pregunta de manera clara, pues el hombre no tiene ni idea de estas cosas ni las entiende. La Biblia empezó cuando Moisés escribió el Génesis, al menos 1000 años antes de que el Señor Jesús iniciara Su obra. Pablo no conoció a absolutamente ningún autor de la Escritura; ¿cómo podía saber que Dios inspiró las palabras de esas personas? ¿Le pudieron contar aquellos autores a Pablo que Dios inspiró todas sus palabras? Esto demuestra que, en verdad, ¡lo afirmado por Pablo no tiene ningún fundamento! Lo que expresó no fue sino su conocimiento personal de la Biblia. No representaba al Señor Jesús ni tampoco al Espíritu Santo, ¡esa es la verdad! Basándose nada más que en estas palabras de Pablo, los pastores y ancianos religiosos señalan que Dios inspiró todas las palabras de la Biblia, las cuales son toda la palabra de Dios. ¡Esto contradice por completo la realidad histórica! En la edad apostólica, después de que las cartas de los apóstoles pasaran a la I glesia, todo el mundo decía que aquellas eran las palabras de los apóstoles, las del hermano Pablo. Nadie decía que esas palabras fueran inspiradas por Dios ni que fueran palabras del Señor Jesús. Ni el propio Pablo se atrevió a afirmar que sus palabras fueran de Dios ni que Dios las inspirara, y ni mucho menos que él hablara en nombre del Señor Jesús. Así pues, la frase “toda Escritura es inspirada por Dios” simplemente no se sostiene. Pablo fue el único en afirmar que “toda Escritura es inspirada por Dios”, lo cual se refiere exclusivamente al Antiguo Testamento, pero todo el mundo lo cree. ¿Cómo puede creerse la gente esta afirmación de Pablo? ¿Se la creería si la hubiera hecho otra persona? Esto basta para demostrar que la gente cree muy a pies juntillas a Pablo y lo idolatra. Se piensa que todo lo afirmado por Pablo es palabra de Dios. ¿No son estas unas nociones y unas fantasías del hombre? Esto revela plenamente que en los corazones de los creyentes sólo habita Pablo, no el Señor Jesús. Todos ellos son personas que idolatran y obedecen al hombre, en vez de temer y enaltecer al Señor.

Extracto del guion de la película de “Libres de la trampa”

Anterior: Pregunta 3: Sea como sea, todos los pastores y ancianos predican de conformidad con la Biblia. ¿Acaso explicar la Biblia y hacer que la gente se aferre a ella no es enaltecer al Señor y dar testimonio de Él? ¿Está mal que los pastores y ancianos expliquen la Biblia? ¿Cómo habéis podido afirmar que son unos fariseos hipócritas?

Siguiente: Pregunta 5: ¡yo creo que toda Escritura es inspirada por Dios! ¡Las palabras de Pablo no pueden estar equivocadas! Ya que vosotros distinguís de forma tan clara las palabras de Dios de las del hombre en la Biblia, ¿cómo se distinguen unas de otras?

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.

Contenido relacionado

2. Definir al único Dios verdadero como Dios trino es una blasfemia contra Dios y la falacia más absurda

Porque Él detesta la alabanza y los elogios hacia Él poco realistas y apresurados. Además, Él aborrece que las personas Le traten como al aire. Odia que, durante el debate de temas sobre Dios, las personas hablen con poca seriedad, a su antojo y sin dudarlo, según lo crean adecuado; además, odia a los que creen conocer a Dios, y se jactan de ello, exponiendo temas sobre Él sin contención ni reservas.

4. De si es posible cumplir adecuadamente con el deber viviendo en función del propio carácter corrupto

En muchos lugares, Dios ha profetizado ganar a un grupo de vencedores en la tierra de Sinim. Es en la parte oriental del mundo que se ganan los vencedores, de modo que el punto de aterrizaje de la segunda encarnación de Dios es, sin lugar a duda, la tierra de Sinim, exactamente donde descansa enrollado el gran dragón rojo. Allí ganará Dios a los descendientes del gran dragón rojo para que quede totalmente derrotado y avergonzado.

1. La causa de las tinieblas y la maldad del mundo se encuentra en la mentira y la corrupción de la humanidad a manos de Satanás

Aunque Jesús hizo mucha obra entre los hombres, sólo completó la redención de toda la humanidad, se convirtió en la ofrenda por el pecado del hombre, pero no lo libró de su carácter corrupto. Salvar al hombre totalmente de la influencia de Satanás no sólo requirió a Jesús cargar con los pecados del hombre como la ofrenda por el pecado, sino también que Dios realizara una obra mayor para librar completamente al hombre de su carácter, que ha sido corrompido por Satanás.

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro