Invitamos a los buscadores de la verdad a contactar con nosotros.

Seguir al Cordero y cantar nuevos cánticos

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Ancho de página

0 Resultado(s) de búsqueda

No se encuentra los resultados.

`

205. La humanidad original eran seres vivos con espíritu

I

En el principio, Dios creó a la humanidad.

Creó al ancestro de la humanidad, Adán,

con cuerpo y forma, lleno de vida.

Adán rodeado de la gloria de Dios.

Dios creó a la primera mujer, Eva.

La creó del cuerpo de Adán.

Ella también es el ancestro de toda la humanidad.

Y así Su pueblo se llenó con Su aliento y gloria.

Oh, qué día más glorioso,

qué día más glorioso cuando Dios creó a Adán.

Oh, qué día más glorioso,

qué día más glorioso cuando Dios creó a Eva.

Ellos eran los ancestros, tan preciados y puros.

Ellos eran el hombre y la mujer, seres vivos con espíritu.

II

Con Sus manos Dios creó a Adán lleno de gloria y vida.

Él era una perfección tangible, una criatura con espíritu,

una criatura dotada de aliento,

la representación de la imagen de Dios.

Eva fue el segundo ser con aliento que Él creó,

llena de vida y dotada de Su gloria,

formada de Adán con la misma imagen de Dios,

un ser vivo con huesos, carne y espíritu.

Oh, qué día más glorioso,

qué día más glorioso cuando Dios creó a Adán.

Oh, qué día más glorioso,

qué día más glorioso cuando Dios creó a Eva.

Ellos eran los ancestros, tan preciados y puros.

Ellos eran el hombre y la mujer, seres vivos con espíritu.

Oh, qué día más glorioso,

qué día más glorioso cuando Dios creó a Adán.

(Cuando Dios creó a Adán.)

Oh, qué día más glorioso,

qué día más glorioso cuando Dios creó a Eva (creó a Eva).

Ellos eran los ancestros, tan preciados y puros.

Ellos eran el hombre y la mujer, seres vivos con espíritu.

De “La Palabra manifestada en carne”

Anterior:Lo que Dios perfecciona es la fe

Siguiente:La amargura es una bendición de Dios

También podría gustarte