Invitamos a los buscadores de la verdad a contactar con nosotros.

Comunicación y predicación sobre la entrada en la vida

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Ancho de página

0 Resultado(s) de búsqueda

No se encuentra los resultados.

130-A3 Hablar y predicar sobre la palabra de Dios: “Debes buscar el camino de la compatibilidad con Cristo”

Velocidad

`

130-A3 Hablar y predicar sobre la palabra de Dios: “Debes buscar el camino de la compatibilidad con Cristo”

Debéis leer y orar bien estas palabras de Dios de las que estamos hablando hoy. El juicio de Dios, el castigo de Dios: ¿qué buscan conseguir en última instancia? Su propósito es permitirnos llegar a ser verdaderamente compatibles con Cristo. Si llegáramos a ser compatibles con Cristo, también lo seríamos con Dios. Ser compatible con Cristo es ser compatible con Dios porque Cristo es la encarnación de Dios, que es Dios Mismo hablando y expresando Su propia voz. Independientemente de las muchas concepciones con las que veáis esta encarnación, aunque veáis que es una encarnación ordinaria y que solo se trata de una persona normal, esta encarnación sigue siendo la encarnación del Espíritu de Dios, la encarnación de la verdad. Ataviado exteriormente de una humanidad normal, nadie puede alcanzar a ver la esencia de Cristo, y se dice: “Tu humanidad es demasiado normal. ¡Da igual cómo mire, pareces ser simplemente una persona, pareces ser una persona corriente! Solo eres una persona normal y corriente, ¿cómo puedes Tú ser Dios? ¿Cómo puedo no comprenderlo?”. Esta es una pregunta general que se plantean quienes creen en Dios encarnado. Si existe tal pregunta, también debe existir en vuestro interior semejante idea. Por lo tanto, ¿sois compatibles con Cristo? Solo podéis ver la humanidad normal de Cristo, no conocéis Su esencia divina y ese será vuestro final. Dios dice: “Las dos encarnaciones completan el sentido de la encarnación”. ¿Qué significan estas palabras? No podríais comprender estas palabras ni siquiera con diez años de experiencia. Aunque yo tengo veinte o treinta años de experiencia, sólo he alcanzado este nivel de comprensión. Hay personas que dicen: “Mucha gente creía en el Señor durante la época del Señor Jesús. ¿Acaso no era esta creencia en el Señor un reconocimiento de que el Señor Jesús es Dios, que Él es Dios encarnado? ¿No reconocieron todos que el Señor Jesús es Cristo, el Hijo de Dios?”. ¿Hubo gente que tratara al Señor Jesús como Dios? ¿Sabía alguien que el Señor Jesús es la aparición del Dios verdadero? ¿Había tal comprensión? No. Por eso, cuando rezan al Señor Jesús lo único que dicen es “Señor Jesús, Tú eres el Señor, Tú eres el Hijo de Dios, Tú eres Cristo”; no dicen: “Tú eres Dios. Señor Jesucristo, Tú eres Dios Padre. Tú eres Jehová Dios”. Hay muy pocas oraciones como esta, e incluso aquellas personas que pueden decir estas palabras siguen sin tener esta comprensión en sus corazones. De modo que, durante la Era de la Gracia, cuando Dios encarnado completó la obra de la redención, ¿permitió Él verdaderamente que los hombres conocieran a Dios? No. Nadie conocía a Dios. Por eso, en aquella época, el Espíritu Santo sólo podía dar testimonio de este modo: “Este es Mi Hijo Amado, en quién me regocijo grandemente” (Mateo 17:5). ¿Les resultaría fácil a las personas creer si hubiera dicho “el Señor Jesús es Dios”? Durante aquella época, el Espíritu Santo sólo podía dar testimonio de este modo. ¿Por qué debía dar testimonio así el Espíritu Santo? Porque aquella etapa de la obra del Espíritu Santo era completar la obra de la redención, por lo que las exigencias a los hombres no eran demasiado altas. “Debéis conocer al Señor Jesús: Él es el Padre, Él es el Dios único y verdadero que creó los cielos y la tierra y todas las cosas; Él es el Creador”. Esto no es lo que esa época pretendía conseguir, sino que únicamente tenía como objetivo cumplir la obra de la redención. Era suficiente con que conocierais la redención del Señor Jesús y que la aceptaseis para poder orar al Señor Jesús y confesaros, arrepentiros y volveros a Él para dar testimonio de Él, y Dios había completado su obra. Durante aquella época, las exigencias de Dios a los hombres no eran altas, pero sí eran diferentes. Durante esta época, cuando Dios alza Su voz, ¿dice Él palabras como “Dios Todopoderoso es el Hijo de Dios, Él es Cristo encarnado”? El Espíritu Santo ya no da testimonio de este modo, sino que da testimonio directo de que Dios Todopoderoso es la aparición de Dios único y verdadero. Él es el primero y el postrero, Él es Dios Todopoderoso, Él es el Señor que creó los cielos y la tierra y todas las cosas. Testimonio directo. Por lo tanto, ¿qué quiere conseguir Dios cuando llegue Cristo de los últimos días? Toda la humanidad debe estar bajo la autoridad de Dios. Cuando Dios llegue en los últimos días, Él llegará con el reino; perfeccionará a un grupo de personas para hacer que el reino de Cristo aparezca en la tierra. Todos los hombres que asistan al banquete con Cristo y con Dios recibirán la limpieza de Dios y Su perfección. Después, estos hombres serán conducidos al reino para convertirse en pueblo del reino. Esta es la visión para la obra de juicio de Dios durante los últimos días, que también es el propósito de la obra de Dios, el hecho que Dios alcanzará al final: hacer que el reino de Cristo aparezca en la tierra.

¿Por qué atacan la obra de Dios de semejante manera las fuerzas malvadas de Satanás, juzgando así la obra de Dios? ¿Por qué atacan y condenan a Dios tan frenéticamente las fuerzas malvadas del gran dragón rojo y oprimen a la Iglesia de Dios? ¿Por qué condenan a Dios Todopoderoso todas las fuerzas malvadas que pertenecen a Satanás, incluidas las comunidades anticristo en el círculo religioso? Eso se debe a que Satanás sabe que se acerca su fin, que Dios ya se ha asegurado Su reino y que ha llegado, y que Satanás perecerá de inmediato si no libra una batalla decisiva con Dios. ¿Habéis captado este hecho? Una vez que han oído las condenas enloquecidas del gobierno del Partido Comunista de China, muchas personas confusas deciden que este no es el verdadero camino; una vez que han visto la condena generalizada de los pastores y ancianos del círculo religioso, deciden que este no es el verdadero camino. ¿De qué manera están confundidas estas personas? ¿Son capaces de ver más allá de la esencia oscura y malvada del mundo? La Biblia dice: “Y la luz brilla en la oscuridad; y la oscuridad no es más fuerte que ella” (Juan 1:5). ¿De verdad entienden estas palabras? “Todo el mundo yace inmerso en maldad” (Juan 5:19). ¿Comprenden el verdadero significado de estas palabras? Son incapaces de ver más allá. Creen que si fuera el verdadero camino y Dios ha llegado, el gobierno chino debería darle la bienvenida, que el círculo religioso debería darle la bienvenida, y que eso lo convertiría en el verdadero camino. ¿Qué clase de lógica es esta? ¿No es esta la lógica de Satanás? Algunas personas estudian la obra de Dios: primero miran si el mundo y el círculo religioso dan la bienvenida a la Iglesia de Dios Todopoderoso, el Relámpago de Oriente, y si están de acuerdo con ella. “Si el mundo le da la bienvenida y, en particular, si el Gobierno comunista chino declara que este es el verdadero camino, solo entonces podemos creer en ello. Si todos los pastores y ancianos del círculo religioso declaran que este es el verdadero camino y que esta es la venida del Señor Jesús, solo entonces podemos aceptarlo”. Hay mucha gente confundida de esta manera. El gran dragón rojo y Satanás aparecen y ponen a prueba a algunas personas justo cuando estas van a gastar para Dios: “La Iglesia de Dios Todopoderoso secuestra a personas. Si creéis en Dios Todopoderoso, entonces no podréis marcharos, de lo contrario os sacarán los ojos, os cortarán las orejas y os partirán las piernas”. Decidme, si este fuera realmente el caso, ¿a cuántas personas en este mundo les habrían sacado ya los ojos y cortado las orejas? ¿Habéis visto algún caso así? Decidme, de todas las personas que han gastado para Dios, ¿habéis visto a alguna que haya sido secuestrada o que haya sido obligada a gastar para Dios porque, de lo contrario, no podría volver? Si realmente estuvieran secuestradas, ¿serían efectivas su obra y su predicación? Cuando alguien con la mente clara reflexiona sobre este tema, llega a la siguiente conclusión: “El caso es que esto es un rumor inventado por el PCCh; es una mentira que ha contado el PCCh. El diablo Satanás es muy bueno difundiendo rumores, ¿cómo es posible que yo no viera la verdad?”. Algunas personas no creen estas palabras, mientras que otras sí lo hacen. Justo cuando quieren gastar para Dios, algunas personas oyen esto: “La Iglesia de Dios Todopoderoso secuestra a personas. Si os secuestran, no alberguéis ninguna esperanza de que podáis volver. Incluso si volvierais, cómo mínimo os sacarían los ojos y os cortarían las orejas”. Cuando oyen esto, ya no se atreven a gastar para Dios. “No puedo consagrarme. Esto es peligroso, ¡podría perder la vida!”, y se van. ¿Tienen estas personas la capacidad de comprender? Algunas personas también dicen: “Veo que las palabras de Dios Todopoderoso son las palabras de Dios, que son la voz de Dios. Básicamente, he decidido creer que las palabras de Dios Todopoderoso son ciertas, pero, ¿qué es esta organización, la Iglesia de Dios Todopoderoso? Todavía no lo he estudiado a fondo. No tengo nociones sobre la Iglesia de Dios Todopoderoso. ¿De verdad son capaces de secuestrar gente? Si me secuestraran, ¿serían capaces de sacarme los ojos y cortarme las orejas?”. Ahí es cuando se quedan confundidas y dicen: “No puedo ir. Si me sacan los ojos y me cortan las orejas, quedaría discapacitado para el resto de mi vida. Todavía tengo dudas sobre la Iglesia de Dios Todopoderoso, que no entiendo; con respecto a las declaraciones de Dios, básicamente he decidido creer que son ciertas, que son la voz de Dios, que tienen la verdad”. Las personas son muy cuidadosas en su examen, que hacen en dos pasos: primero, examinan las palabras de Dios Todopoderoso y ven si son las palabras de Dios. Si han aceptado que realmente son palabra de Dios, entonces pasan a examinar si la Iglesia de Dios Todopoderoso es una iglesia de verdad. Si la Iglesia de Dios Todopoderoso fuera una organización criminal, aunque las palabras de Dios Todopoderoso sean reales, ¿no sigue significando un problema para ellos? ¿Es posible? Si este fuera el caso, entonces la Iglesia de Dios Todopoderoso no es una iglesia real, sino una organización criminal. Entonces, ¿quién predica y da testimonio de la palabra de Dios? ¿Quién da testimonio de Dios Todopoderoso? Si las cosas son como imaginaban estas personas y la Iglesia de Dios Todopoderoso que predica las palabras de Dios y da testimonio de Dios Todopoderoso es una organización de hombres, los cuales no son de Dios; entonces, ¿no es la obra de Dios Todopoderoso una farsa? ¿Cómo podría Dios permitir que gente de una organización criminal, una organización del hombre, Lo exaltara y diera testimonio de Él? ¿No es esto una humillación a Dios? ¿Puede Dios humillarse a Sí Mismo? Algunas personas son incapaces de ver más allá de esta cuestión. Han aceptado la palabra de Dios, pero son incapaces de ver claramente qué tipo de iglesia es la Iglesia de Dios Todopoderoso y no se atreven a creer en ella. Las personas de la Iglesia de Dios Todopoderoso dicen: “¿Podemos reunirnos y hablar contigo? Hablemos”. “No, estoy ocupado en este momento, no tengo tiempo”, responden, cuando en realidad están pensando: “No quiero entablar contacto con vosotros. ¿Qué voy a hacer si las personas de vuestra Iglesia me secuestran cuando entre en contacto con vosotros?”. Esta gente no puede compararse ni de lejos con aquellos santos que se martirizaron por el Señor a través de los siglos. Cuando el Señor Jesús los envió a predicar, era como arrojar corderos en medio de una manada de lobos, y esas personas se atrevieron a martirizarse por el Señor. Ahora, estas personas ven la Iglesia de Dios Todopoderoso como una organización criminal; se han vuelto tímidas y temerosas. ¿Está Dios decepcionado por esto? Las personas tienen poca fe y escuchan al diablo Satanás. Esta es una tragedia del hombre.

Adán y Eva eran muy felices en el jardín del Edén, obedeciendo a Dios y escuchando Su voz. Pero, ¿qué hizo que pecaran al final? Después de que Dios hablara con ellos, llegó Satanás, les dijo algunas palabras para tentarlos y ellos fueron engañados; se equivocaron. Después de su grave error, fueron apartados de Dios; Dios ya no les hablaba, Dios les ocultó Su rostro. ¿No es esta una tragedia del hombre? Tras escuchar las palabras de Dios Todopoderoso, muchos dijeron: “Oh, esta es de veras la voz de Dios; esta es realmente la verdad. Estas palabras son muy prácticas; no se pronunciaron tantas palabras durante la época del Señor Jesús”. De pronto, era como si hubieran vuelto de nuevo al abrazo de Dios y se sentían dichosos y contentos. ¿Quién habría pensado que la tentación de Satanás llegaría en ese preciso momento? “¿Habéis oído hablar de Relámpago de Oriente? Es una organización criminal, es un culto. Si no creéis en el evangelio que predican, os sacarán los ojos y os cortarán las orejas. ¡Son terribles! Por eso, si llegáis a entrar en contacto con Relámpago de Oriente, debéis tener cuidado y nunca debéis caer en sus engaños”. Y así, con esta tentación de Satanás, estos hombres quedaban atrapados. Estaban paralizados y ya no se atrevían a gastar para Dios. Esto se llama “ser inteligente durante toda tu vida, pero quedar arruinado por un momento de estupidez”. ¿Hay alguien en todo Taiwán a quien se le hayan sacado los ojos y cortado las orejas? No hay ni un solo caso en todo Taiwán, ni tampoco hay ni un solo caso de nadie a quien se le hayan sacado los ojos ni cortado las orejas en toda China continental. Si hubiera un único caso así, ¿se rendiría el PCCh? Habría utilizado todos los medios para anunciárselo al mundo entero, e incluso habría publicado dichos incidentes con entusiasmo durante días. No es posible encontrar ni un solo caso de esta índole. El PCCh es omnipresente, pero aquellos tentados por Satanás no conocen la verdadera identidad del PCCh; son incapaces de ver más allá de todos los pecados que el PCCh ha cometido y de todas las malas acciones que ha realizado. No hay ni un ápice de verdad en todas las cosas que los medios de comunicación del PCCh han dicho nunca, pero estas personas son incapaces de ver sus intenciones. Vosotros decís que no es fácil conocer a Dios porque Dios es Espíritu, porque Él es misterioso. Sin embargo, conocer al PCCh y a Satanás debe ser algo que el hombre sí puede hacer, ¿no es así? He oído algunas palabras pronunciadas por varios elegidos de Dios de Estados Unidos que decían: “Todos estamos preocupados por el destino de Estados Unidos. El auge y el declive de Estados Unidos es íntimamente relevante para nosotros. Debemos alzar la voz durante las elecciones estadounidenses; debemos salir a votar. Si permitiéramos que los villanos y las fuerzas del mal de Satanás llegaran al poder, nosotros también estaríamos amenazados. Por eso debemos participar en las elecciones y alzar la voz. ¿Es esto participar en política?”. Los elegidos de Dios de Estados Unidos plantearon esta cuestión, y yo quedé conmovido cuando la oí. Les dije que el pueblo chino no tiene tales derechos. Ciudadanos de China, ¿tenéis derecho a votar? Queréis elegir a los gobernantes, pero ¿acaso tenéis derecho a hacerlo? No tenéis tal derecho. Por lo tanto, el pueblo chino solo tiene derecho a pagar impuestos, pero no tiene derecho a votar. No tienen derechos como ciudadanos; ni siquiera tienen derecho a la libertad religiosa. Si dijerais que buscáis el verdadero camino, que aceptáis a Dios Todopoderoso, que dais testimonio de la obra de Dios, que gastáis para dar testimonio de Dios, Satanás os condenaría. Los estadounidenses tienen derechos como ciudadanos: tienen derecho a votar, tienen derecho a la libertad de expresión. Estados Unidos es diferente a ojos del pueblo chino; Estados Unidos es un país verdaderamente democrático, mientras que nosotros, el pueblo chino, no tenemos tales derechos. Sin embargo, los estadounidenses dicen: “Nuestros ciudadanos participan en las elecciones y hacen todo lo que hacemos de acuerdo con los derechos de la ciudadanía”. ¿Es eso participar en política? Eso no es participar en política; esos son los propios derechos de los ciudadanos. Que los ciudadanos ejerzan sus derechos y cumplan con sus obligaciones no es participar en política, ¿no es eso correcto? Durante la Era de la Gracia el Señor Jesús dijo que nosotros debemos ser la luz y la sal de la tierra. ¿Qué quiere decir eso? Ser la luz y la sal de la tierra es dar testimonio de Dios, vivir la decencia de los santos, vivir la llamada realidad que Dios ha exigido de acuerdo con Sus palabras. Eso es ser la luz y la sal de la tierra. Esos elegidos de Dios de Estados Unidos tienen sentido de la justicia, por eso la exigen y por eso tienen que asumir esta responsabilidad. Con personas así que aceptan la obra de Dios, decididamente pueden entender muchas verdades, y serán capaces de dar testimonio de Dios en el futuro. Dios no aprueba muchas de las cosas que se hacen en nombre de los poderes políticos del mundo; sin embargo, el abundante trabajo realizado en nombre de dar testimonio de Dios y de cumplir la voluntad de Dios ganará Su aprobación. ¿Ya habéis comprendido por completo este asunto? Ejerced los derechos como ciudadanos y también cumplid con las responsabilidades y obligaciones como ciudadanos, pero no os convirtáis en políticos, y sed personas que dan testimonio de Dios. Esta es la clave. ¿Entendéis ahora?

Anterior:130-A2 Hablar y predicar sobre la palabra de Dios: “Debes buscar el camino de la compatibilidad con Cristo”

Siguiente:130-A4 Hablar y predicar sobre la palabra de Dios: “Debes buscar el camino de la compatibilidad con Cristo”

También podría gustarte