Pregunta 1: Sin embargo, el apóstol Pablo dijo una vez: “He peleado la buena batalla, he terminado la carrera, he guardado la fe. En el futuro me está reservada la corona de justicia […]” (2 Timoteo 4:7-8). Entonces, actuar según las palabras de Pablo implica que estamos haciendo la obra de Dios. En ese caso, sin duda podremos entrar en el reino de los cielos y obtener las recompensas.

Respuesta: Respecto a la cuestión de qué clase de personas pueden entrar en el reino de los cielos, el Señor Jesús dijo hace mucho, “sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos”. Esto muestra absolutamente que la sustancia de Dios es la justicia y la santidad. La gente de Satán, sucia y corrupta, no puede entrar en el reino de los cielos. No obstante, Pablo dijo que pelear la buena batalla, llegar al final de la carrera y mantener la fe le permitiría entrar en el reino de los cielos y ser recompensado. Según Pablo, mientras el hombre obre para el Señor, puede entrar en el reino de los cielos, aunque no siga las palabras de Dios o no haya alcanzado la santidad. Entonces, ¿cómo debe reflejarse la justicia y santidad de Dios? Cuando Pablo dijo esto, se oponía a Dios. Negaba abiertamente las palabras del Señor Jesús e interrumpía y alteraba la obra de Dios. ¿Puede ser que pelear la buena batalla y correr la carrera que los hombres deben correr sea hacer la voluntad del Padre celestial? Mantener el nombre del Señor Jesús sin traicionar al Señor, ¿es eso hacer la voluntad del Padre celestial? Hacer la voluntad del Padre celestial es seguir las palabras de Dios, Sus mandamientos e instrucciones. Si la gente no practica según las palabras del Señor, no pueden estar haciendo la voluntad del Padre celestial, no importa lo que hagan o lo que sufran. Lo que dijo Pablo estaba basado completamente en sus propias concepciones e imaginaciones y mezclado con sus propias ambiciones y opiniones. Esto es suficiente para probar que Pablo no era una persona que hiciera la voluntad del Padre celestial. Si estaba haciendo la voluntad de Dios, ¿por qué no guió a los fieles para que obedecieran las palabras del Señor Jesús? ¿Por qué se limitó a lanzar una opinión como esa, tan contraria a las palabras del Señor Jesús? ¿Por qué obró en contra del Señor Jesús? Confundió y engañó a otros con sus propias absurdas concepciones, impidió a otros caminar por el sendero del Señor Jesús e hizo que Sus palabras parecieran vacías y sin significado. Hizo a los creyentes escuchar y traicionar al Señor. Esto prueba que Pablo no era alguien que buscaba la verdad o seguía la voluntad de Dios. Hermanos y hermanas, cuando buscamos la entrada en el reino de los cielos, debemos usar las palabras del Señor Jesús como regla porque el Señor Jesús es el Rey del reino de los cielos, sólo Sus palabras son la verdad, sólo ellas tienen autoridad. Sólo el Señor Jesús decide qué clase de personas pueden entrar en el reino de los cielos, Pablo era sólo un apóstol que difundió el evangelio. Él no era Cristo. Sus palabras no son la verdad. Por tanto, sus palabras no tienen peso. El Señor Jesús decide si Pablo puede entrar o no en el reino de los cielos, así que ¿cómo está cualificado Pablo para decidir si otras personas pueden entrar?

Extracto del guion de la película de “Recuerdos que escuecen”

Anterior: Pregunta 14: Muchos hermanos y hermanas idolatran a los pastores y ancianos de corazón. Ellos no comprenden por qué los pastores y ancianos, que suelen interpretar y exaltar la Biblia, todavía odian la verdad y se oponen y condenan a Dios Todopoderoso encarnado. ¿Interpretar y exaltar la Biblia es lo mismo que dar testimonio del Señor y exaltarle?

Siguiente: Pregunta 2: Dices que las palabras del hermano Pablo no son verdad. Entonces, ¿por qué están sus palabras en la Biblia? Las palabras de Pablo están escritas en la Biblia. Por lo tanto, fueron inspiradas por Dios; representan las palabras de Dios. ¡Deberíamos buscar en ellas!

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Conéctate con nosotros en Messenger
Contacta con nosotros por WhatsApp

Contenido relacionado

8. Cómo Dios pone fin a la era oscura del campo de acción de Satanás en los últimos días

El hombre reconoce que el Dios al que buscó en tiempos pasados es ambiguo y sobrenatural. Lo que puede lograr este efecto no es la guía directa del Espíritu, mucho menos las enseñanzas de un cierto individuo, sino el Dios encarnado. Las concepciones del hombre se ponen al descubierto cuando el Dios encarnado hace de manera oficial Su obra, porque la normalidad y la realidad del Dios encarnado es la antítesis del Dios ambiguo y sobrenatural que hay en la imaginación del hombre.

2. Las diferencias entre el camino del arrepentimiento y el camino de la vida eterna

Cristo de los últimos días trae la vida y trae el camino de la verdad, duradero y eterno. Esta verdad es el camino por el que el hombre obtendrá la vida, y el único camino por el cual el hombre conocerá a Dios y por el que Dios lo aprobará. Si no buscas el camino de la vida que el Cristo de los últimos días provee, entonces nunca obtendrás la aprobación de Jesús y nunca estarás calificado para entrar por la puerta del reino de los cielos, porque tú eres tanto un títere como un prisionero de la historia.

3. La relación entre cada una de las tres etapas de la obra de Dios

Desde la obra de Jehová a la de Jesús, y desde la de Jesús a la de la era actual, las tres eras cubren la totalidad de la amplitud de la gestión de Dios, y todas ellas son la obra de un mismo Espíritu. Desde que creó el mundo, Dios siempre ha estado gestionado a la humanidad. Él es el principio y el fin, el primero y el último, y aquel que inicia una era y quien lleva la era a su fin.

1. Qué son la iglesia de Dios y los grupos religiosos

En la actualidad, todos los que siguen las palabras actuales de Dios están en la corriente del Espíritu Santo; los que son extraños a las palabras actuales de Dios están fuera de la corriente del Espíritu Santo y a tales personas Dios no las elogia. El servicio que está divorciado de las declaraciones actuales del Espíritu Santo es un servicio que es de la carne y de las concepciones y no puede estar de acuerdo con la voluntad de Dios...

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro