Pregunta 7: Predicáis que Jesús Nuestro Señor ya ha regresado y que él es Dios Todopoderoso, que ha expresado muchas verdades y está haciendo su juicio de los últimos días. Creo que es imposible. Siempre hemos asegurado que la palabra y la obra de Dios están registradas en la Biblia, y que la palabra y la obra de Dios no existen fuera de la Biblia. Creemos que la Biblia ya incluye la totalidad de la salvación de Dios, la Biblia representa a Dios. Todo el que se adhiera a la Biblia, entrará en el reino de los cielos. ¡Nuestra creencia en el Señor se basa en la Biblia, alejarse de la Biblia constituye una negación y una traición al Señor! ¿Hay algo falso en esta afirmación?

Respuesta: Acabáis de decir que la palabra y obra de Dios se incluyen en la Biblia. que la Biblia contiene toda la salvación de Dios, y que la palabra y obra de Dios no aparecen en ningún sitio fuera de la Biblia. Todo el mundo religioso también lo cree. Parece que nadie puede afirmar con seguridad la validez de esta opinión. En el pasado, tratamos todos los asuntos de acuerdo con la Biblia. Ahora, dejadme preguntar: ¿Esta visión del mundo religioso se corresponde con la palabra de Dios? Jesús Nuestro Señor nunca dijo nada parecido en la Biblia. El Espíritu Santo tampoco dijo nada parecido. ¿Entonces de dónde viene esta idea? De hecho, no es un tema tan difícil de explicar. Se puede afirmar que esta idea del mundo religioso proviene por completo de la fantasía e imaginación del hombre. ¿Por qué digo esto? Todos sabemos que el Nuevo y el Antiguo Testamento de la Biblia solo se refieren a dos etapas de la obra de Dios. ¿Alguien se atreve a decir que la Biblia contiene un relato completo de las palabras y la obra de Dios durante la Era de la Ley y la Era de la Gracia? ¿Alguien aquí se atreve a afirmar que la palabra de Dios expresada durante las profecías en la Era de la Ley y la palabra de Jesús Nuestro Señor durante la Era de la Gracia están reflejadas en la Biblia? De hecho, todos vosotros sois conscientes de que muchos de los libros de los profetas en la Era de la Ley tampoco se incluyen en la Biblia. ¡Esto es un hecho conocido! Muchas palabras del Señor Jesús no están reflejadas en la Biblia. ¡Las palabras de Jesús Nuestro Señor reflejadas en la Biblia son solo la punta del iceberg! Tal como el Evangelio de Juan: “Y hay también muchas otras cosas que Jesús hizo, que si se escribieran en detalle, pienso que ni aun el mundo mismo podría contener los libros que se escribirían” (Juan 21:25). Este pasaje de la Biblia afirma con claridad que la Biblia no es un registro de toda la palabra y obra del Señor Jesús. La Biblia es solamente un relato reducido. ¿Podríais afirmar que todas las palabras y obra de Dios están reflejadas en la Biblia? ¿No se contradice esto claramente con la realidad? ¿Esto no os convierte en mentirosos? Jesús Nuestro Señor predijo muchas veces que regresaría. ¿Cómo podría reflejarse en la Biblia la palabra de Jesús Nuestro Señor retornado con anterioridad! ¡Es verdad, imposible! Deberíamos ser muy claros. La Biblia es un registro de la obra de Dios en el pasado. Tantos años después de que se escribiera el Antiguo Testamento, Jesús Nuestro Señor vino y llevó a cabo la obra de redención durante la Era de la Gracia. Decidme, ¿la palabra de Jesús Nuestro Señor se escribe automáticamente en la Biblia? ¡eso sería imposible! La palabra y obra de Dios tenían que ser recopiladas antes de poder incluirse en la Biblia. En los últimos días Dios Todopoderoso ha venido a hacer su juicio comenzando por la casa de Dios, y expresando todas las verdades para purificar y salvar a la humanidad. ¿Podían estas verdades aparecer de forma automática en la Biblia? ¡Imposible! La Iglesia de Dios Todopoderoso reúne todas las verdaderas expresadas por Dios Todopoderoso en la Biblia de la Era del Reino, o sea, La Palabra Aparece En Carne. Esta Biblia de la Era del Reino contiene solo la expresión de Dios, no hay palabras del hombre en ella. Se podría decir que La Pablbra Aparece En Carne es el camino de vida eterna concedida al hombre por Dios en los últimos días. Así que la opinión de que la palabra y obra de Dios están reflejadas en la Biblia y que la palabra y obra de Dios no aparecen fuera de la Biblia es errónea, absurda y el resultado de las imaginaciones y fantasías del hombre.

Podemos aclarar mejor este asunto leyendo algunos pasajes de la palabra de Dios Todopoderoso. Dios Todopoderoso dice: “Lo que consta en la Biblia es limitado e incapaz de representar la totalidad de la obra de Dios. Los Cuatro Evangelios tienen, en conjunto, menos de cien capítulos, en los cuales está escrito un número limitado de sucesos, como cuando Jesús maldijo a la higuera, las tres veces que Pedro negó al Señor, la aparición de Jesús a los discípulos después de Su crucifixión y resurrección, la enseñanza sobre el ayuno, la enseñanza sobre la oración, la enseñanza sobre el divorcio, el nacimiento y la genealogía de Jesús, la elección de los discípulos por parte de Jesús, etc. Sin embargo, el hombre los valora como tesoros, comparando, incluso, la obra actual con ellos. Incluso creen que toda la obra que Jesús llevó a cabo en Su vida no fue tanta, como si Dios solo fuera capaz de hacer algunas cosas y nada más. ¿No es esto absurdo?” (‘El misterio de la encarnación (1)’ en “La Palabra manifestada en carne”).

En su momento, Jesús solo les dio a Sus discípulos una serie de sermones en la Era de la Gracia relativos a cómo practicar, cómo reunirse, cómo suplicar en oración, cómo tratar a los demás, etc. La obra que Él llevó a cabo fue la de la Era de la Gracia y solo explicó cómo debían practicar los discípulos y los que lo seguían. Él realizó únicamente la obra de la Era de la Gracia y nada de la obra de los últimos días. […] La obra de Dios en cada era tiene límites claros; Él sólo realiza la obra de la era presente, no la de la siguiente era de antemano. Solo así puede ponerse de manifiesto Su obra representativa de cada era. Jesús solo habló de las señales de los últimos días, de cómo ser paciente y cómo ser salvado, de cómo arrepentirse y confesar, y de cómo cargar la cruz y soportar el sufrimiento; Él nunca habló de cómo debe el hombre lograr la entrada en los últimos días ni de cómo debe buscar satisfacer la voluntad de Dios. Por tanto, ¿acaso no es ridículo buscar la obra de Dios de los últimos días en la Biblia? ¿Qué puedes ver simplemente aferrándote a la Biblia? Ya sea un comentador de la Biblia o un predicador, ¿quién podría haber visto de antemano la obra de hoy?” (‘¿Cómo puede el hombre que ha delimitado a Dios con sus nociones recibir Sus revelaciones?’ en “La Palabra manifestada en carne”).

Si deseas ver la obra de la Era de la Ley y cómo siguieron los israelitas el camino de Jehová, debes leer el Antiguo Testamento; si deseas entender la obra de la Era de la Gracia, debes leer el Nuevo Testamento. Sin embargo, ¿cómo ves la obra de los últimos días? Debes aceptar el liderazgo del Dios de hoy y entrar en la obra de hoy, porque esta es la nueva obra y nadie la ha registrado anteriormente en la Biblia. […] La obra de hoy es una senda por la que el hombre nunca ha caminado, y es un camino que nadie ha visto jamás. Es una obra que nunca se ha llevado a cabo antes; es la obra más reciente de Dios en la tierra. […] ¿Quién podría haber registrado cada fragmento de la obra de hoy, sin omisión y de antemano? ¿Quién podría haber registrado en aquel viejo libro enmohecido esta obra más poderosa y sabia que desafía las convenciones? La obra de hoy no es historia, y, por tanto, si deseas caminar por la nueva senda de hoy, debes apartarte de la Biblia, ir más allá de los libros de profecía o historia que están en ella. Solo entonces serás capaz de caminar por la nueva senda apropiadamente, y solo entonces serás capaz de entrar en el nuevo ámbito y en la nueva obra” (‘Relativo a la Biblia (1)’ en “La Palabra manifestada en carne”).

Dices que solamente aferrándonos a la Biblia conseguiremos entrar en el reino de los cielos. Permíteme que te pregunte: ¿Hay alguna prueba en la Biblia de este punto de vista? ¿Dijo algo al respecto Jesús Nuestro Señor? ¿Alguna vez dijo esto el Espíritu Santo? ¿Por lo tanto de dónde viene esta idea? ¡Esta idea presenta un grave problema! Fue el hombre el que recopiló la Biblia, no fue Dios. Al ser compilada por los hombres, naturalmente se dejaron fuera algunas cosas y se cometieron errores, porque los hombres no habían recibido la salvación y perfección de Dios, y les faltaba la verdad. Eran incapaces de distinguir lo que había sido emitido por Dios y lo que había sido emitido por el hombre. Sobre todo eran incapaces de reconocer las desviaciones en los testimonios experiencial de los hombres. Además, al faltarles la verdad y el criterio, los hombres a menudo eligieron lo que les gustaba según su imaginación y fantasía, y suprimieron y eliminaron lo que Dios expresaba que se no se ajustaba a su pensamiento. Por lo que eran más propensos a cometer errores. Así que, forzosamente, los hombres cometieron fallos al recopilar la Biblia. Si vuestra fe en Dios se basa únicamente en la Biblia, ¿cómo puedes estar seguro de que te salvarás y entrarás en el reino de los cielos? Jesús Nuestro Señor nunca dijo que el hombre entraría en el reino de los cielos solamente acatando la Biblia. Sobre cómo entrar en el reino de los cielos, Jesús Nuestro Señor dijo explícitamente: “No todo el que me dice: ‘Señor, Señor’, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos” (Mateo 7:21). Jesús Nuestro Señor lo dejó claro: Solamente aquellos que cumplan la voluntad del Padre celestial entrarán en el reino de los cielos. Pregunto a los que todavía insisten en que entrarán en el reino de los cielos únicamente los que acaten la Biblia, ¿Aferrarse a la Biblia equivale a cumplir la voluntad del Padre que está en los cielos? ¿Puede la Biblia representar la obra del Espíritu Santo? Sin la obra del Espíritu Santo, ¿puede el hombre conseguir la salvación solo por acatar la Biblia? ¿Puede purificarse el carácter corrupto del hombre solamente leyendo la Biblia? ¿Puede cambiarse su carácter vital? ¿Solo con entender la Biblia puede el hombre conocer a Dios? Como todo el mundo sabe, los fariseos conocían muy bien la Biblia. Pero, ¿por qué clavaron a Dios en la cruz? Cuando Jesús Nuestro Señor vino, ¿por qué maldijo a los fariseos, a los grandes intérpretes de la Biblia? ¿Acatar la Biblia significa reconocer la voz de Dios? ¿Significa ser llevado ante el trono de Dios? ¿Significa asistir al banquete de bodas del Cordero? ¿Tienes repuestas para estas preguntas? El Señor Jesús dijo: “Examináis las Escrituras porque vosotros pensáis que en ellas tenéis vida eterna; y ellas son las que dan testimonio de mí; y no queréis venir a mí para que tengáis vida” (Juan5:39-40). Usáis la Biblia como sustituto del Señor, de su palabra y obra tras el segundo advenimiento. ¿No es una traición al Señor? ¿Sois sirvientes del Señor o de la Biblia? ¿Servís al Señor o a la Biblia? Si ni siquiera entendéis la relación entre la Biblia y el Señor, ¿cómo pretendéis conocerle? Jesús Nuestro Señor lo dejó claro: Adoráis y creéis ciegamente en la Biblia. Creéis que la vida eterna puede encontrarse en la Biblia, pero desobedecéis y no adoráis al Señor. ¿No es exactamente ese camino el que siguieron los fariseos? ¿No adoraban los fariseos a la Biblia en vez de al Señor? ¿No clavaron a Jesús Nuestro Señor en la cruz, fueron maldecido por el Señor? ¡Eso es un hecho que no se puede negar! Sin embargo decís que se entra en el reino de los cielos acatando la Biblia, ¿no es absurdo? Habéis creído en el Señor durante años, habéis ejercido de anciano y de pastor pero seguís manteniendo estas opiniones absurdas. ¿En qué os diferenciáis de los fariseos hipócritas? ¿Habéis creído en el Señor durante años pero no os habéis dado cuenta todavía de la verdadera naturaleza de este asunto? Tras muchos años de fe, el hombre debería comprender la voluntad del Señor. El Señor ha regresado en los últimos días para llevar a todos los santos al reino de los cielos. Nadie está seguro de cómo lleva a los santos al reino de los cielos. Pero Jesús Nuestro Señor dijo que las vírgenes prudentes que oyen la voz del novio irán con el Señor al banquete. Esto prueba que cuando el Señor regrese en los últimos días, aquellos que hayan oído su voz y hayan ido con él al banquete serán llevados al reino de los cielos. Aquellos que oyen la voz del Señor son los más afortunados. Pensemos un momento, ¿aprenderse de memoria la Biblia significa que reconoceremos la voz del Señor? ¿Aprenderse la Biblia de memoria significa que conoceremos la voz del Señor? Es verdad, los fariseos tenían un conocimiento profundo de la Biblia y a menudo explicaban a los demás pasajes de la Biblia, y a pesar de ello clavaron a Jesús Nuestro Señor en la cruz. ¿Qué falló? Por consiguiente, está claro que solamente los que aman la verdad y pueden escuchar la voz de Dios recibirán al Señor, y recibirán de él la vida. Solamente ellos entrarán en el reino de los cielos.

Extracto del guion de la película de “Quién es mi Señor”

Anterior: Pregunta 6: En vuestra comunicación, decís que la Biblia es la Biblia, Dios es Dios. Entiendo que la Biblia no puede en absoluto representar a Dios. Pero entonces, ¿cuál es la relación entre la Biblia y Dios? Aún no lo entiendo. Por favor, ¡comunicaos más con nosotros!

Siguiente: Pregunta 8: Durante 2000 años, el mundo religioso ha mantenido la creencia de que la Biblia está inspirada por Dios, que es su palabra, así que la Biblia representa al Señor. El mundo religioso condenará sin ninguna duda y marcará como herejes a aquellos que nieguen que la Biblia está inspirada por Dios y que es su palabra. ¿Está mal mi comprensión de esto?

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.

Contenido relacionado

2. ¿Cómo se puede conocer el carácter y la esencia de Dios?

Hablando sinceramente, si uno solo utiliza sus momentos de inactividad para centrarse en y entender las palabras o los hechos del Creador, y presta un poco de atención a los pensamientos del Creador y a la voz de Su corazón, no será difícil para ellos darse cuenta que los pensamientos, las palabras y los hechos del Creador son visibles y transparentes.

3. Las verdades expresadas por Dios Todopoderoso en los últimos días son el camino de la vida eterna

Aunque Jesús hizo mucha obra entre los hombres, sólo completó la redención de toda la humanidad, se convirtió en la ofrenda por el pecado del hombre, pero no lo libró de su carácter corrupto. Salvar al hombre totalmente de la influencia de Satanás no sólo requirió a Jesús cargar con los pecados del hombre como la ofrenda por el pecado, sino también que Dios realizara una obra mayor para librar completamente al hombre de su carácter, que ha sido corrompido por Satanás.

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro