Invitamos a los buscadores de la verdad a contactar con nosotros.

Seguir al Cordero y cantar nuevos cánticos

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Ancho de página

0 Resultado(s) de búsqueda

No se encuentra los resultados.

109 Cuanto más practiques la verdad, más rápido progresará tu vida

Velocidad

109 Cuanto más practiques la verdad, más rápido progresará tu vida

I

La verdad que necesita el hombre

está en la palabra de Dios.

La verdad más beneficiosa y útil a la humanidad.

Es la sustancia que nutre, la que tu cuerpo requiere,

con la que el hombre debe equiparse.

Ayuda a restaurar su humanidad normal.

Cuanto más practiques Su palabra,

más pronto tu vida florecerá.

Cuanto más practiques Su palabra,

más se aclarará la verdad.

II

Conforme crezcas en estatura,

más entenderás el mundo espiritual.

A Satanás vencerás con más poder.

Practica Su palabra y captarás la verdad.

La mayoría de la gente se conforma

sólo con leer los textos de Dios.

Como fariseos, se enfocan en doctrinas

y no experimentan su profundidad.

III

¿Cómo puede la frase “la palabra de Dios es vida”

ser verdad para ellos?

La vida del hombre sólo florecerá practicando Su palabra.

No puede ser que sólo leyéndola puedas crecer.

No puede ser que sólo leyéndola puedas crecer.

Cuanto más practiques Su palabra,

más pronto tu vida florecerá.

Cuanto más practiques Su palabra,

más se aclarará la verdad.

Cuanto más practiques Su palabra,

más pronto tu vida florecerá.

Cuanto más practiques Su palabra,

más se aclarará la verdad.

IV

Si tú crees que entender la palabra de Dios

es tener vida y estatura,

tu entendimiento es un error.

Entender realmente Su palabra

sólo ocurre cuando practicas la verdad.

Debes comprender que, sólo practicando la verdad,

puede entenderse la verdad.

Que, sólo practicando la verdad,

puede entenderse la verdad.

Adaptado de ‘Practicad la verdad una vez que la entendáis’ en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior:Las personas ganadas por Dios poseen la realidad de la verdad

Siguiente:Practicar la verdad cuesta un precio real