App de la Iglesia de Dios Todopoderoso

¡Escucha la voz de Dios y recibe el regreso del Señor Jesús!

Invitamos a los buscadores de la verdad a contactar con nosotros.

Seguir al Cordero y cantar nuevos cánticos

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Ancho de página

0 Resultado(s) de búsqueda

No se encuentra los resultados.

722 El juicio y el castigo de Dios son para salvar al hombre

I

Dios vino a obrar a la tierra y salvar a la corrupta humanidad.

La pasada salvación estaba agotando Su compasión y piedad,

sacrificándose a Satanás a cambio de toda la humanidad.

La salvación de Dios está por concluir,

separando a todos según su especie.

Él salva plenamente a la humanidad mediante el juicio y el castigo.

Todo lo que recibirás será Su juicio y Su castigo,

así como Sus golpes inclementes.

II

Pero hay algo que debes saber:

En todos esos golpes inclementes,

no hay una sola pizca de castigo, ni una sola pizca de castigo.

No importa cuán duras sean Sus palabras,

no importa cuán grande sea Su furia,

lo que te acaece son palabras de enseñanza;

no es Su intención dañarte.

Dios no quiere condenarte; Su juicio justo es para purificar,

y también lo es Su refinamiento inclemente;

duras palabras y golpes son todos para salvar.

El método de Dios para salvar al hombre ya no es igual que antes.

Hoy, Su justo juicio es tu salvación por siempre y para siempre.

¿Qué tienes que decir frente a este juicio y castigo?

¿No es la salvación lo que siempre has disfrutado de principio a fin?

Él salva plenamente a la humanidad mediante el juicio y el castigo.

Todo lo que recibirás será Su juicio y Su castigo,

así como Sus golpes inclementes.

III

Has visto a Dios en la carne,

has sentido Su sabiduría y omnipotencia,

has vivido Sus golpes y Su disciplina,

pero también Su gracia extrema.

Tus bendiciones son preferibles a las demás,

son mejores que la riqueza y el esplendor de Salomón.

Si Dios viniera a condenarte en vez de a salvarte,

¿acaso tus días durarían tanto?

Si Dios sólo quisiera castigarte, no tendría que encarnarse.

Castigarte sólo requiere una palabra.

No habrías sobrevivido hasta hoy.

¿Todavía no crees lo que dice Dios?

Él salva plenamente a la humanidad mediante el juicio y el castigo.

Su juicio justo es tu salvación,

tu salvación por siempre y para siempre.

Adaptado de ‘Deberías desechar las bendiciones del estatus y entender la voluntad de Dios para la salvación del hombre’ en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior:Dios experimenta las dificultades de la humanidad

Siguiente:Entregarse a la obra de Dios para descubrir Su hermosura