942 Dios es plenamente misericordioso y terriblemente iracundo

La misericordia y tolerancia de Dios existen,

pero Su santidad y justicia revelan Su ira,

muestran al mundo que Él no permite ofensa.

Cuando el hombre obedece las órdenes de Dios

y actúa como Él le pide,

Dios es plenamente misericordioso con el hombre.

Cuando el hombre está lleno de corrupción y odio hacia Dios,

Él mostrará Su ira terriblemente.

¿Y hasta qué punto Dios mostrará Su ira?

Hasta que ya no vea más la maldad y rebeldía del hombre,

hasta que ya no existan a los ojos de Dios.

Sólo entonces Su ira desaparecerá.

No importa la persona, si su corazón es distante,

si se aleja de Dios para nunca regresar,

no importa cuánto quiera alabarlo,

obedecer a Dios en cuerpo o mente,

en el momento en que su corazón se aleje de Dios,

Él desatará Su ira,

que será la más terrible luego de que

el hombre haya tenido tanta oportunidad.

Una vez desatada, no hay vuelta atrás,

no volverá a mostrarles misericordia.

Este es un aspecto del carácter de Dios que no permite ofensa.

Él es tolerante y piadoso con las cosas buenas y hermosas;

al malvado, pecaminoso y retorcido, Él le mostrará

Su gran ira que es terrible y nunca cesará.

Estos son los principales aspectos del carácter de Dios

que Él demuestra todo el tiempo:

que Él es plenamente misericordioso y terriblemente iracundo.

Son los dos aspectos principales del carácter de Dios,

que demuestra todo el tiempo:

plena misericordia y terrible ira.

Plena misericordia y terrible ira.

Son los dos aspectos principales del carácter de Dios,

que demuestra todo el tiempo:

plena misericordia y terrible ira.

Plena misericordia y terrible ira.

Adaptado de ‘La obra de Dios, el carácter de Dios y Dios mismo II’ en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior: 941 El carácter justo de Dios es único

Siguiente: 943 El carácter de Dios es misericordioso

El fin de todas las cosas se está acercando, ¿quieres saber cómo el Señor recompensará el bien, castigará el mal y determinará el fin de cada uno? Bienvenido a contactarnos para descubrir la respuesta.

Contenido relacionado

34. Qué bien sienta quitarse el disfraz

Consideraba las doctrinas que sostenía como mi propio capital, pero no ponía atención en entenderme a mí misma, en buscar la entrada, en ganar la verdad. Y así, ¿cómo podía tener algún cambio en mi carácter de vida? La obra práctica y las palabras de Dios nos proveen de toda la verdad que necesitamos y Él desea que entendamos esa verdad y que, por medio de cumplir nuestro deber, traigamos la luz y el esclarecimiento que obtengamos en nuestras experiencias diarias y entrada, y proveer eso a nuestros hermanos y hermanas.

Cómo conocer la realidad

Dios es el Dios práctico: toda Su obra es práctica, todas las palabras que habla son prácticas y todas las verdades que expresa son...

23. Dar mi corazón a Dios

Debido a las necesidades de la obra de la iglesia, fui reubicado a otro lugar para cumplir mi deber. En el momento, la obra del evangelio en ese lugar estaba en su punto más bajo y en general la condición de los hermanos y hermanas no era buena.

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro

Contacta con nosotros por WhatsApp