Invitamos a los buscadores de la verdad a contactar con nosotros.

Seguir al Cordero y cantar nuevos cánticos

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Ancho de página

0 Resultado(s) de búsqueda

No se encuentra los resultados.

747 Dios sólo elogia a quienes sirven a Cristo con firmeza

I

Deseas tan fervientemente que Dios se alegre de ti,

pero estás tan lejos de Él. ¿Cuál es el problema?

Sólo aceptas Sus palabras, no Su trato ni poda,

menos aceptas Sus planes, ni tienes total fe en Él.

Entonces, ¿cuál es el problema?

Tu fe es como una cáscara de huevo

de la que no puede nacer un pollito,

ya que tu fe no te ha dado la verdad ni la vida,

sino una falsa sensación de sustento y falsos sueños.

Crees en Dios en el cielo y niegas a Dios en la tierra,

pero Yo no apruebo esta opinión que tienes.

Yo elogio a los que sirven comprometidos a Dios en la tierra

y nunca a los que no reconocen a Cristo en la tierra,

que no se escaparán cuando Yo castigue a los malvados,

sin que importe lo leales que sean a Dios en el cielo.

II

El verdadero objetivo de tu fe en Dios

es para darte esperanza y sustento,

en vez de la verdad y la vida.

Tu fe es descarada, sólo busca el favor de Dios,

y esa fe no es verdadera de ninguna manera.

Entonces, ¿cómo podría esta fe dar frutos?

El único objetivo de tu fe en Dios

es usar a Dios para conseguir tus propósitos.

¿Acaso no es esto una ofensa al carácter de Dios?

Crees en Dios en el cielo y niegas a Dios en la tierra,

pero Yo no apruebo esta opinión que tienes.

Yo elogio a los que sirven comprometidos a Dios en la tierra

y nunca a los que no reconocen a Cristo en la tierra,

que no se escaparán cuando Yo castigue a los malvados,

sin que importe lo leales que sean a Dios en el cielo.

III

Ellos son los malvados que se oponen a Dios

y desobedecen a Cristo,

y también los que no conocen o reconocen a Cristo.

Yo elogio a los que sirven comprometidos a Dios en la tierra

y nunca a los que no reconocen a Cristo en la tierra,

que no se escaparán cuando Yo castigue a los malvados,

sin que importe lo leales que sean a Dios en el cielo.

Adaptado de ‘Cómo conocer al Dios en la tierra’ en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior:¿Qué tan corto te has quedado en relación con las exigencias de Dios?

Siguiente:Pedro se enfocó en conocer a Dios de una forma práctica